Inicio Portada Veterinarios denuncian escraches de mascoteros y particulares, en las redes sociales

Veterinarios denuncian escraches de mascoteros y particulares, en las redes sociales

"Afecta nuestra profesión. Sobre todo a los más jóvenes", expresó el presidente del Colegio de Veterinarios de Tucumán.

PUBLICACIONES. Algunos de los "escraches" a los que se refiere el colegio.

Denuncias injustas, historias que no son ciertas, versiones erróneas, regateos y escraches, entre otras cosas. Los veterinarios afirman estar preocupados por la situación que está atravesando la profesión, que hace algún tiempo resulta afectada por los mensajes “agresivos” publicados en las redes sociales, por parte de las organizaciones mascoteras y particulares.

Según el presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de Tucumán, Luis de Chazal, cada vez que ocurre alguna situación en la que el cliente o dueño de mascota queda disconforme, lo primero que hacen es denunciarlos en las redes sociales. 

“Es un problema general, no necesariamente una cuestión de nuestra profesión pero a nosotros nos preocupa porque afecta nuestro trabajo”, dijo el especialista.

Esta situación mantiene alerta a los profesionales del área hace algunos meses: “sobre todo por los nuevos doctores, los jóvenes. Hay algunos que ya llevamos años como veterinarios pero los que son recién recibidos, leen estas cosas y se ponen mal. Con escraches de este estilo, sus nombres ya quedan ensuciados y eso no está bien”. 

Por ese motivo, las autoridades del colegio decidieron redactar un comunicado de prensa para dar a conocer la problemática y alertar a la sociedad sobre el daño que causa este accionar. En él afirman que, a partir de ahora, tomarán acciones legales contra quienes los “escrachen injustamente” en las redes sociales.

El texto del comunicado

“El Colegio de Médicos Veterinarios de Tucumán pone en conocimiento de la población su preocupación por los reiterados ataques mediáticos difamatorios en las redes sociales a colegas, asociaciones profesionales y, en particular, a nuestra institución.

Te puede interesar:  “En una sociedad civilizada, el juez Leiva ya habría renunciado por vergüenza, en Tucumán hay un estilo feudal”, afirma la jefa de Transparencia Internacional

Algunos de los conceptos que se vierten resultan insultantes, calumniosos, alarmantes, agresivos, amenazantes y hasta delictivos, tanto por parte los individuos como de algunas asociaciones que dicen llamarse proteccionistas o animalistas.

El respeto a los individuos y a las instituciones vive una crisis sorprendente en todos los estamentos sociales. Las leyes, los códigos y el respeto social, político e institucional, están siendo vulnerados en forma constante, sobre todo, en las redes sociales”.

Cualquier persona o las autodeterminadas ‘asociaciones’, que no tienen responsabilidades legales, civiles, penales ni preparación profesional, ponen en tela de juicio y acusan, solo con su opinión, sin tener ningún tipo de consideración a normativas básicas de la sociedad, en cuanto a la valoración legal, intelectual o experta a la que se refieren.

No ocurre únicamente con la profesión veterinaria, pero a ella nos referimos en este contexto, ya que es una de las más atacadas.

La profesión no está exenta de las particularidades de la vida cotidiana como errores, malas interpretaciones, dificultades, limitaciones económicas para ejercer, incluso, hasta mala praxis en las que vivimos todos en nuestra sociedad. Pero resulta inexplicable el concepto de la sociedad referido al altruismo ¿obligatorio’ de nuestra profesión, que es como cualquier otra, es nuestro medio de vida, al que se le paga por su trabajo y los materiales que utiliza.

Te puede interesar:  Tucumán se sumó al masivo banderazo nacional 19S en contra del Gobierno

Resultan tremendamente impactantes, los ataques que reciben muchos colegas en las redes sociales, ante escenarios adversos o complicaciones de sus casos clínicos o porque cobran por trabajar.

Lo más preocupante es que las críticas son vertidas en su mayoría, por personas que no tienen preparación técnica para evaluar las situaciones de las que opinan, aún así son fanáticas y absolutistas, a ellas se adhieren cientos de personas que no investigan las fuentes ni la veracidad de los hechos, ni siquiera se plantean dudas de cuáles fueron las circunstancias en que se produjeron los eventos que critican o ‘escrachan’. Incluso hemos llegado a ver opiniones en las que se endilgan que algunos veterinarios estudiaron para ‘ejercer la tortura sobre sus paciente en forma legal…’ (sic). No les importa el daño moral y psicológico que ocasionan sobre profesionales idóneos y honestos.

Sin embargo, muchas de las personas e instituciones que adhieren a las críticas y escraches a los profesionales veterinarios, defienden a grupos y/o individuos que ejercen ilegalmente la profesión, hasta se sienten orgullosos de ello.

Por lo tanto el CMVT (Colegio de Médicos Veterinarios de Tucumán), expresa lo siguiente:

1. La profesión veterinaria es una carrera universitaria de grado, con mínimo de 5 años de estudio. Homologada por el Ministerio de Educación con más de 100 años de antigüedad en el país, y cuenta con amplia diversidad de incumbencias, en producción y salud animal, como en salud publica.

Te puede interesar:  Comunicado de prensa de los Trabajadores de la Salud

2. La institución colegiada tiene como objetivo defender el ejercicio de la profesión veterinaria y a sus colegas matriculados, siempre que corresponda.

3. Que la institución tiene normativas expresadas por la ley provincial N°6661 y su reglamentación para su funcionamiento. Las cuales regulan la matrícula, el ejercicio de la profesión y la ética profesional.

4. Es miembro de instituciones colegiadas provinciales y nacionales, como la Federación de los Profesionales Universitarios de Tucumán (FEPUT) y la Federación Veterinaria Argentina (FEVA).

5. El CMVT no tiene poder de Policía ni poder Legal Civil o Penal alguno, para accionar directamente, pero si puede ser parte denunciante o querellante y lo hará cuando las circunstancias correspondan, para ejercer la defensa de los colegas y de la profesión en general.

6. De acuerdo a lo expresado previamente, el CMVT advierte a la población que tomará las medidas judiciales necesarias y apoyará a los veterinarios matriculados que sean agredidos por todos los medios que correspondan y estén a su alcance. 

7. Que accionará en forma legal, ante las agresiones y planteamientos infundados, tanto individuales como colectivos que ataquen o difamen a los colegas matriculados y al CMVT.

Qué hacer si el accionar de un veterinario te resulta extraño

El Colegio de Veterinarios recibe denuncias que respectan a la profesión. Como particular podés acercarte a la sede, con las pruebas que tengas, y pedir que se investigue. La comisión encargada recibirá el caso y lo analizará para determinar qué acción tomar.