La Mañana con Vos

TUCUMÁN DESPIDIÓ EL PEOR AÑO DE SU HISTORIA

Un 2020 marcado no tan solo por la pandemia a causa del Covid-19, sino por una grave crisis institucional, que dejó al descubierto como el poder político maneja a su antojo la justicia

Chau 2020

Opinión. “Lo que nos dejó la semana

Viviendas Belgrano

Sin dudas el año que se fue será recordado como uno de los peores en mucho tiempo, debido a todo lo que nos tocó atravesar, tanto a nivel provincial como nivel nacional. Desde Tucumán Despierta cubrimos lo más destacado de aquello que aconteció, como así también profundizamos de forma crítica sobre aquello que algunos medios de comunicación no suelen mostrar por distintos tipos de intereses en juego.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir

En primer lugar, la pandemia mundial de coronavirus que irrumpió con toda su fuerza letal en este 2020, marcó a fuego el año y un antes y después en el mundo. Millones de personas a lo largo y ancho del planeta perdieron a seres queridos a causa de este virus surgido en China a fines del 2019. Asimismo, las medidas que se implementaron en cada país fue cuestionada por la población debido a los efectos colaterales que tuvieron.

CEF Medical
CEF Medical

En ese sentido, la política sanitaria implementada en Argentina de parte del gobierno nacional fue un rotundo fracaso, teniendo en cuenta que no sólo no se evitaron ni las muertes ni los contagios, sino que el deterioro de la economía se profundizó de tal modo que la caída sufrida es peor que la acontecida en el 2001, cuando estalló la convertibilidad. Pero la recesión no sería el único factor determinante de la pauperización económica.

CEF Medical
Este es su Pollo

La pérdida de empleos que causó la cuarentena implementada por el Estado, fue catastrófica debido a que miles de personas se quedaron sin empleo y sin la posibilidad de recuperarlo. Estas medidas generaron una mayor pobreza, la cual alcanza a más del 40% de la población y a más del 60% de los niños y adolescentes. Pero, además, hay otros indicadores que dieron la nota para mal durante el transcurso del año que se fue.

Y es que el dólar blue marcó el compás de una devaluación que se hizo de facto, teniendo en cuenta que en el mercado paralelo incluso llegó a amenazar con la posibilidad de cotizar a $200 por cada unidad de la moneda extranjera. De esta manera, el fantasma de la mega devaluación estuvo muy presente durante el transcurso del 2020 y algunos analistas creen que no se disipó del todo pensando en lo que será el 2021.

Te puede interesar:  Por la bajante del Paraná, los despachos de maíz por el puerto de Bahía Blanca crecieron más del 20% en volumen

Por otro lado, la inflación terminó el año por debajo del 40% pero sólo debido a que se mantuvo pisados varios precios que tendrán que ser actualizados durante el transcurso de este 2021, si no se quiere profundizar en un empeoramiento de la economía. Por esta razón, durante los meses finales del año pasado comenzó a ser evidente una aceleración del aumento generalizado de precios que tendrá continuidad en los próximos meses.

En medio de la pandemia, el oficialismo se dio el lujo de intentar avanzar contra la Justicia para lograr la impunidad de Cristina Kirchner. Y es que la vicepresidenta tiene en su contra tantas causas que la posibilidad de ir a la cárcel para ella, sus hijos y demás ex funcionarios, nunca dejó de estar latente. Es por eso que quiso llevarse puesto al Poder Judicial e intentó hasta una reforma para poder salirse con la suya.

Sin embargo, esto no fue posible debido a la resistencia que puso la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que se constituyó en el dique de contención a las pretensiones autoritarias de Cristina Kirchner. De esta manera, el Poder Judicial a nivel nacional pudo funcionar de modo que la República sigue existiendo por medio de la división de poderes para que la democracia no sucumba ante cualquier intento populista.

Pero fue todo lo contrario ocurrió con el Poder Judicial en Tucumán, donde lejos de constituir un obstáculo para la avanzada de los espurios intereses del poder político local, fue todo lo contrario. De esta manera, la degradación institucional término de consolidarse este año en nuestra provincia a causa de la posición pasiva que adoptó el Poder Judicial para que el gobierno provincial cometiera las tropelías que quisiera.

En este marco, lo más notable fue el escándalo del caso al Leiva – Pedicone, en la cual el camarista denunció al vocal de la Corte Suprema de haber incurrido en el tráfico de influencias. Sin embargo, la impunidad pudo más en Tucumán,  ya que es el Dr. Enrique Pedicone el que está siendo sometido a un juicio político en el cual seguramente terminará destituido en cuestión de semanas, luego de la feria judicial al tiempo que Daniel Leiva fue salvado.

