La Mañana con Vos
Inicio Política Local

Triunfo con sabor a “derrota” en Tucumán

Casa de Gobierno era un velorio, quisieron disimular la caída repitiendo todos los dirigentes, casi como una estrategia acordada: “el peronismo ganó en Tucumán”

manzur chahla

En la jornada de ayer, Juntos por el Cambio arañó un 40% de los votos y estuvo cerca de dar la sorpresa en esta provincia, uno de los bastiones históricos del peronismo y el distrito donde manda el jefe de Gabinete, Juan Manzur. Sin embargo, el Frente de Todos logró una leve diferencia, de menos de 20.000 votos, para quedarse con dos de las tres bancas a senadores nacionales en juego.

Viviendas Belgrano

De esta manera, JxC hizo la mejor elección de la oposición en más de 25 años, en tanto que Pablo Yedlin tuvo la peor performance histórica del PJ. En ese sentido, la escasa diferencia que obtuvo el peronismo contrasta con el resultado que habían arrojado las PASO del mes de septiembre, cuando el Frente de Todos había superado el 49% de los votos contra casi un 35% de Juntos por el Cambio.

En las primarias, cuando el jefe de Gabinete Juan Manzur y el actual gobernador interino Osvaldo Jaldo compitieron con listas propias, el Frente de Todos había logrado 472.845 votos entre las dos listas; mientras que Juntos por el Cambio había cosechado 342.438 votos entre las tres listas que participaron. En las últimas semanas, a pesar de que el oficialismo provincial reforzó las partidas para subsidios, por lo que nada hacía prever lo que sucedió.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  La salida de Manzur de la Casa Rosada

Sin embargo, el Frente de Todos perdió casi el mismo porcentaje de adhesiones que este domingo pudo cosechar Juntos por el Cambio para descontar una diferencia de 13 puntos si se compara con los números de las PASO. La realidad es que el resultado de hoy cayó como un baldazo de agua fría. Nadie imaginó que con Manzur de mano derecha del Presidente el peronismo perdería casi 8 puntos en dos meses.

Torneo Enducross
Torneo Enducross

Fue una de las peores elecciones que hizo el PJ desde 1983 a esta parte y Juntos por el Cambio estuvo a apenas dos puntos de arrebatarle los comicios. Casa de Gobierno era un velorio anoche, pese a que se quiso disimular la caída con una muletilla que repitieron todos los dirigentes, casi como una estrategia acordada: “el peronismo ganó en Tucumán”. Lo cierto es que, aunque técnicamente esto sea cierto, el oficialismo hizo una pésima elección.

En esa línea, seis de cada diez tucumanos le bajaron el pulgar a Manzur, a Osvaldo Jaldo, a Alberto Fernández y a Cristina Fernández, esta última, la madre de la derrota. La campaña electoral, antes de las PASO, se “cristinizó”, se endurecieron los mensajes y se profundizó la confrontación. El resultado de esta salida de la prometida moderación en 2019 se reflejó en las urnas.

Te puede interesar:  Alberto Fernández deberá buscar nuevo jefe de Gabinete: Manzur tiene decidido irse

No obstante, no todo es color rosa en el bastión opositor. Y es que, tal y como anticipó Tucumán Despierta, el “tijeretazo” se hizo sentir en Juntos por el Cambio. Y es que con casi el 98% de las mesas escrutadas, la lista encabezada por el candidato a diputado nacional por la coalición opositora, el radical Roberto Sánchez, le sacaba una diferencia de casi 7.000 votos a la boleta del postulante a senador nacional por ese espacio, Germán Alfaro (PJS).

Con estos resultados, tanto el referente de la UCR como el peronista disidente librarán una batalla política para convertirse en el candidato opositor de cara al 2023. Ahora se presenta una furiosa interna en JxC entre Alfaro y Sánchez, frente a serias chances de quedarse con la gobernación en 2023. ¿Participará esta vez Ricardo Bussi de las PASO opositoras? Entre estos dos principales espacios opositores alcanzaron el 52% de los votos. Se abre un gran interrogante.

Artículo anteriorEste lunes Tucumán registra 88 nuevos contagios y DOS muertes por Covid-19
Artículo siguientePidió un tostado en un bar y se indignó cuando vio un insólito recargo en el ticket: “lo más triste que vi en mi vida”