La Mañana con Vos

Manzur va perdiendo el “poder” en Tucumán

El acercamiento entre Osvaldo Jaldo y Germán Alfaro encendió la alarma entre los manzuristas

jaldo alfaro 1
Osvaldo Jaldo - Germán Alfaro

Luego de lo que fue la misa que se rezó ayer para celebrar el 209 aniversario de la Batalla de Tucumán, se comenzó a comentar en el mundo político local acerca de un par de detalles anecdóticos, pero profundamente significativos que se enmarcan dentro de las tensiones que se viven en el oficialismo tucumano. Todo comenzó con el que fue el encuentro entre Osvaldo Jaldo y Germán Alfaro.

Viviendas Belgrano

En ese sentido, cabe recordar que el hecho de que manzuristas y jaldistas se enfrentaran en las PASO, donde los primeros se alzaron con la victoria, pero una semana después, Juan Manzur asumiera como jefe de Gabinete de la Nación y la gobernación quedara en manos de Osvaldo Jaldo, terminó desacomodando las fichas en el tablero que había surgido de las urnas, por más que ahora todos quieran vender humo como si proviniera de la pipa de la paz.

Y es que, precisamente, fue el orden sucesorio lo que desencadenó el primer chispazo. Cuando se mencionó a las autoridades presentes, la lectura del protocolo mostró que Osvaldo Jaldo no fue presentado como vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, ni tampoco como “gobernador interino”. En esa línea, directamente fue mencionado como “señor gobernador de la provincia”.

CEF Medical
CEF Medical
912502 202109250050160000001

En contraste, a Sergio Mansilla no se lo mencionó como “vicegobernador” sino como “legislador subrogante a cargo del Poder Legislativo”. El segundo detalle que encendió la llama de la suspicacia consistió en que, como contraste a la distancia que mantuvieron Jaldo y Mansilla, el vicegobernador saludó efusiva y afectuosamente al intendente de la capital, Germán Alfaro, y a la diputada Beatriz Ávila.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
sergio mansilla
Sergio Mansilla

Cuando el vicegobernador saluda a un grupo de personas que le pedían tomarse una foto con él, el jefe municipal lo sorprendió con una pregunta cargada de doble sentido: “¿Y a mí cuando me toca?”. Jaldo rio. “Ahora le toca a usted, intendente”, respondió el tranqueño y le estrechó un abrazo. La conversación siguió entre ellos y Ávila. Y los gestos mostraron que Jaldo se siente más a gusto con sus adversarios que con muchos miembros del oficialismo.

Te puede interesar:  Llegaron 500 mil dosis del segundo componente de Sputnik V desde Rusia

Es por ello que muchos manzuristas han comenzado a esgrimir la posibilidad de que les pueda ocurrir lo que el viejo refrán popular indica acerca de que “el que mucho abarca, poco aprieta”. Y es que muchos están convencidos de que el hecho de que su líder, Juan Manzur, intente apuntalar su viejo sueño de ser presidente pueda jugarles en contra a la hora de conservar el poder en Tucumán.

En ese marco, la cercanía y las palabras que intercambiaron el ahora gobernador interino y el siempre ventajero intendente de San Miguel de Tucumán, no han hecho otra cosa que hacer sonar la alarma en el bando manzurista. ¿Acaso existe la posibilidad de que entre Osvaldo Jaldo y Germán Alfaro comience a tejerse una especie de alianza para sacar a Juan Manzur del terreno político mientras se distrae en Buenos Aires como Jefe de Gabinete?

Artículo anteriorTucumán registra este sábado 53 nuevos casos y CUATRO muertes por Covid-19
Artículo siguienteLuego del accidente fatal en Ruta 304, bomberos continúan trabajando en el lugar