Entrega de ambulancias
Inicio Economía

Tras la decisión del Banco Central, qué conviene: ¿Plazo fijo tradicional o plazo fijo UVA?

El BCRA informó que el directorio de la entidad decido no cambiar la tasa del plazo fijo

pesos argentinos billetes
Trasplante de medula osea

Tras darse a conocer el dato oficial de la inflación de diciembre pasado, que fue del 5,1% según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec), el Banco Central (BCRA) informó que el directorio de la entidad resolvió mantener sin cambios la tasa de política monetaria.

El BCRA mantendrá la renta de los plazos fijos y fomentará las colocaciones en pesos durante gran parte del verano, ya que el Gobierno espera que en enero y parte de febrero la inflación se ubique en los mismos niveles.

En este escenario, los ahorristas pueden preguntarse en qué conviene invertir los pesos: ¿plazo fijo tradicional o plazo fijo UVA?

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Considerando los últimos datos de inflación, en noviembre y diciembre fue claro ganador el plazo fijo tradicional, debido a que en esos meses los precios al consumidor crecieron 4,9% y 5,1%, respectivamente, mientras que la tasa se ubicó en un promedio de 6,25% mensual.

Para el corto plazo la situación sería similar, ya que el BCRA prevé que la inflación sería aún más baja, estimando porcentajes de alrededor de 5,6% para enero y 5,7% para febrero.

Según dijo el economista de la consultora Quantum, Fernando Baer, al portal digital iProfesional: “Si hiciste un plazo fijo a principios de diciembre, la tasa mensual era 6,2% para el ahorrista minorista y 5,7% para el mayorista. Con lo cual, con la inflación de diciembre menor a esas tasas mensuales, quien hizo plazo fijo ganó en términos reales. En el caso del UVA, la inflación de diciembre será la que rija para quien haga un plazo fijo entre el 16 de enero y el 15 de febrero, con lo cual, para el próximo mes también sería conveniente hacer un plazo fijo tradicional con este nivel de precios”, dijo

Coincide con Pablo Repetto, jefe de Research en Aurum: “por ahora sigue conviniendo el tradicional por la tasa garantizada que, por ahora, es 6,25% mensual y que está arriba de la inflación esperada en el más corto plazo”.

Por lo tanto, anualizar la suba del IPC de diciembre equivale a una inflación de 81,6% anual, muy inferior frente a una tasa efectiva anual (TEA) de 107% que brinda un plazo fijo tradicional.

“De sostenerse esta situación, una colocación tradicional redituaría 14% anual en términos reales”, destacó Andrés Méndez, director de AMF Economía.

En resumen, por la desaceleración de la inflación de los últimos meses, y la expectativa de que se mantenga en un nivel moderado en los próximos, por el momento el plazo fijo tradicional se posiciona como la mejor alternativa frente al UVA.

“La diferencia de hecho podría mantenerse en torno a un positivo de un punto porcentual de rendimiento mensual. Así, una inversión de $100.000 bajo un plazo fijo tradicional rinde unos $6.200 de interés por mes, mientras que el UVA poco más de $5.000 entre ganancia de capital e interés”, detalló Isaías Marini, economista de la consultora Econviews.

Según datos de AMF Economía, el volumen de las colocaciones de los plazos fijos tradicionales aumentó 9% en los primeros 10 días de enero frente a similar período de diciembre. En tanto, los plazos fijos UVA declinaron casi 5%.

Dejanos tu Comentario