De esta manera, el mal funcionamiento del Poder Judicial se consolidó con este asunto, pero también por medio de la creciente inseguridad, la cual desde este medio durante todo el año remarcamos como la segunda pandemia que azotó Tucumán en este 2020. Es que la Justicia fue gran responsable de los crímenes más resonantes que tuvieron lugar este año debido a que dejó libres a varios de los que terminarían perpetrando asesinatos contra ciudadanos inocentes.

Te puede interesar:  Tucumán registró seis fallecimientos y 656 nuevos casos de coronavirus

Pero no sólo se destaca la impunidad de los delincuentes, sino que también, como ya mencionamos, la Corte Suprema le garantizo impunidad a los denominados ladrones de guante blanco. Tal es el caso del legislador provincial Jorge Yapura Astorga, que tiene confirmado un juicio oral y público en su contra bajo la acusación de corrupción, pero la Justicia no hace nada al respecto. Mientras que sigue bajo la protección de la Legislatura comandada por Osvaldo Jaldo.

Pero al mal manejo que Manzur y Jaldo realizan, no le pierden pisada los otros mandatarios importantes que tiene a nivel municipal Tucumán. Es el caso del intendente de Yerba Buena, Mariano Campero, quien tiene cuentas pendientes que rendir ante la Justicia a raíz de un manejo despótico en el municipio más rico de la provincia. El otro que no le pierde pisada es el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro.

Y es que dos cuestiones muy puntuales dejaron en evidencia la deficiencia de la administración de la Capital. Uno fue el récord de días en los cuales el servicio de transporte público de pasajeros permaneció de paro ante la indiferente mirada de Germán Alfaro, que nada hizo por restituir el servicio teniendo la potestad de quitar las licencias a los empresarios que no pueden asegurar la movilización de la gente.

Mientras que el otro factor que desnuda la inhabilidad del intendente Alfaro lo constituyó la tremenda tormenta que tuvo lugar a comienzos de la semana que pasó y que generó muerte, inundaciones y daños materiales como la caída de árboles viejos sobre vehículos. Los mayores daños se concentraron en San Miguel de Tucumán y no es casualidad teniendo en cuenta la indiferencia del manejo de la cosa pública de parte del mandatario municipal.

Con todo esto, no pareciera augurar un venturoso 2021 el año que acaba de comenzar, debido a que serán varios los desafíos que deberemos enfrentar como sociedad de cara a una serie de cuestiones que serán claves. En primer lugar, está el resultado de la vacunación contra el COVID-19 debido a que no habrá manera de volver a cierta normalidad si las vacunas que lleguen al país no son los efectivas que se necesita.

Te puede interesar:  Vuelta a clases: capacitaron a vigías escolares sobre bioseguridad

También está por verse si la legalización del aborto, es decir, el asesinato de un ser inocente en el vientre de su madre, se consuma o si la Justicia tendrá la última palabra a medida que las impugnaciones y los pedidos de inconstitucionalidad inunden los tribunales de todo el país. Esta es una pelea por la vida que lejos de estar terminada, acaba de comenzar y en el Poder Judicial será donde se defina el último round.

Por otra parte, resta saber si la guerra fría que mantienen Osvaldo Jaldo y Juan Manzur tendrá un impasse de cara a las elecciones legislativas de este año. Y es que mientras el titular del Poder Ejecutivo aspira tener una victoria electoral con la cual buscará legitimidad para reformar la Constitución y seguir en el poder, el presidente de la Legislatura intentará hacer valer su capacidad territorial para convencer al peronismo de que él será el gobernador a partir del 2023.

En ese sentido, las especulaciones están al orden del día, no solamente en el oficialismo, sino también en la oposición. Y es que será clave saber si esta vez eran todos unidos o si fragmentarán el voto de la ciudadanía que rechaza el manejo del peronismo en el poder. Esto significa que se tratará de una cuestión de a todo o nada, porque si lo posición va dividida no hará más que ser funcional a los intereses del oficialismo provincial.

Como el lector podrá apreciar, los interrogantes de cara al 2021 que recién comienza son muchos y la incertidumbre todavía más. Sin embargo, una certeza que podemos garantizar desde Tucumán Despierta, es que nuestro compromiso con la verdad se mantendrá inalterable con el fin de poder poner luz donde los intereses ajenos a la información quieren colocar opacidad. De esta manera, aspiramos a renovar juntos el contrato de credibilidad que nos une.

Artículo anteriorEl Chino Valenzuela, que mató a una embarazada al otro día de salir de la cárcel, pidió perdón: “temía por mi vida”
Artículo siguienteBoca y River igualaron 2 a 2 en un Superclásico vibrante