La Mañana con Vos

Pfizer rechaza suspender las patentes de las vacunas contra el coronavirus: ¿Guerra contra Joe Biden?

El presidente de Estados Unidos anunció que apoyaría esa iniciativa. El gobierno de la alemana Angela Merkel también se opone.

pfizer rechaza suspender las patentes de las vacunas contra el coronavirus

El presidente de Pfizer, Albert Bourla, dijo el jueves que rechaza la propuesta apoyada por Estados Unidos para suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra el covid-19, y más bien sugirió acelerar su producción en las plantas existentes.

Viviendas Belgrano

En tanto, el gobierno de Angela Merkel, en Alemania, también expresó su rechazo a la liberación de las licencias.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir

“La sugerencia de Estados Unidos para liberar la protección de las patentes de vacunas anti Covid-19 tiene importantes implicaciones para la producción de vacunas como un todo”, afirmó el portavoz del gobierno alemán, y agregó que “la protección de la propiedad intelectual es una fuente de innovación y debe seguir así en el futuro”.

CEF Medical
CEF Medical

En una entrevista con AFP, el titular de Pfizer afirmó que su empresa, que desarrolló una vacuna junto con la alemana BioNTech, no está “para nada” a favor del llamado estadounidense de levantar las patentes que protegen el medicamento contra el covid-19.

CEF Medical
Este es su Pollo

La respuesta, aunque no sorprende, provocará sin dudas un choque con el gobierno de Joe Biden, que el miércoles anunció que respaldará el levantamiento de los derechos de propiedad intelectual de las vacunas contra el coronavirus.

Estados Unidos era uno de los países que se oponían en la Organización Mundial de Comercio (OMC) a suspender la propiedad intelectual para alentar la producción.

Te puede interesar:  La vuelta al trueque como en el 2001
El presidente de Pfizer, Albert Bourla, en una conferencia de prensa frente a la Comisión Europea, a fines de abril. Foto: AFP

El presidente de Pfizer, Albert Bourla, en una conferencia de prensa frente a la Comisión Europea, a fines de abril. Foto: AFP

Pero finalmente Biden cedió a la presión para que apoyara la propuesta,impulsada por India y Sudafrica en la OMC y avalada por decena de naciones, entre ellos la Argentina, porque abre la puerta para que los países puedan producir sus propios genéricos de vacunas, sin tener que esperar meses o años para el envío de dosis.

“Esta es una crisis de salud global, y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de Covid-19 demandan medidas extraordinarias”, argumentó Katherine Tai, la Representante de Comercio de Estados Unidos en un comunicado, el miércoles.

Este mismo jueves, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que la UE estaba “lista para discutir” formas de garantizar que las vacunas lleguen rápidamente a todos los rincones del mundo.

“La UE está lista para conversar sobre cualquier propuesta que responda a la crisis de forma efectiva y pragmática. Y por eso estamos listos para hablar sobre cómo el levantamiento de la propiedad intelectual puede ayudar en alcanzar ese objetivo”, afirmó.

Hasta ahora, la UE se había mantenido firmemente contraria a los pedidos de suspensión temporaria de las patentes de las vacunas para acelerar las campañas de inmunización contra el covid-19.

Te puede interesar:  Vacuna de Moderna: qué opinan los especialistas argentinos sobre su uso en menores

La postura de BioNtech

Por su parte la farmacéutica alemana BioNTech afirmó que la protección de las patentes de vacunas anti covid-19 no limita la producción ni explica los percances en el suministro en todo el mundo.

“Las patentes no son el factor limitante para la producción o el suministro de nuestra vacuna. No incrementarán la producción global ni el suministro de las dosis a corto y medio plazo”, señaló el laboratorio a la AFP.

Dosis de las vacunas  Sinopharm, Sputnik V y Pfizer-BionTech en un centro de vacunación contra el Covid-19 en Belgrado, Serbia. Foto: EFE

Dosis de las vacunas Sinopharm, Sputnik V y Pfizer-BionTech en un centro de vacunación contra el Covid-19 en Belgrado, Serbia. Foto: EFE

La declaración supone un tácito rechazo al giro que dio Estados Unidos.

“Si ninguno de los requisitos se cumple, la calidad, seguridad y eficacia de la vacuna no pueden ser garantizados por el fabricante o el inventor. Y eso puede puede poner en riesgo la salud de los vacunados”, advierte BioNtech.

Subrayando los diversos detalles que pueden poner en peligro la producción, la empresa alemana señaló que si algunas de las “importantes y escasas materias primas” no son utilizadas de la mejor manera, se producirán menos vacunas.

“Los expertos ya señalaron que la instalación y la validación de los nuevos sitios de producción toman por lo general un año”, indicó.

Además, la producción de la vacuna de ARN mensajero, como la implementada por BioNTech y el estadounidense Pfizer, “es un proceso complejo desarrollado durante más de una década. Todas las etapas deben ser definidas y ejecutadas de manera precisa”, por un “personal experimentado”, indicó.

Te puede interesar:  Alberto en Olivos, Cristina con La Cámpora y Massa en Diputados, frenéticas reuniones a horas del cierre de las listas

BioNTech, que calculaba para 2021 la fabricación de hasta 2.500 millones de dosis de su vacuna, dice tener ahora “la capacidad” de producir hasta 3.000 millones de dosis este año y más de 3.000 millones el año próximo.

En la UE, dos fábricas, en Bélgica y en Alemania, son las plataformas centrales de la fabricación de las dosis de ARN mensajero.

El laboratorio privilegia las transferencias de tecnología y el suministro de licencias específicas para aumentar la producción de su vacuna, reiteró.

Y subrayó que tiene estrecha colaboración con más de 15 socios, entre ellos Merck, Novartis Sanofi y Baxter.

FuenteClarin
Artículo anteriorInvestigadores creen que se alcanzó el pico de contagios de la segunda ola
Artículo siguienteSputnik V anunció el lanzamiento de su vacuna “Light” de una sola dosis y sería eficaz contra las nuevas variantes