Nuevas viviendas Villa Carmela y Manantial Sur
Inicio Policiales

Sacrificaron al perro Pitbull que atacó a una chiquita y le quebró una mano

Los dueños del Pitbulll tomaron la decisión de sacrificarlo.

pitbull
Imagen ilustrativa.
Los jubilados ya viajan gratis

Ayer al mediodía, la Policía de Tucumán auxilió a una niña de 6 años que fue brutalmente atacada por un perro Pitbull en avenida Colón y calle Eudoro Aráoz de la Capital. Los efectivos trasladaron a la pequeña junto a su madre al Hospital de Niños.

El personal policial de Distritos Urbanos recorría la zona cuando escuchó los gritos desesperantes de la pequeña. Rápidamente acudieron al lugar y observaron la espeluznante situación, donde el perro mordía su brazo derecho y no quería soltarla.

Con diferentes maniobras realizadas por dos efectivos, lograron que el animal suelte a la nena. Al respecto, el jefe del V Distrito Urbano, subcomisario Miguel Amaya; uno de los policías que salvó a la niña, el cabo Víctor Leguizamón y la mamá brindaron detalles del desesperante momento que pasaron y cómo actuaron. Actualmente, la niña se encuentra con pronóstico reservado, pero fuera de peligro.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Los dueños sacrificaron al perro

Por su parte, el traumatólogo del Hospital de Niños Claudio Paz contó que “la niña llegó al nosocomio por una mordedura de can y fractura expuesta en una de sus manos. Se realizó una limpieza profunda y pasó a sala. Está estable y con los antibióticos correspondientes para cubrir los gérmenes que habitualmente hay en la boca de un perro”.

Explicó que cuando ocurre la mordedura de un animal, “es importante que tenga las vacunas completas, y si se trata de un perro de domicilio conocido, hay que controlarlo durante 10 días para ver que no tenga síntomas de rabia. Así, a la víctima no se le hace ningún esquema vacunatorio”.

“En este caso puntual, lamentablemente sacrificaron al perro, entonces hay que hacer a la niña la profilaxis correspondiente con la vacuna antirrábica. Son cinco dosis”
, indicó.

“Si no hubiese sido por los policías no sé qué habría pasado”

Por su parte, la mamá de la pequeña, Cintia Lazarte indicó: “Mi hija está fuera de peligro, tiene fracturada la manito. Si no hubiese sido por los policías no sé qué habría pasado con ella, les agradezco que hayan llegado. Ellos estaban de parada en la esquina de la escuela y llegaron a socorrerla. Mi niña está consciente, están haciendo estudios, estará una semana internada para controlarla”.

La mujer adujo respecto a los empleados policiales: “Ellos vienen en todo momento a preguntar por mi hija, aprecio mucho esto”.

En cuanto a la preparación con la que cuentan los policías para este tipo de casos, el subcomisario afirmó: “Generalmente tienen un curso básico para intervenir en este tipo de situaciones, pero lograron intervenir y salvar a la niña. Fueron el cabo Víctor Leguizamón y la agente PTP, Florencia Brandan quienes acudieron al auxilio y una vez que lograron liberarla del animal la trasladaron junto a su madre al Hospital de Niños”.