Entrega de ambulancias
Inicio Actualidad

Los testimonios que demuestran que Pablo Moyano sí era el líder de la asociación ilícita

Los Testimonios Que Demuestran Que Pablo Moyano Sí Era El Líder De La Asociación Ilícita
Trasplante de medula osea

Este lunes la jueza Brenda Leticia Madrid sobreseyó a Pablo Moyano en un expediente en el que se lo investiga como líder de una asociación ilícita en el marco de la Causa Independiente.

La misma no careció de polémicas desde el principio, incluso el primer juez, Luis Carzoglio, debió ser removido tras una serie de polémicas que daban a entender su parcialidad.

La argumentación principal del fallo emitido por la jueza es que de la investigación realizada por la fiscalía a cargo de Sebastián Scalera no se desprende que haya evidencia concluyente que involucre al “Salvaje” con los hechos delictuales.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

No obstante esos elementos sobran. De hecho, barras imputados en esta causa y socios del club han señalado a Moyano (h) como quien le daba todos los beneficios a Pablo Alejandro “Bebote” Álvarez, ex líder de la barra.

Maniobras de defraudación

Álvarez es una pieza clave en la reconstrucción de la desfinanciación del club y fue quien, incluso inculpándose de haber sido el líder de la barrabrava, con todo lo que ello conlleva, declaró mejor que nadie cómo se defraudaba a la institución deportiva de avellaneda.

Las maniobras fueron diversas, por ejemplo una de las cosas que menciona es: “Vean los contratos de los jugadores que trajeron, los traían lesionados y los hacían pasar por sanos y le costó el puesto a al médico porque no quiso firmar nada, un médico de 20 años en el club”. Incuso ejemplificó sus dichos mencionando al uruguayo Cristian “Cebolla” Rodríguez y a Walter Daniel Erviti Roldán.

En otro tramo de su declaración habló sobre retornos al mencionar que “Camioneros tenía una empresa de la cual, Martin Tur, ellos sobrefacturaban los viajes para el reintegro a Pablo Moyano. (…) La Justicia va a ver que las sobrefacturaciones a Martín Tur no son comparativas con la que nos llevaba siempre a nosotros a la cancha, siempre fueron sobrefacturadas (sic)”.

Otro ejemplo que dio fue que en un partido que Independiente disputó contra Flamengo, según la contabilidad del mismo CAI, se habían vendido 36 mil entradas, sin embargo, en ese enfrentamiento deportivo la cancha se encontraba ocupada por un total de 54 mil espectadores.

Lo que se sospecha es que ese 33% de entradas que se facturaron por fuera de la contabilidad del club, habrían sido revendidas por la misma barra que lideraba Bebote.

Sin embargo, según las declaraciones del mismo Álvarez, esas entradas fueron revendidas, mediante un circuito ilegal, por Camioneros o por Independiente, aduciendo que en aquel momento quienes componen la mencionada barrabrava se encontraban tras las rejas.

Como otro ejemplo resonante de la defraudación al club, el ex cabecilla de la barra cuenta que en “el 2014 el club compró 2500 butacas y se pagaron un millón de pesos y en 2016 Pablo Moyano compró 4100 butacas y las facturó al club en 13 millones de pesos. Yo sé que hubo una importante inflación en el país, pero no tanto, esa es otra defraudación más”.

Pero no es el único, hay un sinfín de testimonios que lo señalan a Pablo como la cabeza de la asociación ilícita. Por caso, Florencia Arietto, quien fuera jefa de seguridad durante la presidencia de Javier Cantero, declaró: “Estoy absolutamente convencida de que Hugo y Pablo Moyano son los jefes de la asociación ilícita. Nada se hace sin autorización de Hugo, y Pablo es como el organizador. Pablo Moyano es el que manda a que se ejecute las ordenes de su padre y el que mueve el dinero”.

En tal contexto, agregó que “a ‘Bebote’ y a los barras alguien los financió y ese alguien fue Moyano”.

Por su parte, Ariel Cristian Ojeda, socio de Independiente desde el 2009, cuenta que a Álvarez “Pablo Moyano le bajaba todo. Le daba micros para viajar gratis, entradas gratis, viajes al exterior si se jugaba en otro país, todo era pagado por Pablo Moyano”.

En tal sentido, insiste: “’Bebote’ manejaba la barrabrava, pero Pablo Moyano era el que manejaba a ‘Bebote’ por medio de la plata”. En otra parte también aclara que “la plata de la cuota la bajaba el club”.

Uno de los más elocuentes fue un socio de nombre Lucas Elias Lieblich, quien comentó que “previo a las elecciones a presidente del club, Hugo Moyano tuvo una reunión con ‘Bebote’, el ‘Polaco’ Petrov y todos los pibes de la barra, en donde les pidió que lo votaran a él y que les iba a dar beneficios”.

