Inicio Policiales Un policía fue arrestado por incumplir el aislamiento: “estaba ebrio”

Un policía fue arrestado por incumplir el aislamiento: “estaba ebrio”

El Ministerio de Seguridad confirmó el pase a disponibilidad del empleado, un cabo que se desempeñaba en la seccional 4°.

EN LA CAPITAL. El Policía arrestado se desempeñaba en la seccional 4ª, ubicada en diagonal Eugenio Méndez 369, San Cayetano. LA GACETA / Foto de Osvaldo Ripoll.

Las autoridades del Ministerio de Seguridad pasaron a disponibilidad y abrieron una investigación interna a un policía, luego de que fuera arrestado ayer a la madrugada, en Banda del Río Salí. Según la información oficial, el empleado policial había violado el decreto nacional que establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Se trata de un cabo que cumplía funciones en la seccional 4°, situada en San Cayetano.

Personal de la Unidad Regional Este recorría barrios de Alderetes y Banda del Río Salí. Al llegar a El Palomar, se dieron con un grupo de personas. Todas lograron escapar, menos uno: el empleado policial. El hombre “no pudo justificar su permanencia en la vía pública” y mantuvo “una fuerte discusión con los efectivos”, según el informe. “Tras agredir a la autoridad, fue trasladado al complejo Belgrano por violar el artículo 205 del Código Penal de la Nación”, se indicó desde el área de Seguridad.

“Pasada la 1 (de la madrugada del domingo), se observó a un grupo de personas en una zona muy conflictiva, en la que constantemente agreden a los policías. Cuando (esos individuos) comenzaron a escapar porque se acercaba el personal, se descubrió que entre ellos se encontraba un efectivo de la fuerza, quien no logró huir porque se encontraba en estado de ebriedad. Dimos aviso a Jefatura de Policía e inmediatamente se tomó la decisión de que pase a disponibilidad”, explicó el comisario Carlos Valdez, Jefe de la Regional Este.

Te puede interesar:  En el Siprosa creen que estamos cerca del pico y la meseta de contagios

Por otra parte, también se secuestró la moto en la que circulaba. “La Policía de Tucumán no tolerará este tipo de comportamiento”, señaló Valdez.