Inicio Política Nacional Un intendente dejó sin comer a policías porque detuvieron a un amigo...

Un intendente dejó sin comer a policías porque detuvieron a un amigo por violar la cuarentena

Es José Carambia, de Las Heras, Santa Cruz. El amigo regresaba de una fiesta en otra ciudad después del horario permitido para circular.

Un intendente de una ciudad de Santa Cruz ordenó que no les entreguen las viandas a los policías que hacían control en el ingreso a la ciudad porque habían detenido a un amigo suyo que violó la cuarentena obligatoria. El hecho ocurrió el martes, pero recién trascendió hoy y tuvo una gran repercusión tanto en los medios locales como en las redes sociales.

Se trata de José María Carambia, intendente de la ciudad de Las Heras quien solicitó a sus colaboradores municipales que no permitieran el ingreso del personal policial a los tráilers y que no les den viandas a los policías provinciales que realizan los operativos para que se cumpla el aislamiento con motivo de la pandemia del Coronavirus.

Según indicó una fuente oficial de la Comisaría Segunda de esa ciudad santacruceña el enojo del jefe comunal fue por “no dejar ingresar a su amigo”. El Comité de Crisis local dispuso que la ruta permaneciera cerrada de 20 a 07 horas y se conoció que el “amigo del intendente llegó a la medianoche”.

“Venía de joda desde Caleta Olivia sin justificativo, cuando el personal no lo dejó ingresar a la ciudad, los quiso atropellar”, dijeron los policías de la seccional segunda, compañeros de quienes se quedaron sin la vianda muy enojados por la situación con al mencionado jefe comunal.

Te puede interesar:  Jorge Asís: “No hay reacción, no hay poder, no hay con quién hablar”

Además, para aclarar los dichos sobre secuestros de vehículos municipales, mencionaron que “eran particulares y con la aprobación del juzgado”. No es la primera vez que la máxima autoridad de Las Heras protagoniza un escándalo. Tiempo atrás, al principio del aislamiento preventivo que regía en las localidades de todo el país, el hermano del diputado se negó a suspender la fiesta de La Estepa argumentando que tal decisión iría en detrimento de los vecinos que trabajaron en la organización.