Inicio Justicia

Rosatti le respondió a Alberto Fernández sobre una reforma de la Corte Suprema: “Sería bueno que nos consulten”

El presidente del máximo tribunal dijo que para pensar en modificar la cantidad de miembros hay que planificar los objetivos primero; respondió a las críticas de Alberto Fernández: “Sería bueno que nos consulten”

rosatti
Horacio Rosatti en LN+. Captura de video

El presidente de la Corte Suprema de la Justicia, Horacio Rosatti, dijo este lunes que es necesario avanzar en cambios en la Justicia, reconoció que algunos pueden incluir al máximo tribunal del país, pero advirtió: “Sería bueno que nos consulten”. Lo dijo días después de que Alberto Fernández pidiera pensar “seriamente” en una reforma a la Corte.

Viviendas Belgrano

En el programa Odisea Argentina, conducido por Carlos Pagni, Rosatti se expresó en relación a la discusión sobre la cantidad de miembros del máximo tribunal. “Primero hay que ver qué tipo de tribunal queremos, después de eso hay que ver el número”, indicó.

Rosatti se hizo eco de los cuestionamientos a la Corte por la demora en el tratamiento de muchas causas. “Para no equivocar el diagnóstico, hay que tener presente que la ampliación es inversamente proporcional a la celeridad”, sostuvo.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Rosatti explicó que la demora está atravesada por la cantidad de despachos que recorre un expediente. “Hoy somos cuatro [jueces], pero la ley dice que debemos ser 5, y se produce un fallo cuando se logran tres votos coincidentes”, explicó y añadió: “Si usted eleva a 7, la mayoría es 4, pero igual tiene que dar la vuelta por todos. Además, si el sexto juez dice una cosa, vuelve al primer magistrado. Y si usted quiere 9, la mayoría es 5″.

También se refirió a la división por salas especializadas. Y puso como ejemplo una eventual división entre las áres civil, penal y constitucional. “El abogado que lleva un caso a la corte no se va a contentar con lo que le diga una de las salas. El 90% va a querer el plenario, con lo cual vamos a tener una instancia más. Y más demora”, sostuvo.

Te puede interesar:  La mañana ridícula de Alberto Fernández

Rosatti sostuvo que la reforma del máximo tribunal de Justicia requiere de un análisis profundo. “Si se resolvieran menos causas, si podría haber un tribunal más grande”, reconoció. Frente a las críticas, dijo que el máximo tribunal resuelve en promedio 180 causas por semana. “Este año vamos a sacar más sentencias que el anterior”, anticipó.

No obstante, en medio del debate judicial, dio su opinión. “Estamos de acuerdo en que hay que reformular. Sería bueno que nos consulten”, reflexionó.

El magistrado sostuvo que hay una creciente judicialización en el país y pidió poner el foco más en los casos que llegan a la máxima instancia judicial que en aquellos que deben ser resueltos por la Corte. “El problema no es cuánto nosotros podemos resolver sino cuánto cuánto nos entra” consignó y remarcó: “Nosotros cada vez sacamos más agua del bote y ya estamos en el límite”.

Rosatti sostuvo que puede haber una tarea de tribunales inferiores como Casación para evitar que lleguen múltiples expedientes a la Corte todos los años. Pero también sugirió la posibilidad que se acepte como obligatorio lo dictaminado por los miembros del máximo tribunal.

“Algo que no existe en la Argentina, pero que podría existir con una cierta buena voluntad, tal vez una ley o eventualmente una propia jurisprudencia, es que los fallos de la Corte sean de obligatorio cumplimiento cuando es una jurisprudencia consolidada. Esto no es aceptado en todos los casos hoy”, expresó.

Te puede interesar:  Consejo de la Magistratura: 25 años sin dar con una buena ley

Rosatti sostuvo que en la actualidad el principal impulsor de causas que llegan al máximo tribunal de Justicia “sabiendo cuál va a ser el resultado es el Estado”. En ese sentido celebró una reciente decisión de la AFIP que, en una causa tributaria, expuso que no iba a apelar al compartir la jurisprudencia de la Corte. “Si todos actuaran así no tendríamos 18.000 causas que nos ingresan por año”.

El presidente de la Corte también se refirió a la reunión que mantuvieron días atrás los miembros del máximo tribunal con el ministro de Justicia, Martín Soria, quien había lanzado fuertes cuestionamientos al Poder Judicial. “No teníamos pensado hacer ningún comentario sobre su visita para que el pudiera expresar lo que viniera a decir”, dijo.

Miembros de la corte suprema, Ricardo Lorenzetti; Juan Carlos Maqueda; Carlos Rosenkrantz; Horacio Rosatti junto al ministro Martín Soria
Miembros de la corte suprema, Ricardo Lorenzetti; Juan Carlos Maqueda; Carlos Rosenkrantz; Horacio Rosatti junto al ministro Martín Soria

Rosatti destacó que Soria no hizo mención a ninguna causa que la Corte Suprema estuviera a punto de fallar. “En ese caso si le hubiéramos mostrado la puerta de salida”, admitió. Pero consignó que se escuchó todo lo que dijo. “Cada uno elige la forma de relacionarse que le parece. Nosotros guardamos silencio. Nuestro rol no es polemizar”, apuntó.

Rosatti sobre el narcotráfico: “Hay una parte del territorio donde no se ejerce soberanía”

El titular de la Corte si marcó que le manifestó a Soria al término de esa reunión su preocupación por la cobertura de vacantes judiciales. “Es una sangría que tiene el Poder Judicial”, enfatizó.

Te puede interesar:  El drama de Alberto Fernández, que no es solo de Alberto Fernández

En ese sentido, Rosatti consideró que el narcotráfico será “probablemente” el principal problema del país en los próximos cuatro o cinco años “por lo menos desde la perspectiva del Poder Judicial”. Y trazó un duro análisis: “Pienso que es una batalla que se está perdiendo”.

Oriundo de Santa Fe, el supremo se refirió a la situación en Rosario donde la problemática del narcotráfico se ha incrementado notoriamente en los últimos años y se esparció a otros puntos de esa provincia. Y lo relacionó al problema de las vacantes. “La mitad de los cargos de jueces federales en Santa fe está vacante. Ese es un problema urgente”, indicó.

“Hay un Estado dentro del Estado, hay un lugar donde llega la Constitución. Y si no llega, la Justicia se resuelve de otro modo, por la venganza, o a los tiros. Tenemos así una parte del territorio donde no se ejerce soberanía. Creo que es gravísimo”, analizó.

El titular de la Corte dijo que la batalla contra el narcotráfico es aún “posible”, aunque también admitió la posibilidad de contemplar una flexibilización en la persecución penal del consumo de drogas. “No es solo represión. pero tampoco es no veo nada”, sostuvo.

Y se explayó: “Creo, por la complicidad de la sociedad como consumista, si uno lo piensa desde esa perspectiva, la resolución puede ser distinta de la postura judicial o policial. Hay que articular todas las percepciones, incluso la social, y la cultural también”.

FuenteLa Nación
Artículo anteriorPatricia Bullrich no descartó que Sergio Berni pueda sumarse a Juntos por el Cambio
Artículo siguienteTrabajadores de estaciones de servicios no descartan un paro