La Mañana con Vos

Un presidente “testimonial”

Cuando lo malo se terminó juntando con lo peor. El nuevo gabinete marca el regreso de la “troupe” cristinista al Poder Ejecutivo

alberto fernández 7
Alberto Fernández

El alzamiento de Alberto Fernández contra su jefa poco duró. Antes había jurado no traicionar. Luego dijo por las buenas, todas; y por las malas, nada. Finalmente depuso las armas designando el nuevo gabinete a la medida de la dueña del poder, a la vez que se convierte en el padre de la derrota electoral del domingo pasado. En definitiva, en tan solo siete días cambió todo para que nada cambie.

Viviendas Belgrano

Su anodina moral se mezcla con la carencia de valores éticos indispensables para liderar al pueblo en plena catástrofe. Demostró otra vez que el traje de mandatario le queda demasiado grande, dando un paso adelante en soledad para el discurso de la derrota y prometernos lo que sabe que no podrá cumplir. La pelea con Cristina Kirchner terminó por sellar su suerte, quedó reducido al papel de “presidente testimonial”.

Quedan 56 días para las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre, las que finalmente delimitarán la nueva conformación de las dos cámaras legislativas. Será a partir de ese momento en el que Alberto Fernández comience su largo camino del adiós del cargo para el que fue ungido por la dueña del poder y ex propietaria de los votos de la mayoría. Es una verdad sabida, de la que muchos comenzaron a hablar como la diputada Fernanda Vallejos.

CEF Medical
CEF Medical
fernanda vallejos
Diputada Fernanda Vallejos

Pero el desempeño de nuestro presidente, y el manejo de la pandemia, más allá de lo que se dijo en los últimos días, y de lo que se dijo ayer en la presentación de los nuevos integrantes del Gabinete de Ministros, donde escuchar el discurso de Alberto Fernández produjo una sensación vomitiva a causa de las mentiras y lo fuera de la realidad en la que se encuentra el Jefe de Estado que sólo repite la cantaleta de culpas ajenas sin hacerse cargo de absolutamente nada.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
aníbal fernández 2
Aníbal Fernández

En ese marco, Alberto Fernández será recordado por haber fracasado antes de su tiempo, lo que nos deja a todos un grave problema por delante, sostenerlo hasta el último día de su mandato. Sus permanentes tropiezos consigo mismo terminaron precipitadamente con su futuro político. Claudicó en la disputa por el poder entregando todo lo que tenía para entregar. El mequetrefe, según la cruda expresión de la legisladora Vallejos, salió perdidoso en la disputa con Cristina.

Te puede interesar:  Al kirchnerismo se le subió el fracaso a la cabeza

Y es que ahora solo le queda agachar la cabeza y acatar. El nuevo gabinete marca el regreso de la “troupe” cristinista al Poder Ejecutivo, con una impronta mucho más dura. Vendrán con renovado ímpetu para imponer el rumbo que definió la dueña del poder. Perdieron y salen disparando para adelante, como ya sucedió en el pasado, por ejemplo, con la “125”. Retroceder nunca rendirse jamás.

Quedó demostrado, como si hiciera falta, quién manda y quién obedece. Ahora estará rodeado por una guardia pretoriana para asegurarse de que no haya más desvíos. El presidente fue el primero de los funcionarios que no funcionó y así se lo hizo saber Cristina Kirchner en su última y dura carta “abierta”. Los resultados de las PASO son la demostración más clara con que la población mayoritariamente podía juzgar su gobierno.

juan manzur 2
Gobernador Juan Manzur

La realidad de las urnas los pasó por encima, humillando el ego cristinista y la poca unidad que quedaba en la coalición que prometió todo, emitió sin límites y nos puso al borde del abismo económico. El fracaso del proyecto populista chocó contra la pared de pobres que amontonaron con sus enajenadas políticas públicas. Nuestro mandatario tiene una relación promiscua con la verdad a la que viola reiteradamente.

Un personaje que en plena cuarentena dura nos exigió a punta de dedo alzado que nos mantuviéramos encerrados “en casa” no es un mentiroso, simplemente detesta la verdad. Las consecuencias de esa conducta son, en gran medida, el caldo de cultivo de un resultado electoral, que por su dimensión, impensada, lo dejó solo y al borde del precipicio donde será sostenido hasta terminar su mandato.

julián domínguez
Julián Domínguez

Pero solo eso, sostenido, no apuntalado a consecuencia de su intento de amotinamiento. Es la suma de todos los miedos para un futuro de país que luce cuanto menos incierto. Y, precisamente parte de esa incertidumbre es fogoneada por el propio presidente cuando en su discurso de la derrota avisa que “quiere terminar su mandato”. Vemos cómo una y otra vez se sigue tropezando con sus propios cordones.

Te puede interesar:  Le dieron prisión perpetua a Nadia Fucillieri: “Fui la mamá que me hubiese gustado tener”, declaró la filicida

Lo que está pasando con el Gobierno es una obra de vodevil montada en la plaza pública para que todos pasen y la vean, con un detalle: el costo de la entrada es obligatorio porque terminamos arrastrados, aunque no queramos ni enterarnos y no tenemos más remedio que hacernos cargo del alto precio. Toda esta debacle institucional y la seguidilla de “berretadas discursivas” fue a consecuencia de una derrota en las PASO.

daniel filmus

Como la estupidez, nunca sabemos a ciencia cierta cuán estúpido puede terminar siendo un estúpido. El problema es que todos sufrimos la consecuencia de esa estupidez colectiva, y cuanto más pobre mayor será el sufrimiento, en una nación donde lo peor se terminó juntando con lo malo. Cristina Kirchner y Alberto Fernández nos están aturdiendo con una guerra interna, dejando a una nación entera a la deriva.

No entienden la gravedad de lo que está sucediendo, del déficit fiscal enorme, la emisión sin fin, la inflación y muchísimas cuestiones más que agobian al pueblo argentino. No tenemos solamente un mequetrefe a cargo del Poder Ejecutivo, se suma una ególatra cegada por sus propios rencores. Ambos se pelean para definir quién es el padre de la derrota, cuando la naturaleza nos enseña que no puede haber un padre sin una madre.

Artículo anteriorCobos contra Cristina: “Le solucioné un conflicto, no como ella a Alberto Fernández vaciándolo de poder”
Artículo siguienteJaldo gobernador gracias a Cristina