En ese sentido agrega que “los primeros 5 meses de gestión tuvimos unos beneficios barbaros, entradas y bonos gratis” y asimismo asegura que “también les daba entradas de protocolo. Que ‘Bebote’ tenía protocolos y los repartía para la reventa”

Otro socio, Matías Rubén Leguizamon manifestó que “las entradas de visitante nos la daban arriba del micro previo a entrar a la cancha. Nos daban comida en los viajes. Parábamos en un pueblo, nos daban una media res y nosotros la cocinábamos. Creo que eso también lo ponía Moyano. Siempre nos decían que teníamos que agradecerle a él”.

Pero al margen de estos testimonios expuestos como mero ejemplo ya que son realmente demasiados los que han hecho declaraciones de este tipo, es imposible pensar que los Moyano en general y Pablo en particular nada tenían que ver, básicamente por el hecho de que, en ese expediente, viven cruzándose el club y el Sindicato de Camioneros.

Por ejemplo, el mencionado Leguizamon cuenta que “a veces íbamos a una distribuidora, que no sé cuál era, cargábamos gaseosas, fernet, coca, todo gratis y de ahí arrancábamos. La distribuidora dependía del gremio de Camioneros. Siempre era la misma pero no me acuerdo dónde quedaba”.

“Cuando fui a Colombia, fui a retirar el pasaje en la Mutual de Camioneros del Barrio Constitución” cuenta Rodolfo Roberto Kuper, pero no fue el único, ya que “ese día fuimos todos los que viajamos a la mencionada Mutual, éramos como 20 o 30 pibes”.

Por su parte, el socio Marcelo Leonardo Caux declaró que “alguna vez me dieron una entrada de protocolo, la cual me la dio mi tío que trabaja de chofer y está afiliado al gremio de Camioneros”.

Ariel López Mancuello, socio desde 2015, manifestó que “le compré entradas de protocolo a mi primo de nombre Hernán Giménez. Que él juega en divisiones inferiores de Camioneros” y agrega que “las entradas de protocolo se las daban los de camioneros”.

La lista

Pero hay una maniobra que estaba a la vista de todos, refiere a la incorporación de unos aproximados 1200 socios a una lista a quienes se les pagaba la cuota todos los meses para que pudiesen ingresar a estadio en forma gratuita, de hecho, la gran mayoría recuerda no haber pagado ni siquiera el carnet.

Todos los que encuentran una respuesta aseguran que ello era abonado o por “Bebote” Álvarez o por Pablo Moyano. Lo cierto es que el ex líder de la barra no tenía la cantidad de dinero necesario para bancar esa maquinaria tan costosa, Moyano (h) tampoco iba a poner de su bolsillo para beneficiar a 1200 hinchas de los cuales probablemente conocía a un número muy reducido de ellos.

Entonces quedan sólo dos opciones, esas asignaciones que se le entregaban a estas personas que se encontraban anotadas en la lista mencionada, eran pagadas o con la caja del club o con la caja del gremio de Camioneros. En sendos casos la situación es más que grave.

Rajen a Cantero

Ahora, el más llamativo accionar fue el que culminó con la salida de Cantero del club Independiente.

Tanto “Bebote” Álvarez, como Cesar “Pucho” Godoy (otro de los barras imputados) aseguran los micros que los llevaron a la casa del ex mandatario de Independiente los había puesto el propio Pablo Moyano.

Y de hecho, Álvarez cuenta que luego de ello tuvo una reunión con Pablo Moyano que duró menos de una hora: “Me acuerdo que estaba contento que había renunciado Cantero y me da una bolsa negra con el contenido de 400 mil pesos para que nosotros vayamos al mundial de Brasil que se disputó en junio del 2014”.

Moyano utiliza a gente de Camioneros para imponer presencia dentro del estadio y, en la movilización en la puerta de la casa de Cantero cuentan testigos que muchos de los participantes eran afiliados del sindicato.

Uno de los ejemplos lo da Miguel Ángel Baldi socio del club, quien declaró que “dentro de la barrabrava del club sé que había mucha gente que pertenecía al gremio de Camioneros”.

Otro es Ariel Alejandro Martel, quien comenta que “en los últimos años, en 2017 y 2018 había bastante gente de Camioneros en la platea. Parecían neutros, no sé si eran hinchas de Independiente”.

Pero la observación más elocuente, sin duda, la hizo Gastón Kevin Loré: “Cuando asumió Moyano, se empezaron a ver caras diferentes en la tribuna, o sea personas que no eran de ir al estadio, que no se veían con la remera de Camioneros pero se notaba que no eran de ir a la cancha”.

La lista de testimonios que indican que Pablo Moyano era el jefe de la asociación ilícita son verdaderamente demasiados, pero sólo estos dan cuenta de cómo el argumento que utiliza la jueza Madrid es inentendible.

Una digresión al respecto: ¿Cómo puede ser que Moyano sea inocente si postergó 5 veces su indagatoria? ¿Acaso una persona libre de culpa y cargo no estaría ansiosa por demostrar su inocencia?

En fin, la mafia de los Moyano parece siempre salirse con la suya y esta vez no es la excepción.

Dejanos tu Comentario