Inicio Portada Un edil se presentó como un feligrés activo, pero los curas lo...

Un edil se presentó como un feligrés activo, pero los curas lo desconocen

Los párrocos Abuín y Michel desmintieron la versión del funcionario.

EL JUICIO. El funcionario Ruiz declara en presencia de los jueces Moralez Lezica, Romagnoli y Romero Lascano. la gaceta / foto de ANTONIO FERRONI

Se multiplican los frentes de polémica para Agustín Ruiz, el director de Empleo e Intermediación Laboral de la Municipalidad de Las Talitas, y concejal electo por una boleta acoplada a la lista del intendente justicialista reelecto Carlos Najar. El funcionario que enfrenta un juicio oral por la supuesta comisión del delito de exacciones ilegales agravadas fue cuestionado ayer por los sacerdotes Luis Michel y José “Pepe” Abuín, quienes desmintieron que aquel haya hecho algún tipo de ayuda social en la parroquia Cristo Rey. Pero Ruiz no sólo dijo que participaba en todas las actividades comunitarias de ese templo, sino que, interrogado por el fiscal Daniel Marranzino, afirmó que específicamente colaboraba en el comedor.

La transcripción del fragmento referido a la Iglesia de la declaración que el director de Las Talitas prestó ante la Sala II de la Cámara Penal de esta ciudad expone que este se presentó como un feligrés activo (ver “El interrogatorio del fiscal”). Ruiz dijo que en la parroquia empezó a hacer ayuda social; que trabajaba con Michel y con Abuín; que continuaba asistiendo “a los que golpeaban su puerta” en el presente y que, para esos fines, tenía una “caja chica” en la Oficina de Empleo. El funcionario añadió que sus denunciantes y ex empleados “lo malinterpretaron” cuando él les pidió dinero en marzo de 2016. Por esa petición formulada en un bar del Hiper Libertad y que fue grabada, Ruiz afronta desde el jueves el juicio que sustancian los camaristas Gustavo RomagnoliEduardo Romero Lascano y Luis Morales Lezica. Según Dora Beatriz Cura y Víctor Hugo Heredia, su ex jefe Ruiz les exigió la entrega de $ 5.000 de los $ 8.000 que percibían en ese momento para el intendente Najar.

Te puede interesar:  Coronavirus en la Argentina | Se produjeron 31 nuevas muertes y las víctimas fatales suman 12.491

“Este muchacho fue al coro un tiempo cuando era adolescente y no volvió más”, precisó Michel, que estuvo al frente de Cristo Rey entre 2004 y 2010. Abuín, que ejerce su ministerio en ese templo desde 2014, dijo que nunca había visto en la parroquia al funcionario imputado. “Lo ubico por su función municipal. Desmiento totalmente que hayamos recibido dinero o cualquier otra colaboración de su parte”, expresó Abuin.

Cuestión de imagen

Los curas se comunicaron con LA GACETA luego de leer que Ruiz los había invocado en la jornada inicial de su juzgamiento, que prosigue el viernes 4 de octubre a las 9. “Él nunca colaboró en nuestras actividades comunitarias ni en forma personal ni con la caja chica de dinero que menciona. Cada pedido de ayuda que hicimos a la Intendencia de Las Talitas quedó plasmado por medio de una nota presentada por la mesa de entradas. Esta es mi forma de manejarme”, describió el párroco Abuín.

Michel expresó que recordaba a Ruiz como un integrante del coro que iba a ensayar una vez por semana “y nada más”. “Él estaría entonces en la secundaria. En 2007 dejó de ir y no volví a verlo hasta que apareció en la Municipalidad de Las Talitas. Ruiz ya no asistía a la parroquia cuando llegó Abuín. El único contacto con Cristo Rey fue el coro. Ni a Abuín ni a mí nos colaboró con nada. Nos mencionó ante los jueces sólo para dar una buena imagen”, reflexionó.

Te puede interesar:  Caso Dominé: otro sospechoso se entregará en la Brigada de Homicidios

Aunque el tribunal ha de dilucidar si Ruiz cometió delitos, en la jornada inaugural del juicio llovieron reproches hacia la gestión de Najar, que no está imputado y ni siquiera fue llamado a declarar como testigo. Los testimonios de Cura, Heredia y Celia Maza, todos ex colaboradores del funcionario público imputado, expusieron irregularidades llamativas.

Esos relatos dejaron a la vista presuntos recibos firmados en blanco; presiones para proteger a Ruiz; descontrol administrativo; supresión de pruebas y represalias. Cura y Maza dijeron concretamente que habían perdido su trabajo en la Municipalidad por rechazar los abusos de sus jefes políticos. Consultado el domingo, el intendente se excusó de hacer comentarios sobre el proceso penal que involucra a su director de Empleo. “Nunca recibí una notificación oficial sobre esta causa, pero estoy enteramente a disposición de la Justicia”, había dicho Najar.

El interrogatorio del fiscal

Agustín Ruiz, funcionario de la Municipalidad de Las Talitas, se presentó ante la Justicia como un miembro activo de la parroquia Cristo Rey. El imputado trajo ese templo a colación al ser interrogado por el fiscal Daniel Marranzino (foto).

Ruiz: -Uno viene ayudando en lo social, siempre trabaja en los barrios, apoya sobre todo a las actividades culturales y a las fundaciones… Es el trabajo mismo que lo impulsa el hecho mismo y el voluntariado mismo de hacerlo (sic).

Te puede interesar:  Falleció la diseñadora Elsa Serrano en el incendio de su departamento

Marranzino: -Esto que usted dice, ¿cómo se puede verificar?

Ruiz: -En la Oficina de Empleo tenemos programas de inserción laboral en empresas para jóvenes de 18 a 24 años (…).

Marranzino: -Usted dice que destinaba hasta dinero propio para obras de beneficencia. ¿Cómo se manejaba? ¿Cómo lo colectaba? ¿Cómo lo contabilizaba? ¿Cómo administraba ese dinero?

Ruiz: -Uno abría la puerta de la Oficina a quienes la golpeaban y le brindaba la ayuda. Es una caja chica para gastos sociales. Y a partir de allí dábamos (…)

Marranzino:-¿Esto era algo esporádico u organizado? ¿Usted hacía solo esta beneficio?

Ruiz: -Desde el inicio lo hice con la parroquia. Trabajaba con el padre Luis Michel y también justamente con el padre (José) “Pepe” Abuín (párroco actual). Acompañaba todas sus actividades, como el comedor. Colaboraba con el comedor de la parroquia Cristo Rey.

Marranzino: -¿La colaboración directa de usted hacia ellos existía o no?

Ruiz: -Sí, también. Aplicábamos lo que era la doctrina social dentro de lo que era la Iglesia misma.

Marranzino: -No más preguntas, señor juez.