Inicio Policiales Recuperaron los siete perros que habían sido robados en dos asaltos

Recuperaron los siete perros que habían sido robados en dos asaltos

Detienen e identifican a los miembros de una banda que se llevaba hasta cachorros costosos.

CAMINO A CASA. Los seis cachorros de Bull Terrier momentos antes de ser entregados a sus dueños.

La búsqueda de cachorros que habían sido robados en dos diferentes atracos permitió esclarecer dos graves asaltos que se produjeron en los últimos días, y habrían sido cometidos por la misma banda. La Policía logró detener a dos integrantes del grupo e identificaron a por lo menos otros dos cómplices.

El viernes a la madrugada, tres sujetos desconocidos ingresaron armados al domicilio de Carolina Cornet,  ubicado en calle La Paz 1.500 de Yerba Buena. Violentamente amenazaron a toda su familia y se llevaron teléfonos celulares, dinero en efectivo, joyas, vinos de colección y siete cachorros raza Bull Terrier. Luego huyeron en el Toyota Corolla de la familia que abandonaron a las pocas cuadras y se subieron a otro para escapar.

Personal de la Brigada de Investigaciones de Yerba Buena, al mando del comisario Sergio Juárez, sospecharon que los asaltantes podrían haber sido los mismos que cometieron un atraco en Lules la semana pasada. Silvina Mazzone fue reducida también por tres hombres que, después de amenazarlas con armas de fuego, ingresaron en horas de la madrugada, apuntaron a la familia con armas de fuego y se llevaron celulares, dinero, notebook y una perra raza Bull dog francés de cuatro meses.

Los pesquisas siguieron una línea y lograron el sábado dar con la cachorra que había sido robada en Lules. El detenido, de 20 años, negó haber sido el autor del atraco y explicó que lo había comprado a una persona que lo había ofrecido en las redes sociales. El aprehendido, por orden del fiscal Diego López Ávila, habría aportado datos que sirvieron para identificar a los sospechosos.

Te puede interesar:  Caso Dominé: otro sospechoso se entregará en la Brigada de Homicidios

El domingo por la noche, los pesquisas realizaron otras medidas en el noroeste de la capital. En una de ellas, de las que también participaron hombres del Grupo Cero, ubicaron de los elementos que fueron robados de la casa de Yerba Buenas como un reloj pulsera y una planchita de pelo que formaba parte del botín. En otra vivienda, ubicaron uno de los Bull Terrier. Quedaron aprehendidos un tal “Bebé” y un tal “Huguito“.

PROCEDIMIENTO. La Policía realizó más de media docena de allanamientos para esclarecer ambos asaltos.

Los investigadores continuaron requisando viviendas. En una de las casas que allanaron ubicaron un televisor que pertenece a la familia Cornet. Y lo reconocieron porque en uno de los costados tenía un papel pegado donde se encontraba la clave de la cuenta de Netflix de la familia. También ubicaron una importante cantidad de ropa de enduro que, posiblemente haya sido robada en otro hecho. Los pesquisas no pudieron encontrar a los sospechosos, pero ya solicitaron medidas para que sean detenidos.

Mientras la Policía buscaba a los asaltantes, en la fiscalía que conduce López Ávila se presentó un abogado. Contó que su defendido había comprado los seis cachorros a una persona que se los había ofrecido por las redes sociales. El hombre los adquirió y los revendió en cuestión de horas. Pero al enterarse cuál había sido el origen de los Bull Terrier, decidió recuperarlos y poner los animales a disposición de la Justicia.

Te puede interesar:  Caso Dominé: Secuestran armas y dinero en efectivo en la casa de la novia de un acusado

López Ávila aceptó el ofrecimiento, pero aclaró que los que realizaron esa transacción podrían ser investigados por encubrimiento si es que se llega a comprobar que tenía algún tipo de vínculo con la banda. El vendedor, recorrió visitó a los compradores, les devolvió la plata y recuperó a los animales. Ayer a la tarde, el abogado que actuó de intermediario, se presentó en el domicilio y entregó los animales a la familia Cornet a través del abogado que los asesoró.

“Esta banda se quedaba con todo lo que podía llevar para transformarlo en dinero. Afortunadamente sus integrantes ya fueron detenidos o se encuentran identificados. Hemos encontrados otros elementos que posiblemente hayan formado parte de algún botín. Esperamos que los propietarios lo identifiquen y hagan la denuncia para que la Justicia caiga con todo el peso de la Ley sobre ellos”, concluyó Juárez.

BÚSQUEDA. La ropa secuestrada que sospechan podría ser un botín de otro asalto.