Inicio Policiales

Narcotráfico: detalles sobre cómo actuaba el ex empleado del Siprosa

La Justicia Federal de Santiago del Estero, al analizar un celular, obtuvo varios indicios en contra de Jesús Bustos. Se habrían abierto dos expedientes para investigar a dos narcos tucumanos

970x693 957145 202208170020420000001
OPERATIVO. El momento en el que la policía santiagueña descubre a los tucumanos llevando droga.

A casi dos años de que el caso saliera a la luz, un análisis del celular de uno de los imputados permitió establecer cómo era el circuito de transporte de drogas que realizaba un empleado del Siprosa. Esos datos sirvieron para abrir una nueva causa en contra de dos narcos y por lo menos un proveedor de marihuana de origen chaqueño.

Viviendas Belgrano

El 26 de octubre de 2020, según las actuaciones de la policía, Mónica Mabel Costilla, quien circulaba en auto con Jesús Busto (fue exonerado de su cargo por esta razón), se entregó a los efectivos que realizaban un control de rutina en Isca Yacu, Santiago del Estero. Los uniformados requisaron el Chevrolet Onix en el que se movilizaba la pareja y encontraron que trasladaban 120 kilos de marihuana. En la etapa de instrucción, los arrestados se acusaron entre ellos de ser los dueños de la carga.

La fiscala federal santiagueña Indiana Garzón, al igual que los investigadores de la vecina provincia, sospecha que los detenidos podrían ser unos meros transportadores de la marihuana. Días después de las detenciones, se supo que en nuestra provincia estaba frenada una causa en la que se analizaba la posible intervención de otros empleados del Siprosa en el tráfico de drogas.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Según la misma línea, los sospechosos, que estaban vinculados al gremio de ATSA, podrían haber utilizado el Departamento de Transportes Móviles para acopiar y distribuir la sustancia en la capital y en toda la provincia. Pero la investigación no avanzó. Los investigadores conjeturaron entonces que la carga que trasladaba la pareja podría haber sido para ese grupo.

Te puede interesar:  “El desafío de la seguridad y la prevención es permanente” afirmó el Ministro de Seguridad

La investigación, en la que también fue mencionado el concejal José Luis Coronel, aunque nunca se encontró un indicio en su contra, fue frenada entonces por el juez federal Daniel Bejas. El fiscal Carlos Brito había solicitado que se realizaran más de 40 allanamientos y la detención de unas 15 personas, pero el magistrado no aceptó el planteo porque consideraba que no había pruebas suficientes. De los sospechosos, según se confirmó, dos fueron cesanteados porque las autoridades habrían comprobado que ingresaron irregularmente al Siprosa.

Coronel y el legislador Reneé Ramírez negaron conocer a Bustos y a los otros tres investigados, pero con el correr de los días se probó que ellos habían trabajado en ATSA y que tuvieron una activa participación en las campañas políticas. “Jesús organizó la cena de fin de año de ATSA y lo hizo para sumarse unos porotos, no para conseguir un puesto como muchos dicen, incluso LA GACETA”, había declarado en una entrevista con nuestro diario Celia Sánchez, madre del joven.

Busto y Costilla permanecieron un año detenidos, pero la justicia les otorgó el arresto domiciliario. Están muy cerca de que se les otorgue la libertad al cumplir dos años sin que hayan sido enjuiciados.

Te puede interesar:  Tensión en Villa Mascardi: comenzó el operativo para desalojar a grupos mapuches

Promesa incumplida

El ex empleado del Siprosa había anunciado que estaba dispuesto a colaborar con la investigación si le deban todas las garantías. Según confiaron sus defensores Javier Lobo Aragón y Aníbal Paz estaba interesado en convertirse en testigo arrepentido para morigerar su situación procesal. Pero nunca hubo un acuerdo con la fiscala y Busto permaneció en silencio.

Sin embargo, la información que requería la fiscala para avanzar la pesquisa surgió del análisis del teléfono celular. Por ejemplo, allí encontraron que Busto, aprovechando su situación de personal que participaba en los operativos de control de ingresos de personas en las fronteras durante los tiempos más duros de la frontera, se ofrecía a pasar “cualquier cosa”. Existen indicios de que logró ingresar dólares y billetes falsos de la moneda norteamericana.

También encontraron evidencias con la que se demostraría que el acusado estaba dispuesto a trasladar marihuana desde Santiago de Estero a nuestra provincia. Cada viaje, según consta en el informe que está en poder de la fiscala, el ex empleado del Siprosa cobró unos $100.000 en esos tiempos (unos U$S 600) por viaje.

En otro contacto con un tal “Pablo”, el imputado le ofrece traer 90 kilos de marihuana a cambio de $100.000. El contacto acepta la propuesta, pero advierte que será el último, ya que no quería que “se hiciera costumbre” esta práctica de conseguir una buena suma de dinero con esta actividad ilícita.

Te puede interesar:  20 menores estaban listos para pelear con chicos de otro colegio en plaza Urquiza con puntas, cuchillos y navajas

Busto, en los mensajes que intercambiaba con sus contactos, dejó en claro que estaba “cansado” de realizar este tipo de viajes para compradores tucumanos, ya que no querían abonar el valor del viaje o nunca le terminaban de pagar el traslado que había realizado. El acusado ya estaba analizando la posibilidad de ser contratado por los proveedores. De hecho, en el análisis que realizaron los peritos de Gendarmería Nacional, estableció contacto con un tal “Tuna” con el propósito de trasladar sustancias hacia Buenos Aires. Tenía intenciones de cobrar $ 600.000 (unos U$S 3.300) por el servicio.

El ex empleado del Siprosa no tenía vehículo y por eso habría buscado personas que lo tuvieran para hacer el “viaje”. Una de ellas fue Costilla, que le comentó que “necesitaba hacer plata”. Primero la sumó para que supuestamente trajeran marihuana con la que fueron descubiertos, pero también le ofreció hacer viajes a Buenos Aires.

La fiscala Garzón ya tiene el nombre de por los menos dos narcos que contrataban a Busto y por esa razón ordenó realizar dos nuevos expedientes para investigar esta línea.

FuenteLa Gaceta
Artículo anteriorLa justicia determinó que Roberto Isasmendi deberá resarcir económicamente a la familia de José Barraza 
Artículo siguienteURGENTE: La D.G.R. habría favorecido a la empresa contratada por Alfaro