Inicio Economía

Sorpresivo: el Gobierno lanzó un canje de la deuda que le vence a fin de mes

Estará abierto desde hoy y hasta el viernes, mientras el ministro Martín Guzmán sostenga sus reuniones con banqueros, a los que les pedirá “acompañamiento”

guzmán 1
Martín Guzmán, asomado desde una ventana de la Casa Rosada junto a Daer (CGT) y el presidente Fernández Gerardo Viercovich

Temeroso de no poder lograr el acompañamiento del mercado para refinanciar los cerca de $590.000 millones de deuda que le vencen a fin de mes, el Gobierno lanzó ayer sorpresivamente un canje para patear hacia adelante al menos la mitad del vencimiento.

Viviendas Belgrano

Es un convocatoria para los tenedores de las Letras de Descuento (Ledes) o Letras ajustables por CER (Lecer) que vencen en 9 días y que estará abierta desde mañana a las 11 horas y hasta las 16 horas del viernes, es decir, se encontrará disponible al cabo de los días en que el ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunirá con los banqueros de Adeba (mañana) y ABA (jueves).

Será una oportunidad que seguramente aprovechará para solicitarles acompañamiento para esta conversión y la licitación programada para la semana próxima, en la que buscará captar algunos fondos frescos para financiar un déficit fiscal que vuelve a dispararse y viene de saltar 90% interanual en mayo, según se conoció hoy.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Dichos encuentros, que estaban originalmente previstos para hoy y mañana, fueron precisamente reprogramados por sugerencia del ministro.

Violencia de género
Violencia de género

La estrategia oficial es la de otras veces: reprogramar y cuotificar el megavencimiento para dentro de 2 a 7 meses ofreciendo en canje dos canastas compuestas por los mismos instrumentos que buscan rescatar (para ahorrarse el pago) pero a mayor plazo.

Te puede interesar:  El 24% de los empleos privados son de la agroindustria

Claro que, en anteriores ocasiones, la lanzó con mayor anticipación, lo que devela que se atraviesa un sensible momento.

El canje es un intento por tratar de evitar el riesgo de no poder refinanciar la deuda que vence, cuando está cerca de volver a agotar la posibilidad de cubrir los vencimientos con emisión monetaria, y tener que convalidar a fin de mes otro salto en el costo de financiamiento (había validado uno de hasta 3 puntos en la primera subasta del mes) dado que llega a la cita en medio de una fuerte turbulencia de mercado.

Vuela el costo de los seguros contra un nuevo default de Argentina a 5 años

Para tener éxito se apoyará básicamente en la participación de los distintos organismos públicos que -según estimaciones privadas- tienen más de la mitad de los títulos que vencen.

Según sospechan en el mercado, lo hará muy especialmente en la tenencia que de estos papeles acumuló el Banco Central (BCRA) al emitir semanas atrás unos $300.000 millones para rescatarlos de la corrida desatada sobre los que ajustan capital por CER, buscando defender su precio de mercado.

Sospecho que apuntan a eso, dado que el ente monetario está impedido de participar en licitaciones primarias pero si puede allanarse a tomar parte de los canjes”, explicó el economista Santiago López Alfaro, presidente de Patente Valores.

Te puede interesar:  Bitcoin vuelve a caer y acumula una baja del 40% en el mes de junio

Para Juan José Vázquez, de Cohen Aliados Financieros, la oferta de conversión también apunta a lograr el apoyo de los privados. Por esa razón se ofrecen títulos que mayoritariamente vencerán nuevamente durante el presente año y hasta en una de las opciones con la chance de canjearlos “con un premio de 1,55% considerando precios de cierre de mercado, en la opción 2″, explica.

Aunque el ministro Guzmán sostiene que la deuda emitida en pesos es “sustentable”, la elevada exposición que tomó a la inflación (variable que está claro no controla) volvió su dinámica muy condicionante. No en vano es un pasivo que crece en unos $17.000 millones por día por esa indexación.

Además, el renovado desborde fiscal fue minando la credibilidad de emisor. Por algo el Tesoro, que venía de renovar todo lo que le vencía con tanta comodidad que hasta pudo captar $640.000 millones “extras” en el primer trimestre, pasó en los últimos meses a conseguir a duras penas recaudar lo necesario para pagar lo que iba caducando.

“La denominada tasa de rollover que estaba en el 150% en el primer trimestre, cayó al 90% en abril rompiendo una racha de siete meses consecutivos de financiamiento neto positivo. Y pese a que en mayo mejoraron los resultados de las licitaciones el ratio del último bimestre apenas superó el 100%, con lo que quedó 9 puntos por debajo del valor necesario para que cierre el programa financiero implícito en el acuerdo (original) con el FMI”, hizo notar la consultora Ecolatina en un informe al respecto.

Te puede interesar:  Por la demanda de dólar ahorro y las importaciones de energía el Banco Central tuvo que vender US$190 millones

Además, en ese lapso “desmejoró su composición y se acortaron los plazos del financiamiento”, hicieron notar dejando a la vista un prólogo que explica por si solo el nuevo intento de canje.

FuenteLa Nación
Artículo anteriorNadima Pecci propuso cambios en una ley de detección temprana de violencia infantil
Artículo siguienteLa Corte Suprema pone orden y Cristina Kirchner siente que la Justicia le declaró la guerra