Inicio Actualidad

Los contagios por COVID-19 en Tucumán aumentaron más del 5000% en apenas 12 semanas

Creció también la ocupación de camas, aunque todavía a un nivel bastante menor al de la tercera ola, período con menor cantidad de internaciones de toda la pandemia.

coronavirus
Hisopados en Tucumán. Foto Ministerio de Salud

Ayer martes en Tucumán fueron reportados 920 muestras positivas de COVID-19. Una cifra alarmante, teniendo en cuenta que la última vez que en la provincia se procesaron más de nueve centenas de casos fue hace exactamente cinco meses y 22 días. La cuarta ola está en ciernes en la provincia. Lo demuestran las cifras y los gráficos. ¿Lo positivo? La letalidad está en los niveles más bajos producto, principalmente de la campaña de vacunación.

Viviendas Belgrano

Y, al respecto, también hay puntos por analizar. Lo que dicen los números, obtenidos de cada reporte que el Ministerio de Salud provincial emite a través de su sitio web, es que en territorio tucumano los casos confirmados han registrado un incremento de más de 5000% en las últimas 12 semanas. De 76 infectados registrados hasta el 9 de mayo, la cuenta hasta el 25 de julio es de 3923.

Otro dato que llama la atención es cuando se comparan las curvas de 2022 y 2021 del mismo período. Mientras en julio del año pasado los contagios tendían a bajar, en la actualidad la tendencia es completamente opuesta, superando por más de 400 casos el registro de la misma fecha. Se percibe un agravamiento de contagios a partir de la semana del 23 de mayo, cuando empiezan a reportarse más de 100 casos diarios luego de doce semanas con cifras por debajo de la centena.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Con reclamos al Gobierno, piqueteros oficialistas se movilizan en la Marcha de San Cayetano

En cuanto a la muerte de pacientes contagiados, la semana recién pasada fue la de mayor número en las últimas cinco. Fueron 12 las muertes reportadas. Número bajo en comparación al mismo momento del año pasado, cuando los decesos informados eran 14. De hecho, el índice de letalidad (calculado por semana) hace un año era de 1,8% y en la actualidad esa cifra es de 0,3%. A un nivel mucho menor, pero en idéntica tendencia, analizamos las internaciones.

Tomando como medida las últimas doce semanas, la ocupación de camas registra un incremento de 1685%. Un valor que alarma a primera vista, pero que en números significa que hasta el 9 de mayo había siete pacientes internados y hasta el 25 de julio había 125. El mayor aumento en internaciones se registra entre pacientes derivados a Terapia Intensiva sin necesidad de asistencia respiratoria mecánica (ARM).

En total, 55 internados hasta el 25 de julio, casi un 20% más que la semana anterior y 189% más que hace exactamente un mes. Por otra parte, y según el sitio COVID-STATS, que administra datos publicados por el Ministerio de Salud de Nación, existe una enorme brecha entre vacunados con la segunda y tercera dosis contra COVID-19. Casi un 50% de diferencia porcentual, contra 11,22% que separa a los inoculados con primera y segunda dosis. No hay datos sobre el avance de la cuarta dosis.

Artículo anteriorLa escasez de reservas logró abrirle la puerta al “dólar soja”
Artículo siguienteJaldo recibió a representantes de colegios parroquiales