Inicio Política Local

Organismos y funcionarios que no funcionan en Tucumán

El papel de la Dirección de Comercio Interior manejada por Pablo Zeitune yerno de José Alperovich, el ERSEPT con Luis Morghenstein y la Defensoría del Pueblo en el caso EDET

cobos zeitune morghenstein
Defensor del pueblo, Eduardo Cobos - subsecretario de Comercio Interior, Pablo Zeitune - Director de ERSEPT, Luis Morghenstein

Dicen que la culpa no la tiene el chancho, sino quien le da de comer. Y en este caso pareciera ser así, ya que los inescrupulosos de EDET, no podrían revolcarse en la inmundicia de su accionar nefasto, como si se tratara de animales revolcándose en la basura de servicio que presta una empresa, que no se cansa de no cumplir con el servicio que debe brindarles a los tucumanos, los cuales se quedaron sin entidades que los representen y defiendan.

Viviendas Belgrano

En ese marco, cabe mencionar que existen tres organismos del Estado que deberían haber intervenido de oficio hace mucho tiempo en el caso de la empresa de energía eléctrica. Se trata de la Dirección de Comercio Interior que depende de la Subsecretaría de Comercio Interior. Pero también se trata del Ente único de Control y Regulación de los Servicios Públicos de Tucumán, ERSEPT. Y por último de la (supuesta) Defensoría del Pueblo.

dirección de comercio interior

En el caso de la Dirección de Comercio Interior, se trata de la responsable de hacer cumplir la ley 24.240 de Ley de Defensa del Consumidor. Se trata de una norma que tiene rango constitucional y también puede actuar de oficio, es decir, sin la necesidad de que se produzca una denuncia cuando los derechos de los usuarios y consumidores están siendo violados como es el caso actual.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Pero el punto es que la Dirección de Comercio Interior nunca hizo justamente esto con EDET. Es el mismo caso que le cabe al ERSEPT, que también tiene la obligación y la autoridad suficiente para hacerlo. Realmente, se trata de una actitud cobarde y cómplice que lleva a pensar lo peor de este tipo de entidades. Lo mismo le cabe a la impresentable Defensoría del Pueblo con Eduardo Cobos a la cabeza.

Violencia de género
Violencia de género
Edet

En lo que hace a la Subsecretaría de Comercio Interior, tiene entre otras funciones las de “promover la conciencia ciudadana para un control más eficiente sobre las acciones que desarrollan los prestadores de servicios públicos y privados en las materias de su competencia”. También la de “articular las acciones tendientes al control del ejercicio del comercio en el ámbito de la provincia, en resguardo de quien lo ejerce legalmente y de los consumidores”.

Te puede interesar:  Capitanich afirmó que su gestión estaba haciendo “lo mejor en infraestructura” y se cortó la luz

Sin mencionar que debe “supervisar la aplicación y grado de cumplimiento de leyes y decretos que ordenan la actividad comercial, en lo concerniente a derechos del ciudadano”. Lo mismo que tiene que “supervisar el cumplimiento de las funciones que por leyes y decretos tienen asignadas, al Organismo dependiente en el ámbito de su competencia”. Entonces, cabe preguntarse ¿Por qué es que no lo hizo?

¿Y qué decir del ERSEPT? Se trata de una entidad autárquica de la provincia y posee el control y regulación de “la distribución y comercialización de energía y la generación eléctrica aislada e interconectada de jurisdicción provincial, cuando estén aplicadas parcial o totalmente al servicio público”. Si para muestra basta un botón, alcanza y sobra con hacer una lectura de lo que hace a la misión del ERSEPT.

Es entonces que queda claro que desde este ente se debe velar por “el cumplimiento de los principios y normas que integran los Marcos Regulatorios y los títulos de prestación de los servicios de energía, agua potable y servicio de cloacas, en su condición de Autoridad de Aplicación. Y “proteger adecuadamente los derechos de los usuarios, del concedente provincial y de los prestadores de los servicios públicos de jurisdicción provincial bajo su competencia, resguardando el interés de la comunidad”.

