Inicio Opinión

Se cumple un mes de la consagración de la “impunidad y la corrupción en Tucumán”

La sociedad tucumana demuestra día a día un hartazgo sin precedentes. Que sea la propia Justicia la que genera injusticia resulta inconcebible en el marco de una república, sobre la que atentan los propios integrantes de la Corte Suprema local.

leiva yapura sbdar bn
Daniel Leiva - Jorge Yapura Astorga - Claudia Sbdar

Opinión. “Lo que nos dejó la semana

Viviendas Belgrano

La semana que pasó para ya no volver, desembocó en un domingo que no es uno más. Y es que este 26 de junio se cumple un mes exacto desde que la Corte Suprema de Justicia frenó el juicio contra el procesado por corrupción Jorge Yapura Astorga. Es decir, se cumplen 30 días desde que, instantes antes del inicio del proceso, el alto tribunal notificara que hacía lugar a un recurso de queja por casación denegada.

//La corte frenó el juicio contra Yapura Astorga

De esta forma, por medio de un decreto, el juicio contra el ex intendente de Tafí del Valle y actual legislador oficialista Jorge Yapura Astorga fue suspendido en el comienzo de la mañana del pasado 26 de mayo, con las firmas de los vocales Daniel Leiva y Claudia Sbdar. Desde entonces, transcurrió el primer mes desde que se consagró la impunidad y la corrupción, abaladas por dos integrantes del máximo tribunal.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
yapura astorga
EN EL BANQUILLO. Yapura Astorga no hizo declaraciones a la prensa y se retiró por una salida alternativa. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

Se trata de un juicio que sentó jurisprudencia y del cual no existen antecedentes desde el retorno de la democracia en donde un funcionario con fueros iba a ser sometido a un debate oral. Incluso, hasta se sentó en el banquillo de los acusados, pero lamentablemente sólo alcanzaron a ser apenas 30 minutos debido a que ese mismo día la Corte decidió echar por tierra todo el trabajo que se vino realizando durante 7 años para llegar a ese momento histórico.

//Juicio contra Yapura Astorga: “Nuevamente ganan el poder, la injusticia y la corrupción en Tucumán”

A todas luces resulta evidente que habría complicidad de los integrantes de la Corte, ya que la decisión fue notificada instantes antes de que comenzara el juicio oral contra el ex intendente tafinisto -y siete imputados más- por presunto enriquecimiento ilícito, asociación ilícita, entre otros delitos. En consecuencia, la Sala III Conclusional, integrada por Gustavo Aldo Romagnoli (presidente), Fabián Adolfo Fradejas y Luis Fernando Morales Lezica, resolvió suspender el proceso hasta tanto la Corte se expida.

Pero todo comenzó antes, más precisamente, cuando se cayó el plan que habría sido orquestado por el Ministerio Público Fiscal con el fiscal de Cámara Daniel Marranzino actuando en la causa. Un plan que habría contado con la anuencia de ese monje negro que actúa desde las sombras, nada menos que Edmundo Jiménez. El maquiavélico intento consistía en la actuación de Daniel Marranzino como fiscal “acusador”, cuando debió haberse inhibido oportunamente de actuar.

edmundo jiménez
Edmundo Jiménez

Esto se debe a raíz de haber emitido un dictamen favorable a Yapura Astorga en el año 2020. Claramente, se trata de un accionar violatorio del Código Procesal Penal de Tucumán. Debe quedar en claro que la inhibición del fiscal a último momento no remienda su incorrecto accionar. Y es que, en caso de que el tribunal no declare la nulidad de todos los actos procesales llevados a cabo por Marranzino, el juicio contra Yapura Astorga corre serio riesgo.

Te puede interesar:  El nuevo arrepentido del caso Milagro Sala reveló que trajo $ 5 millones en un auto para la campaña K de 2015

Se trata del riesgo de que pueda ser declarado nulo con posterioridad a un hipotético fallo en contra del procesado Yapura Astorga. El fiscal de Cámara Daniel Marranzino, se justificó en que su tarea “no es una acusación ciega en particular; tengo que velar por el cumplimiento de las acusaciones legales”. Cabe recordar que ya en su momento, Marranzino defendió los fueros de Yapura Astorga.

Resulta llamativo que un funcionario que debe investigar coincida con los argumentos de un procesado para no ser investigado. Además, por entonces, contradijo un dictamen anterior del propio Ministerio Fiscal. La Corte dio por terminada esta discusión. Pero ahora se dio vuelta y decidió ayudar a Yapura Astorga y a su banda. Esto no es casualidad, debido a que el plan que estaría orquestado desde el MPF para protegerlo incluso si fuera condenado, se cayó.

Luego, Marranzino se inhibe de manera totalmente irregular y ocasionó que este proceso se dilate más. Entonces, ni lerdo ni perezoso, el máximo tribunal sacó un nuevo decreto de forma desesperada haciendo lugar al planteo de queja de Yapura Astorga por la nulidad. De esta forma, está claro que el debate quedó suspendido haciendo que otra vez se impongan el poder, la injusticia y la corrupción en nuestra provincia.

