Entrega de ambulancias
Inicio Actualidad

Los salteños le marcan el camino a Tucumán para terminar con EDET: quieren estatizar el servicio eléctrico

Protestas en Orán, Salta

82781 690061 or c3 a1n 20protesta 20contra 20edesa
Trasplante de medula osea

Por el calor extremo, y también para permitir la participación de trabajadores que a esa hora ya abandonan sus tareas, hace dos semanas que las asambleas del norte salteño por el tarifazo eléctrico (Orán, Tartagal y Embarcación) se realizan de noche. Ayer, en el acampe en la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, un vecino reprodujo parte de una entrevista realizada al gobernador Gustavo Sáenz. “¿Se sabe quiénes son los accionistas de Edesa?”, le preguntó un periodista al mandatario salteño. “La verdad, nunca me puse a ver quienes son los dueños”, respondió. “Sería una imprudencia de mi parte y una irresponsabilidad decirlo. De todos modos, no me interesan los dueños, sino que den un buen servicio. Caso contrario, que vayan buscando otro trabajo”, sostuvo.

Los vecinos del acampe de Orán no le creyeron. “Nosotros queremos que se rescinda el contrato y que Edesa (la sociedad anónima que monopoliza el mercado eléctrico salteño desde 1996) se vaya”, expresó el asambleísta Ruben Tolay. “Al irse la empresa, tenemos que obligar a la provincia a que invierta y mejore el servicio. Esta empresa no va a mejorar nada”, explicó. “No hay que pedir que venga otra, porque ya pasó con Aguas del Norte (la sociedad a cargo del servicio de agua). El dueño de la energía tiene que ser la provincia, es decir nosotros. Incluso debemos pedir una comisión de usuarios que audite”. Al finalizar su intervención, otra vecina con la ayuda visual de una pizarra, explicó que Edesa “es una empresa monopólica. Ellos tienen la energía más cara (del país), porque en la boleta nos cobran por energía reactiva (un plus en función del consumo), más cargo fijo, más IVA. Así no hay bolsillo que resista”, manifestó.

El gobierno de Salta dispuso ayer, mediante el decreto N° 50, una “Bonificación de tarifa para zonas cálidas” en el servicio de energía eléctrica prestado por la empresa Edesa para usuarios que residen en los departamentos de Orán, San Martín, Anta y Rivadavia. La decisión llegó el día después del magro resultado de la mesa de diálogo entre funcionarios y representantes de las protestas de Tartagal y Orán, cuya primera reunión se realizó el miércoles último en la localidad de Campamento Vespucio. Si bien se había previsto hacerla en General Ballivián, el lugar se cambió para evitar que hubiera alguna manifestación.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

“Estos políticos aplauden como focas. Los llamo a la seriedad. Son obsecuentes. Estan aplaudiendo como operadores políticos de la empresa”, expresó anoche su descontento otro asambleísta de Orán. Hizo alusión al revuelo (mediático y en redes sociales) que provocó el presidente del Ente Regulador de los Servicios Públicos de Salta, Carlos Saravia. En la reunión del miércoles último con vecinos de Tartagal y Orán, el funcionario dijo que pidió ayuda a intendentes, diputados, senadores y concejales de los departamentos de Orán y San Martín, y nunca obtuvo buena respuesta.

También aseguró que los problemas de Edesa en la prestación del servicio eran en realidad problemas con sus inversores. Citó particularmente a la sociedad anónima Transnoa, encargada del transporte de energía eléctrica por distribución troncal en provincias del noroeste, entre ellas Salta. “Transnoa tiene kilómetros de concesión, pero demora 52 minutos en llegar (la electricidad) porque no tiene gente. Le dije a todos los legisladores de Orán, pero nadie se hizo eco. El tarifazo tiene que ver con la distribución”, explicó el presidente del Ente Regulador a los vecinos reunidos en Vespucio.

Durante la asamblea de ayer en San Ramón de la Nueva Orán las quejas se multiplicaron. “Nos trató de ignorantes a todos. Intenta confundirnos. Si le dan veinte días al Ente Regulador, empiezo a desconfiar, porque el presidente del Ente trabaja para las empresas no para el estado, que somos nosotros. No son ninguna buena noticia los (dos) decretos. No es la solución que queremos, mucho menos definitiva. Todo el sector político debería ser más serio, venir aquí y dialogar con nosotros, porque de otro modo, esto va para largo”, expresó otra vecina.

