Inicio Policiales

Ordenan prisión preventiva para el patovica que atacó a un joven a latigazos

El video de la agresión se había viralizado en las redes sociales.

patovica que atacó a un joven a latigazos

Luego de que se viralizara el video de un patovica dándole latigazos a un joven a la salida de un boliche, el Ministerio Público Fiscal (MPF) informó que se trata de Jerónimo Miguel Ortiz, de 35 años, a quien le ordenaron la prisión preventiva.

Viviendas Belgrano

En una audiencia realizada esta tarde, el auxiliar de fiscal Gustavo Benjamín Zavalía, de la Unidad Fiscal de Atentados Contra las Personas que dirige Pedro León Gallo, acusó a Ortiz bajo la calificación de lesiones leves, agravadas por el concurso premeditado de dos o más personas, como coautor.

Como medidas de coerción, pidió la prisión preventiva por el plazo de 30 días, para realizar las principales medidas investigativas, entre ellas una rueda de reconocimiento y dar con los otros sujetos que actuaron en el ataque. El juez interviniente hizo lugar a todos los planteos.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Mapuches incendiaron un puesto móvil de Gendarmería en Villa Mascardi
Ordenan prisión preventiva para el patovica que atacó a un joven a latigazos

Los cargos

“El 21 de septiembre pasado, cerca de las 5, Gustavo Nicolás Jiménez estaba junto a su pareja en un local bailable de avenida Kirchner y Lincoln, cuando Ortiz y sujetos desconocidos, con funciones de patovicas, previo acuerdo de voluntades, se acercaron a la víctima, la tomaron del cuello y comenzaron a golpearlo, sacándolo del boliche”, dice la acusación de la Fiscalía.

“Luego lo tiraron al suelo y continuaron con los golpes. El joven escapó, pero fue perseguido y reducido, continuando con los golpes y latigazos, momento en que intervino su pareja, no obstante siguieron las agresiones de los guardias, causándole numerosas lesiones”, agrega.

FuenteLa Gaceta
Artículo anteriorTransporte Público
Artículo siguienteUn hito en el país: la UNT reintroduce en San Javier un mamífero al borde de la extinción