La Mañana con Vos

“Colonización o embestida K”: crece la tensión entre el Gobierno y UIA

La elección de Daniel Funes de Rioja como presidente de la entidad fabril generó malestar; mañana se reunirá con Matías Kulfas y Miguel Pesce

daniel funes de rioja

El último cuestionamiento a Daniel Funes de Rioja ocurrió en la visita que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, realizó hoy a la Red de Centros Tecnológicos de los metalúrgicos de Adimra. Allí Kulfas criticó públicamente los dichos que el flamante presidente del Unión Industrial Argentina (UIA) había realizado en Perfil, donde había señalado que los únicos sectores que se recuperan son el de la construcción y algunos vinculados. Gerardo Venutolo, vicepresidente de Adimra, le tiró un centro al ministro: “Se ve que no le llegan nuestros emails”.

Viviendas Belgrano

La tensión con Funes de Rioja es palpable desde que, por unanimidad, escaló a la cima de la UIA. Todo pese a que el abogado tiene mucho roce –y del fuerte– con el Gobierno, como presidente de Copal, la coordinadora de las alimenticias. Esto se da en un contexto de elecciones y alta inflación.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir

En el Gobierno advierten que la entidad tomará un tono confrontativo y se convertirá en un “actor político”, algo que no sucedía con Miguel Acevedo, director de Aceitera General Deheza (AGD), compañía propiedad de Roberto Urquía, ex senador del Frente para la Victoria y uno de los primeros empresarios que apoyó la candidatura de Alberto Fernández. En el Gobierno hubieran preferido ver encumbrado a Miguel Ángel Rodríguez, dueño de Sinteplast. Rodríguez acompañará a Funes de Rioja como secretario.

CEF Medical
CEF Medical
Te puede interesar:  Argentina superó los 40 millones de dosis recibidas con un nuevo vuelo que llegó de China

“O te colonizan o tratar embestirte”, explican en la UIA, donde –dicen– ya conocen el accionar del kirchnerismo con las gremiales empresarias. Allí sienten que la dirección de la UIA viene siendo tibia con temas de coyuntura como el impuesto a la riqueza, la caída del pacto fiscal, la imposibilidad de girar dividendos o pagar deuda al exterior, las importaciones, la doble indemnización, la prohibición de despidos o lo que pasó con Vicentín, entre otros hechos que enumeran.

CEF Medical
Este es su Pollo

“Les está yendo mal. Con esto buscan cambiar la agenda en los medios. Los brotes verdes se acabaron y la economía está caída. No tienen un escenario fácil. Ahora hay que provocar títulos con nuevos enemigos”, describieron quienes impulsaron a Funes de Rioja.

En la UIA caracterizaron como provocaciones los escándalos generados en las últimas semanas por dos industriales, participantes de la entidad, pero que tienen funciones en el Estado. El primer caso fue la firma de la proclama liderada por Fernanda Vallejos por parte de Guillermo Moretti. En la misma se pedía no pagar al FMI ni al Club de París. “Ese tema no fue discutido en la UIA”, criticaron. Moretti es vocal en Garantizar.

Paolo Rocca, de Techint
Paolo Rocca, de Techint

El segundo fue protagonizado por José Ignacio de Mendiguren. A los gritos, el ex titular de la UIA, diputado del Frente Renovador y presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), cuestionó en la reunión del Consejo General Ordinario en la que asumirían las nuevas autoridades –con 160 industriales conectados por Zoom– que alguien había vetado su nombre en el comité ejecutivo de la UIA. Se quejó además que Paolo Rocca, de Techint, no le atendiera el teléfono. Rocca tiene una fuerte ascendencia en la UIA. De Mendiguren ya había cuestionado a Funes de Rioja por ser abogado laboral y no industrial en A Dos Voces. Le contestaron con dureza Cristiano Rattazzi (Fiat), Eduardo Nougués (Ledesma) y Adrián Kaufmann (Arcor). El hecho de que De Mendiguren hubiera grabado el encuentro generó una bronca extendida dentro de la entidad fabril. “No tuvo códigos”, criticaron varios empresarios.

Te puede interesar:  La canasta básica subió 3,2% en junio: una familia tipo necesitó $66.488 para no ser pobre

El viernes por la noche, De Mendiguren hizo público un audio que Urquía le había enviado y en el que el empresario cuestionaba el supuesto veto que había recibido. En la UIA contestan que De Mendiguren tiene el mismo lugar que viene teniendo desde hace seis años, un espacio fuera del comité ejecutivo de la entidad fabril.

Todos estos chispazos entre ministros, diputados y funcionarios del oficialismo, y la nueva conducción de la entidad fabril se encenderán mañana cuando Kulfas se reúna –vía Zoom– con la nueva cúpula de la UIA por primera vez. También hoy, los industriales se verán la cara con el presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, con quien tenían prevista una reunión días atrás que no pudo celebrarse por problemas de agenda durante la visita de Pedro Sánchez al país.

“Todo este lío es parte del relato. Querían un vocero y no lo tienen”, afirmaron en la UIA, donde dicen, sin embargo, que Funes de Rioja tendrá un perfil dialoguista. En el Gobierno buscan pelea. “Ante una crisis descomunal fue el rescate más grande del que yo tenga memoria del sector público a la industria. Ahora ¿vos asumís en la UIA y no decís ni ‘gracias’?”, dijo hoy en radio De Mendiguren sobre la política del Gobierno.

FuenteLa Nacion
  • Buscar por Temas Relacionados
  • UIA
Artículo anteriorEl precio internacional de la tonelada de soja sigue a la baja: en una semana perdió casi 33 dólares
Artículo siguienteArgentina no supo mantener la ventaja e igualó 1-1 ante Chile en su debut en la Copa América