Este vergonzoso fallo que cumple hoy 30 días, no hace más que exponer a la totalidad de los integrantes de la Corte Suprema. Y es que este caso pone en el ojo del huracán tanto al ya cuestionado presidente del Tribunal Supremo, Daniel Leiva, como así también a los vocales que integran el mismo. La Dra. Claudia Sbdar fue la otra firmante a “favor” de Yapura Astorga.

Claudia Sbdar
Claudia Sbdar

Esto se dio a pesar de que fue ella misma la que hace dos años había firmado lo contrario y hasta había confirmado entonces la elevación a juicio oral del legislador procesado. El único vocal que mantuvo lo firmado anteriormente, fue el Dr. Daniel Posse. Mientras que Estofán y Eleonora Rodríguez Campos se inhibieron, lo cual no es más que otra forma de ser funcionales indirectamente a consagrar la corrupción en Tucumán.

Te puede interesar:  Ante la justicia, “Shakira” apuntó a “una decena de propiedades” que habría comprado Milagro Sala

Lo que quedó claro, es el hecho de que la Justicia en Tucumán es más bien injusticia y no es más que un poder que ya ni siquiera se toma la molestia de fingir disimulo alguno a la hora de proteger a la casta política provincial. Y es que se trata de un poder que pone en grave riesgo al sistema republicano de gobierno, un poder judicial adicto a los políticos de turno.

Lo cierto es que, hasta la fecha, la sociedad tucumana desconoce cuándo se llevará a cabo el juicio en contra de Jorge Yapura Astorga y de otros funcionarios por delitos de corrupción. La sociedad tucumana demuestra día a día un hartazgo sin precedentes. Que sea la propia Justicia la que genera injusticia resulta inconcebible en el marco de una república, sobre la que atentan los propios integrantes de la Corte Suprema local.

Y es que realmente corre peligro la continuidad de la democracia con un poder judicial que promueve la impunidad de la clase política. La Justicia de Tucumán, pareciera mirar hacia otro lado y dormir el sueño de los justos, cuando se trata de juzgar a políticos corruptos. Hasta aquí, la Justicia de Tucumán ha demostrado que no actúan con causas que son “sensibles” al poder. Si para muestra basta un botón, el caso de Yapura Astorga habla por sí mismo.

En ese sentido, deberían recordar en la Corte local que quienes la integran se encuentran muy cuestionados. Por lo que es su deber transmitir transparencia y tranquilidad a todos los tucumanos. “Panquequeadas” como las de Claudia Sbdar, por ejemplo, indigestan a la transparencia y hace pensar que es posible que existió “algo” que la hizo cambiar de opinión para que salvara por medio de un decreto a Yapura Astorga.

Te puede interesar:  Mientras reclama en Buenos Aires, Cristina Kirchner armó una justicia a su medida en Santa Cruz con amigos y parientes

No en vano, la (in)justicia es una de las instituciones que más descrédito ha ganado en la sociedad, al tiempo que ha perdido la confianza de la gente. Esto no sorprende cuando en lo que hace a Tucumán, el Poder Judicial se ha convertido en cómplice de quienes cometen delitos y, lejos de juzgarlos, les estaría brindando inmunidad a determinados personajes de la política local, como en el caso de Yapura Astorga.

En ese marco, cabe preguntarse: ¿Acaso su procesamiento por delitos de corrupción no reviste la suficiente gravedad como para que la Justicia haga algo? Al respecto, todo parecería indicar que la Corte Suprema de Justicia de Tucumán estaría protegiendo a este procesado por corrupción por medio de su freno que le puso al juicio en su contra. Y es que siempre es lo mismo con este Poder Judicial local, parecería darle impunidad a esta “casta” política.

En su momento, un fallo unánime e histórico del Máximo Tribunal de la Provincia, dejó firme la Elevación a Juicio Oral y Público de Yapura Astorga, por lo que el legislador es un funcionario público que se encuentra procesado. En una provincia normal, no debería caber dilación ni postergación posible. Sin embargo, sucede que hace treinta días la Corte Suprema se dio vuelta como panqueque podrido y rancio.

En ese marco, su titular, el muy cuestionado Daniel Leiva, debería recordar que la sociedad espera su intervención para que la causa de Yapura Astorga no termine siendo un escándalo por la inacción de este poder del Estado. Pero decidió actuar de forma contraria por medio de un espurio decreto.

daniel leiva
Daniel Leiva

Es por ello, que luego de desembocar en primer mes de la consagración de la impunidad y la corrupción, cabe preguntarse si la causa por corrupción del procesado legislador oficialista Jorge Yapura Astorga también terminará siendo un escándalo provincial a causa, no de la casualidad, sino por culpa de la inacción alevosa de quienes integran el máximo tribunal, es decir, los que serían los representantes de la impunidad en Tucumán.

Artículo anteriorLa Policía recuperó una bicicleta robada en Yerba Buena
Artículo siguienteAvión sospechoso: investigan pedidos de la tripulación para borrar mensajes de los celulares