Pero eso no es todo, ya que el ERSEPT debe “asegurar que la prestación de los servicios públicos sometidos a su jurisdicción sean brindados con continuidad, regularidad, seguridad, economía y calidad”. Además, tiene la obligación de “controlar y regular los servicios bajo su competencia asegurando tarifas justas y razonables”. Todo indica que el ERSEPT no se dio cuenta todavía que debe “ser una Institución eficiente, independiente, imparcial, transparente, que asegure la prestación de los servicios públicos sometidos a su jurisdicción con continuidad, regularidad, seguridad economía y calidad”.

ersept

Pero en el colmo de los colmos, la decadencia llegó a caer tan bajo al punto de que desde la Defensoría del Pueblo se olvidan que su misión consiste y su accionar debiera basarse en “atribuciones y deberes del Defensor del Pueblo: la defensa, protección y promoción de los derechos humanos y demás derechos e intereses individuales, colectivos y difusos tutelados en esta Constitución, la Constitución Nacional, los Tratados Internacionales y las leyes, frente a los actos, hechos u omisiones de la Administración Pública provincial y municipal, o de prestadores de servicios públicos, siendo todas sus actuaciones gratuitas para el ciudadano (Art. 82 Constitución de la Provincia de Tucumán)”.

Te puede interesar:  Jaldo encabezó la celebración por el 171 aniversario de la fundación de la localidad de Las Cejas

Tal parece que Eduardo Cobos anda algo desmemoriado ya que debería actuar “con plena autonomía funcional, sin recibir instrucciones de ninguna autoridad. Por lo tanto, puede intervenir con absoluta objetividad ante la administración, exhortando a la misma en orden a las conductas a observar”. Además, en lo que hace a la atención del reclamo, “el Defensor está facultado para realizar investigaciones, inspecciones, verificaciones y producir toda otra medida probatoria de la cual considere oportuno y conveniente valerse”.

Defensoría del Pueblo de Tucumán

Como si esto fuera poco, “tiene asimismo acceso a toda aquella documentación relacionada con el caso que considere necesario consultar, en el ámbito de la Administración Pública Provincial.

El Defensor cuenta con un equipo interdisciplinario constituido por profesionales y especialistas, que se encargan de la recepción y tramitación de su petición, elaborando propuestas de solución; además de técnicas modernas de gestión y procesamiento de información”.

En lo que hace al informe de gestión, “el Defensor del Pueblo deberá informar periódicamente a la opinión pública sobre las investigaciones a su cargo y de los resultados obtenidos”. Entonces ¿Por qué no lo hizo antes en tiempo y forma como correspondía desde un principio? Y es que el ombudsman recién ayer intentó hacerle creer a la opinión pública que pidieron informes al ERSEPT, cuando jamás habría hecho nada al respecto.

Es más, con su no accionar, cayeron en un verdadero pecado de omisión ya que jamás procuraron defender al consumidor. Por el contrario, resultaron cómplices en la protección de la inescrupulosa empresa EDET. Y es que dejaron los tres organismos de intervenir, a pesar que con sus grandes estructuras, le cuestan al Estado millones de pesos en personal. Todo fue en vano y esto genera todavía mayor malestar entre la ciudadanía. Organismos que no funcionan.

Te puede interesar:  Jaldo afirmó que a pesar del déficit de gasoil en la provincia, las actividades continúan a pleno

Este es el lamentable y desastroso resultado por el cual hoy la provincia entera debe penar el infierno de sufrir la situación de llegar a quedarse sin luz la última semana del año y la más agobiante en términos de una alta temperatura producto de una ola de calor tan propia de esta época. En ese marco es que recién hoy salieron algunos funcionarios a decir que el gobierno habría multado a la empresa, como fue el caso de Eduardo Cobos.

Y es que pareciera tener cara de piedra este sujeto impresentable a la hora de ejercer el cargo que ostenta, que le viene significando un costo a la ciudadanía de millones de pesos. Después de años de permitir que EDET avasalle los derechos de los usuarios, recién ayer salieron a justificar lo injustificable y echarle la culpa a otro tipo de empresas cuando no también al propio clima como si Tucumán sufriera el calor recién en la última semana.

¿Acaso estos funcionarios pensarán que con exigir que se descuenten un par de horas de consumo a las altas tarifas de las boletas es suficiente?

Es hora de dejar de tomar a los tucumanos por idiotas y empezar a justificar sus cargos, por supuesto en beneficio de la comunidad.

Artículo anteriorEl Senado bonaerense habilitó la reelección de intendentes y ahora define Diputados
Artículo siguienteLas tarifas de luz y gas aumentarían un 20% en promedio durante 2022