El segundo decreto firmado en la semana por el gobernador Gustavo Sáenz se conoció en la tarde de ayer. Bonifica en zonas cálidas las tarifas del servicio de energía eléctrica prestado por Edesa. La medida especifica que los departamentos cálidos de Salta son Rivadavia, San Martín (donde se encuentra la ciudad de Tartagal), Orán y Anta, el último en el sur provincial. Sin embargo, este último sabe a poco por sus generalidades. No menciona si el porcentaje de la bonificación por zona caliente corresponde a aquella que menciona el decreto 38 del martes pasado. Es decir, a los vecinos que acampan en San Ramón de la Nueva Orán, Tartagal y Embarcación principalmente no les queda claro si efectivamente la reducción de las facturas correrá para todos los usuarios generales y residenciales cuando el monto final de sus boletas supere el 30% de lo que pagaron en noviembre del año pasado.

La medida rubricada ayer le otorga al Enresp la potestad de gestionar y adoptar “todas las medidas y actos previstos en la normativa (…) para la plena operatividad” de la decisión en un plazo no mayor a 20 días. “¿Qué hacemos hasta entonces? No podemos aguantar así 20 días más”, comentó Marcos Puca, del Movimiento Evita de Orán. Los cortes de luz ocurren a diario, especialmente en horas pico con temperaturas promedio de 40 a 45 grados y sensación térmica superior. Van de la mano con los golpes de tensión, que ponen en riesgo equipos eléctricos. En el decreto del martes, tan sólo en uno de sus fundamentos el gobierno provincial menciona que Edesa deberá realizar un Plan de Inversiones Obligatorio durante el año en curso.

“Peleamos por una tarifa adecuada y federal”, explicó Puca. “Queremos una mesa de diálogo donde participemos todos y donde nosotros demos nuestra conformidad a las decisiones que se toman”, continuó. “También queremos que blanqueen quienes son los verdaderos accionistas de la empresa, porque son ellos los que nos roban. El acampe va a continuar porque estamos decididos a buscar una solución real. No queremos que los laureles se los lleven los políticos porque esta es una lucha del pueblo y la victoria será del pueblo”.

Luis González, referente del acampe en Embarcación, dijo que hoy continuará la toma de la oficina de Edesa en la terminal de esa localidad. La medida de los vecinos comenzó ayer, al ver que los empleados continuaban cobrando las facturas de diciembre, con los precios del tarifazo.

“En la empresa nos explicaron que a ellos (por la oficina de Embarcación) sus superiores no les informaron que debían cobrar las facturas con el valor de noviembre”, contó González. Anunció que el martes próximo realizarán una marcha por el pueblo. Será entre las 20 y 21 horas. Buscan que los vecinos conozcan lo que está ocurriendo. “El decreto no satisface nuestras demandas”, manifestó luego.

“La tarifa debe ser diferenciada, debe tomar como base lo cobrado en el mes de octubre y de ahí, establecer una bonificación del 80%. También queremos que Edesa finalice su contrato y que se reestatice la energía eléctrica. Queremos una definición ahora. Los políticos buscan dilatar, desgastarnos, y llevarnos al tiempo de elecciones”, dijo en referencia al plazo que estableció el decreto 38 firmado el martes pasado. En él se estableció un término de 180 días (cuatro meses) para que el Ente Regulador realice una auditoría y análisis financiero de la empresa en los departamentos Orán y San Martín. Las elecciones a gobernador de Salta se celebrarán en mayo próximo.

Hasta el momento, la decisión en los acampes de Orán, Tartagal y Embarcación es que la lucha continúa. En Tartagal evalúan trasladar las carpas de los vecinos a la ruta durante la semana que viene. En Orán evalúan bloquear los desfiles del Carnaval. “Lo que se votó en las asambleas democráticas es continuar profundizando nuestras demandas”, cerró Marcos Puca. Por otro lado, los vecinos esperan que tanto el gobernador salteño como su gabinete de ministros “bajen” al territorio del norte salteño. Reclaman dialogar en una mesa común sobre el valor de la energía, discutir los ítems que se facturan en los usuarios residenciales, y que el resultado final de la tarifa sea igual o menor de la que se paga en Ciudad Autónoma de Buenos Aires o Córdoba.

Dejanos tu Comentario