Inicio Economía

Los empleados estatales… “devaluados”

Los dirigentes gremiales de ATE Tucumán miran para otro lado, mientras el poder adquisitivo del salario de los trabajadores está por el piso, devorado por la inflación

casa de gobierno sánchez
Marcelo Sánchez

En medio del fuego cruzado que entre los diferentes candidatos se tiran sin cesar, resulta llamativo que, por el contrario, un silencio ensordecedor en lo que respecta al salario es lo que se escucha de parte de los referentes del gremio de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). ¿Acaso no se supone que este sindicato debería tener como misión principal la de pelear por los intereses de los empleados estatales?

Viviendas Belgrano

Y es que los empleados del Estado fueron los más golpeados por la crisis económica derivada de la pandemia y de la cuarentena estricta durante todo el transcurso del 2020. En ese sentido, este grupo de trabajadores no contaron con paritarias en todo el año pasado teniendo en cuenta el hecho de que la inflación registrada se ubicó por encima del 50%, lo cual significa que el salario tuvo una pérdida en ese porcentaje en el 2020.

Te puede interesar:  Mercados: Wall Street profundizó las caídas y las acciones argentinas registraron bajas de hasta un 9 por ciento

Es por ello, que la lógica indicaba que en este 2021, los máximos referentes de ATE Tucumán se encargarían de conseguir, para los trabajadores a los que dicen representar, una sustantiva recomposición salarial en sus haberes. Sin embargo, nada de eso ocurrió y, por el contrario, este año negociaron con el Gobierno provincial y arreglaron un insignificante 29% que, para colmo, se abonará en dos tramos.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

La gravedad de esta situación radica en que para este año existe una proyección de una inflación que se ubique por encima del 50% de este año. Además, sobre llovido mojado, teniendo en cuenta que ya durante el 2019 existió también un desfasaje entre el aumento de precios de ese año y el salario que percibían los trabajadores estatales. Considerando esto, los empleados del Estado llevarían una pérdida del 75% aproximadamente en cuanto a poder adquisitivo.

Te puede interesar:  Compras online en el exterior: el Gobierno bajó de USD 3.000 a USD 1.000 el tope por envío

Asimismo, en el resto de los sectores que conforman en mundo del trabajo, todos los gremios se encuentran acordando nuevas actualizaciones que se hallen mucho más cerca de la inflación real proyectada para este 2021. Sin embargo, desde ATE Tucumán se decidió mirar para otro lado en un comportamiento que no encuentran otro fundamento que no sea el de una clara complicidad con el Poder Ejecutivo provincial.

En definitiva, mientras el aumento de precios generalizado se acelera sin importar cuantos controles se implementen desde la política, debería resultarles urgente a los representantes gremiales de ATE que sus representados logren recuperar lo perdido durante el año pasado. No obstante, a estos sindicalistas los uniría con el oficialismo provincial algún tipo de interés que no han blanqueado.

Te puede interesar:  Cristina Kirchner bajó línea y ahora el kirchnerismo milita el ajuste

Es por ello que los dirigentes gremiales de ATE estarían siendo funcionales al Gobierno provincial. Tal parece que se encuentran más preocupados por mantener los lugares que ocupan y donde parecen atornillados, que en garantizarles a los empleados del Estado que su salario será bien defendido. Mientras tanto, la campaña electoral avanza sin freno y los empleados estatales siguen conformando el ultimo orejón del tarro.

Artículo anteriorTucumán suma 176 nuevos contagios y CINCO muertes por Covid-19
Artículo siguienteDetienen a dos hombres por violencia de género: uno golpeó a su concubina y el otro amenazó de muerte a su ex pareja