Inicio Actualidad “Los choferes no son rehenes de nadie”, dijeron desde UTA

“Los choferes no son rehenes de nadie”, dijeron desde UTA

Fuerte advertencia de la conducción nacional del gremio sobre el conflicto en Tucumán.

La conducción nacional de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que lidera Roberto Fernández, denunció ayer en distintos medios más de un centenar y medio de despidos de choferes de micros de corta y media distancia en Tucumán, y aseguró que esta decisión que tomó el sector empresario fue “premeditada”.

Fernández, dirigente a su vez de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), precisó que los más de 150 choferes de varias empresas tucumanas comenzaron ayer a recibir los telegramas de despido, lo que implica suponer que “no fue un hecho aislado sino premeditado”.

“Se trata de una determinación patronal que estaba pensada para generar caos. No se puede tomar a los choferes como rehenes de ninguna historia política. Los trabajadores no son rehenes de nadie y, su paciencia, se agota”, puntualizó el sindicalista en un comunicado que fue difundido ayer.

Fernández sostuvo que el gremio nacional mantiene permanentes reuniones con los empresarios en demanda de “la reincorporación de todos los cesanteados”.

El dirigente gremial, sin embargo, advirtió que si no son reincorporados los trabajadores a sus labores en “las próximas horas”, la organización sindical adoptará “las medidas que correspondan”.

Además, el sindicalista explicó que también hay problemas en Chaco a partir de una deuda del 50% de los haberes de julio último y por diferencias con el aguinaldo. En esta provincia los choferes están cumpliendo un paro del servicio de transporte público de pasajeros, que “continuará por tiempo indeterminado hasta que se acrediten los haberes”, manifestaron los dirigentes gremiales.

Fernández, por su lado, convocó a los empresarios a que “reflexionen” para evitar el reinicio de las medidas de fuerza en defensa de “los intereses de los trabajadores” y puntualizó que “las soluciones deben ser halladas por los patrones y los gobiernos provinciales”, concluyó. (Télam)