Operativo Dengue

Una de las empresas lecheras más grandes del mundo se fue del país

Se trata del gigante francés Lactalis, que primero se desprendió de su planta en Santa Fe y ahora de sus oficinas en Buenos Aires.

22akwpnor3vxsopvblcdplfw4a
El gigante lácteo francés Lactalis, considerada una de las empresas más grandes del mundo en su rubro, vendió su fábrica santafesina y sus oficinas en Buenos Aires, por lo cual dejará de operar en la Argentina. El comprador sería “un grupo rosarino”, cuyo nombre se desconoce pero que hasta el momento de la adquisición no estaría vinculado al sector de los lácteos. La suma no fue revelada. El cierre de Lactalis en nuestro país se produce poco después de una inversión en Brasil: en diciembre 2022, la compañía compró, por 700 millones de reales, (unos US$ 133 millones) la empresa Dairy Partners América, joint venture de Fonterra y Nestlé. En 2021, según el Global Dairy Top 20 anual de Rabobank, Lactalis superó a Nestlé como el mayor productor de lácteos del mundo y es el segundo mayor productor de alimentos en Francia, después de Danone. A nivel global, Lactalis es propietaria de marcas como Parmalat y Président, entre otras, y su desembarco en la Argentina se había producido en 2015 luego de haber comprado una firma en México que tenía activos en América del Sur. La compañía era dueña de la fábrica de quesos La Mucca, en el pueblo santafesino de Díaz, donde daba empleo a 85 personas. Lactalis se suma a la lista de empresas que decidieron dejar el país. La compañía francesa decidió vender su filial en Argentina a un operador local por una suma no revelada. REUTERS/Charles Platiau/File Photo La compañía francesa decidió vender su filial en Argentina a un operador local por una suma no revelada. (Foto: REUTERS/Charles Platiau) Pero los márgenes del negocio se contrajeron, y Lactalis primero se desprendió de esa planta y ahora de las oficinas que tenía en Buenos Aires. Las restricciones a las importaciones, una clave Además de sus actividades productivas, Lactalis poseía oficinas en Buenos Aires desde las cuales gestionaba la otra “pata” de su negocio -la importación de sus productos insignia franceses-. Pero éstas también cerrarán sus puertas a fines de marzo “por tiempo indeterminado”. La restricción a las importaciones impactaron sobre la actividad de la empresa. Tras vender la fábrica en Santa Fe, el grupo francés trató de mantener el negocio con acuerdos de exportación con terceros que les permitieran obtener los dólares suficientes para poder importar. Todo esto en medio de las restricciones oficiales para comprar productos extranjeros. Sin embargo, esta iniciativa llevada a cabo entre octubre y febrero no prosperó, y por eso Lactalis decidió irse de la Argentina. La compañía con sede central en Europa ni siquiera optó por dejar en el país un distribuidor que comercializara sus productos. Tenía poca presencia en Argentina comparada con sus negocios en Brasil, donde a partir de la compra de DPA se convirtió a fines de 2022 en la láctea número uno de ese país. Lactalis es una empresa multinacional propiedad de la familia Besnier, fundada hace más de 80 años, con base en Laval, Mayenne, Francia. Al grupo pertenecen marcas como Puleva, Sorrento, Société, Bridel, Président, Rachel’s Organic y Valmont. Tras la compra de Parmalat en 2011 y luego de un movimiento de activos de las demás compañías lácteas, Lactalis se convirtió en el principal grupo mundial de productos lácteos, empleando a más de 75.000 personas en 70 países alrededor del mundo, con presencia en América, con plantas en Brasil, México, Venezuela, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, pero ya no en Argentina.
Aprestamiento Escuelas

El gigante lácteo francés Lactalis, considerada una de las empresas más grandes del mundo en su rubro, vendió su fábrica santafesina y sus oficinas en Buenos Aires, por lo cual dejará de operar en la Argentina.

El comprador sería “un grupo rosarino”, cuyo nombre se desconoce pero que hasta el momento de la adquisición no estaría vinculado al sector de los lácteos. La suma no fue revelada.
El cierre de Lactalis en nuestro país se produce poco después de una inversión en Brasil: en diciembre 2022, la compañía compró, por 700 millones de reales, (unos US$ 133 millones) la empresa Dairy Partners América, joint venture de Fonterra y Nestlé.

SE PA RA

En 2021, según el Global Dairy Top 20 anual de Rabobank, Lactalis superó a Nestlé como el mayor productor de lácteos del mundo y es el segundo mayor productor de alimentos en Francia, después de Danone.

A nivel global, Lactalis es propietaria de marcas como Parmalat y Président, entre otras, y su desembarco en la Argentina se había producido en 2015 luego de haber comprado una firma en México que tenía activos en América del Sur.

CEMA

La compañía era dueña de la fábrica de quesos La Mucca, en el pueblo santafesino de Díaz, donde daba empleo a 85 personas.

Lactalis se suma a la lista de empresas que decidieron dejar el país. La compañía francesa decidió vender su filial en Argentina a un operador local por una suma no revelada. REUTERS/Charles Platiau/File Photo
En la localidad santafesina de Díaz la compañía francesa había comprado la fábrica de quesos La Mucca en el 2015. No se conocieron detalles, sí que decidieron vender todo e irse del país. (Foto: Captura Web)

Pero los márgenes del negocio se contrajeron, y Lactalis primero se desprendió de esa planta y ahora de las oficinas que tenía en Buenos Aires.
Las restricciones a las importaciones, una clave

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Además de sus actividades productivas, Lactalis poseía oficinas en Buenos Aires desde las cuales gestionaba la otra “pata” de su negocio -la importación de sus productos insignia franceses-. Pero éstas también cerrarán sus puertas a fines de marzo “por tiempo indeterminado”. La restricción a las importaciones impactaron sobre la actividad de la empresa.

Tras vender la fábrica en Santa Fe, el grupo francés trató de mantener el negocio con acuerdos de exportación con terceros que les permitieran obtener los dólares suficientes para poder importar. Todo esto en medio de las restricciones oficiales para comprar productos extranjeros.

Sin embargo, esta iniciativa llevada a cabo entre octubre y febrero no prosperó, y por eso Lactalis decidió irse de la Argentina. La compañía con sede central en Europa ni siquiera optó por dejar en el país un distribuidor que comercializara sus productos. Tenía poca presencia en Argentina comparada con sus negocios en Brasil, donde a partir de la compra de DPA se convirtió a fines de 2022 en la láctea número uno de ese país.

Lactalis es una empresa multinacional propiedad de la familia Besnier, fundada hace más de 80 años, con base en Laval, Mayenne, Francia. Al grupo pertenecen marcas como Puleva, Sorrento, Société, Bridel, Président, Rachel’s Organic y Valmont.

Tras la compra de Parmalat en 2011 y luego de un movimiento de activos de las demás compañías lácteas, Lactalis se convirtió en el principal grupo mundial de productos lácteos, empleando a más de 75.000 personas en 70 países alrededor del mundo, con presencia en América, con plantas en Brasil, México, Venezuela, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, pero ya no en Argentina.

Dejanos tu Comentario