Inicio Actualidad

MALEY Y UN SILENCIO QUE ATURDE

“Servir y proteger a la ciudadanía”, es la función de la policía, pero lejos está de poder cumplir con este slogan

Claudio Maley
Claudio Maley | Foto: LV12

Luego de que un joven fuera brutalmente lastimado por parte de efectivos de la Policía en el barrio Victoria, al sur de la capital tucumana, volvió a poner a las fuerzas de seguridad en el ojo de la tormenta. Incluso, en la propia comisaría le manifestaron al muchacho que fue herido por parte de los policías, que eso no debió haber ocurrido y que todo fue un malentendido debido a que él no hizo absolutamente nada para merecer ese trato.

Viviendas Belgrano

Luego de que la víctima publicara en redes sociales cómo le dejaron el rostro y el cuello lastimados, los policías que lo detuvieron, no sólo las imágenes se viralizaron, sino también la indignación de miles de ciudadanos tucumanos preocupados por el asunto. Y es que, por un lado, el fantasma de la brutalidad policial vuelve a escena, luego de que durante el año pasado fueran miembros de la Policía los que torturaron y asesinaron a Luis Espinoza.

Te puede interesar:  GUAIPA presenta un nuevo concurso de talentos

Pero, también, este hecho deja mucha tela para cortar acerca de quién controla a la Policía. Y es que el encargado de esto debiera ser nada menos que el titular del Ministerio de Seguridad, Claudio Maley. Sin embargo, los integrantes de la fuerza que debieran de responderle a él, no parecieran estar bajo ningún tipo de control en lo que a su comportamiento y disciplina se refiere a la hora de intervenir en diversos acontecimientos.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Y es que por diversos motivos, la Policía de Tucumán se convirtió en noticia que trascendió las fronteras de la provincia, por graves hechos que los tuvo como protagonistas durante el transcurso del 2020. Y ahora, ni bien arrancó el año nuevo, son varias las denuncias que los ubican con un accionar más propio de patovicas que de miembros de la Policía que debiera cumplir con la consigna de servir y proteger a la ciudadanía.

Te puede interesar:  Unos 250 alumnos de la Escuela Normal realizaron una "sentada"

Pero, por otro lado, también quedó en evidencia cómo las fuerzas de seguridad son incapaces de perseguir y combatir de forma efectiva el verdadero delito. Se trata de aquellos hechos de inseguridad llevados a cabo por delincuentes que han hecho de la falta de seguridad una pandemia tan letal como la del coronavirus en Tucumán. Mientras tanto, Claudio Maley hace un silencio que resulta ensordecedor.

Y es que nada dice de la inseguridad que, lejos de mermar, en el comienzo del 2021 se sostiene y hasta ha aumentado sobre todo en los barrios de la periferia de San Miguel de Tucumán. La inseguridad ha hecho que la gente permanezca encerrada en sus propias casas, no tanto por miedo al coronavirus, como por el temor que infligen los delincuentes que se convirtieron en los verdaderos dueños de la calle ante la inacción del Ministerio de Seguridad.

Te puede interesar:  La CCC se moviliza en Plaza Independencia

¿Cuánto tiempo más tendrán que soportar los tucumanos esta situación?. La violencia se apodera de las calles que parecieran ser una verdadera zona liberada para que los delincuentes hagan de las suyas. Mientras tanto, la Policía sólo atina a tratar brutalmente a vecinos que no ameritan semejante trato, al tiempo que asaltantes, violadores y asesinos parecieran tener luz verde en Tucumán para cometer sus fechorías, sin que a Claudio Maley pareciera importarle.

Artículo anteriorCon críticas a Alberto Fernández, Jair Bolsonaro aseguró que el aborto no se legalizará en Brasil
Artículo siguienteLA INFLACIÓN SIN FRENO EN ARGENTINA