Inicio Sociedad “Los 3 mil son una burla”: empleados de Luque vuelven al trabajo

“Los 3 mil son una burla”: empleados de Luque vuelven al trabajo

Luego de un ofrecimiento de pago parcial del sueldo adeudado por parte de la empresa, los trabajadores abrirán las puertas de los supermercados hasta completar el pago. El ofrecimiento.

Una de las 1.200 empleados de Emilio Luque, durante la última manifestación frente a Casa de Gobierno. (Crédito: Sebastián Ángel)

Emilio Luqueofreció $3.000 a los empleados de su cadena de supermercados homónima. La cifra corresponde a aproximadamente dos terceras partes del sueldo adeudado de mayo. Lejos de cumplir con las expectativas y el objetivo de garantizar la continuidad laboral, los trabajadores aceptaron el ofrecimiento y volverán a abrir las puertas de las más de 20 sucursales en Tucumán.
El acuerdo se logró pasadas las 16:30 en la Secretaría de Trabajo de la Provincia. A la audiencia asistieron Carolina Vargas Aignasse, secretaria de Gobierno, y el empresario tucumano.
“La propuesta de Luque era que volviéramos a trabajar ahora mismo a cambio de $3000”, contó Javier Martínez, delegado gremial de la sucursal de avenida Alem, a eltucumano.com. Los empleados, sin embargo, definieron reabrir las puertas mañana sábado. Hoy terminarán de desconcentrar en los lugares de manifestación y volverán a sus casas a preparase para una nueva jornada laboral, con la incertidumbre a flor de piel.
La suma ofertada se pagará antes de finalizar el turno matinal, según precisó el delegado. Será descontado por planilla. El saldo del salario correspondiente a mayo se pagará con todo lo que se recaude de las ventas realizadas en todas las sucursales. Son más de 1.200 los empleados los que trabajan en la cadena de supermercados.
“No podemos desconocer la necesidad de la gente que no tiene una moneda; los 3 mil son una burla, pero la gente necesita para comer hoy”, se lamentó Martínez, que adelanta que el regreso a los puestos de trabajo se realizará en alerta y movilización. “Esto está lejos a la solución de fondo, no se acerca a lo que queremos, a lo que estamos luchando: por la continuidad del trabajo; esto nos deja igual que antes”, concluyó.
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) embargó los ingresos de la cadena de supermercados de abril y mayo. Esto ─según el propio Emilio Luque─ le complicó cumplir con los pagos. El empresario es también dueño del molino de alimentos más grande del noroeste, el Complejo Agroindustrial San Salvador, y del Ingenio Concepción, el más grande de Tucumán. Hasta resolver el conflicto financiero, Luque solicitó ayuda económica a la Provincia, cuestión que ya está en estudio.

Te puede interesar:  El legislador Osvaldo Morelli falleció tras contraer coronavirus

Futuro incierto
La principal preocupación de los empleados del súper es cómo va a continuar la situación luego de completar el pago de los sueldos de mayo. Con una investigación de AFIP en curso y una caída en las ventas supermercadistas que parece no remontar, el empresario Emilio Luque se encargó de deslizar la posibilidad de acotar su estructura actual. El modelo cooperativo en algunas de sus sucursales es una opción. La venta, también.
“Sabemos el planteó el tema de que va a buscar asociarse a través de cooperativas. Está planteado que si una de las formas de salir de esto es vender la empresa, lo va a hacer”, recordó Martínez sobre reuniones anteriores que habían mantenido con Luque, y agregó: “Nos dijo que iba a hacer cualquier cosa para solucionar la situacion”.