Inicio Sociedad

Triste noticia: falleció Rubén Urueña y el Atahualpa tendrá una noche llena de emoción

Luego de que se conociera la muerte del histórico presidente del club Central Córdoba, la última jornada del festival se realizará bajo un manto de emotividad.

818x460 220820205103 46861
Ruben (abajo a la izquierda) falleció a los 77 años.-

Este sábado pasadas las 19 se confirmó el fallecimiento de Rubén Urueña, histórico presidente del Club Central Córdoba, lugar donde se realizan los principales espectáculos artísticos y musicales. 

Viviendas Belgrano

A pesar de la triste noticia, la tercera noche del XXV Atahualpa se llevará a cabo, en una velada que seguramente estará cargada de emotividad ante la muerte del empresario y referente del básquet tucumano. 

Justo en el escenario que lleva su nombre, miles de tucumanos vibrarán por la presencia de el Chaqueño Palavecino, Sergio Galleguillo y Los Palmeras, que le pondrán cierre a una nueva edición del ya histórico festival. 

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

A minutos de conocer la triste noticia, el empresario Hernán Iramain, solo tuvo palabras de admiración y dolor para con Urueña. “Solo te puedo decir que para mi fue un padre y me siento parte de esa familia. Un padre que me cuido, me guió, me aconsejo y siempre me protegió en todo, como lo hizo con sus hijos”, expresó a eltucumano.com.

Te puede interesar:  Sigue la tensión: ya son cuatro las escuelas secundarias tomadas en la ciudad

Y agregó: “Yo me sentía un hijo más y sus hijos para mi son mis hermanos, esos que te da la vida. Se fue una leyenda, un distinto, un amigo de verdad, un amigo de esos que ya no vienen”.

Por último Iramain destacó que “termino su vida como una película, como el quiso; eligió el día para irse, el cierre del Atahualpa como él quería”.

FuenteEl Tucumano
Artículo anteriorUn informe judicial amplía a diez las ventas sospechosas que Máximo Kirchner le hizo a Lázaro Báez
Artículo siguiente¡Falta un mes para la primavera! Así estará el tiempo en Tucumán este domingo