Nuevas viviendas Villa Carmela y Manantial Sur
Inicio Economía

Pelea por los combustibles: Energía dice que aumentan, pero las petroleras lo niegan

La suba de entre 1% y 4%a partir de este sábado fue confirmada por la secretaria de Energía, Flavia Royón. Pero en las petroleras no están seguros de que eso ocurra. Todo dependerá de YPF, donde evalúan absorber los costos.

nafta
La Secretaria de Energía de la Nación, Flavia Royón, confirmó el aumento que impactará en todo el país. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes
Los jubilados ya viajan gratis

Esta semana se habló mucho del descongelamiento de un impuesto al combustible y la duda estaba en su eso abriría la puerta a un nuevo aumento en los surtidores. La respuesta llegó de la mano de la secretaria de Energía, Flavia Royón, quien confirmó que desde el próximo sábado aumentan las naftas entre 1 y 4%, y que las estaciones de servicios ya recibieron la notificación.

Sin embargo, fuentes del sector petrolero, negaron a Clarín esa posibilidad. “No está claro que la principal operadora del sector vaya a realizar ese aumento”, replicaron.  La empresa es cuestión es YPF, donde no hacen comentarios.

 Royón expreso que esta actualización del precio busca compensar un retraso. “No se está descongelando todo, sólo dos trimestres de 2021 que en su momento se había tomado la decisión de congelar por la pandemia”,

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

En diálogo con el programa “No Dejes Para Mañana”, de Radio Con Vos, la funcionaria aclaró que se trata de un “descongelamiento programado” en el precio de naftas y gasoil, acordado con las empresas del sector.

“A partir del 1 de octubre habrá un aumento de combustibles por el descongelamiento de impuestos y será de entre 1% y 4%, dependiendo si es nafta o gasoil”, afirmó Royón en declaraciones radiales.

De esta manera, la suba sería de alrededor de $ 4 por litro en las naftas y de $ 3 en el de diésel.

Se espera que, como pasa casi siempre, sea YPF el primero en plasmar la suba de los precios en sus estaciones, y luego lo sigan el resto de las petroleras.

Pero en el sector no están seguros que la compañía de mayoría estatal adopte esa actitud. Sus autoridades están considerando absorber la suba de impuestos, a costa de resignar margen. Lo harían para evitar que impacte en el próximo número de inflación, según fuentes petroleras.

El Gobierno postergó por tercera vez en el año la actualización que debía comenzar a regir a mediados de septiembre. Pospuesta para el 1 de octubre, finalmente se pondrá en marcha.

Los combustibles aumentaron por última vez a mediados de agosto, cuando aplicaron una suba promedio de 7,5%. De esa manera, desde entonces y hasta este sábado, el litro de nafta súper se comercializa a $131,60 en las estaciones YPF de la ciudad de Buenos Aires, y el gasoil premium está en $ 185,50 en la red de la petrolera estatal.

Los reclamos del sector

Un informe sobre expendio de combustibles elaborado por CECHA a mediados de septiembre, la venta en los surtidores muestra una tendencia decreciente en los meses de mayo, junio y julio acumulando una caída del 4.2%.

De acuerdo al relevamiento, en comparación con el mes previo, el volumen total de combustibles líquidos vendido en el canal minorista argentino se redujo durante julio de 2022 un 3.1%, con caídas en 18 de las 24 jurisdicciones provinciales.

“Esto es una señal de alerta para nuestro sector, que viene sufriendo desde la recesión de 2018 y hoy sobrevive en un contexto totalmente hostil, marcado por la falta de políticas energéticas claras y con rumbo incierto, la inflación y los precios pisados en los surtidores”, explicó el presidente de CECHA, Gabriel Bornoroni.

Desde Cecha, advirtieron que una forma de analizar la cuestión del atraso de precios relativos del sector es comparando con precios vinculados al consumo. Desde junio de 2021 hasta julio de 2022, mientras el precio de la nafta súper se incrementó 39.3% (promedio nacional, todas las banderas), el precio de la leche fresca en sachet se incrementó 69.1%, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se incrementó 76.0%, el componente de alimentos y bebidas del IPC se incrementó 76.2% y el precio del pan francés se incrementó 79.3%.

Otra forma de analizar la cuestión del atraso de precios del sector es mediante la comparación de precios internacionales dentro de la región. El precio de la nafta súper en Argentina (US$ 1.022 por litro) se encuentra por debajo de los precios en Estados Unidos (US$ 1.110), Panamá (US$ 1.142), Brasil (US$ 1.156), México (US$ 1.198), Paraguay (US$ 1.409), Canadá (US$ 1.465), Chile (US$ 1.497), Perú (US$ 1.547) y Uruguay (US$ 2.015).

Como resultado de todo lo anterior, las estaciones de servicio tienen que vender un mínimo de 283,000 litros mensuales para alcanzar el punto de equilibrio, volumen al que no llega el 48.1% de las estaciones de servicio del país.

SN