Inicio Actualidad

ENOJADOS Y DISTANTES HASTA QUE LA “NECESIDAD” LOS UNA NUEVAMENTE

Una interna dentro del PJ provincial terminó quebrando el bloque oficialista en la legislatura. El legislador Vargas Aignasse salió furioso a romper, como si no conocería las reglas de juego.

manzur jaldo
Gobernador Juan Manzur - Vicegobernador Osvaldo Jaldo

La interna del peronismo llegó cuando menos se lo imaginaba el partido oficialista que gobierna Tucumán, desde la vuelta de la democracia con la excepción del período gobernado por Domingo Bussi y una intervención federal previa. Sin embargo, se dice que nadie puede predecir una crisis, mucho menos cuando en el oficialismo tanto el gobernador Juan Manzur como el titular de la Legislatura, Osvaldo Jaldo, habían cerrado filas a principio del 2021.

Viviendas Belgrano

Y es que este no será un año más debido a que se trata de un 2021 en el que tendrán lugar las elecciones legislativas nacionales. Pero, a pesar de que se trata de una votación que definirá la nueva conformación del Congreso de la Nación por los siguientes dos años, en Tucumán se define mucho más que eso: quién será aquél que encabece la fórmula para convertirse en el gobernador de esta provincia.

En ese marco, la elección del defensor del Pueblo terminó siendo la razón de una lucha intestina hacia el interior del oficialismo en la que, como en toda guerra, nadie gana, pero en la cual, todos pierden. Es lo que representa el hecho de que Eduardo “Lalo” Cobos haya llegado a ocupar el cargo de ombudsman, una figura largamente decorativa en esta provincia, salvo por escasas excepciones.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Transportistas e industriales resaltaron la gestión del Gobierno provincial para destrabar el paro
Legislador Gerónimo Vargas Aignasse | Foto Diario Cuarto Poder

La consecuencia más notable de lo acontecido ayer es la grieta que se abrió en el peronismo local, cuya grieta amenaza con generar todavía un problema mayor: y es que el PJ se quedó sin un claro candidato a gobernador. La explicación es muy sencilla: Juan Manzur jamás descartó buscar un tercer mandato, pero necesita para ello de una reforma constitucional que lo habilite y para ello es clave la Legislatura que conduce el vicegobernador Jaldo.

Violencia de género
Violencia de género

El asunto es que el resultado de la votación para elegir al defensor del Pueblo transmitiría el mensaje de que está clausurada cualquier intentona de enmienda,  porque el vicegobernador tiene los números para frenarla. Tanto es así que no requiere de 27 legisladores para frenar una modificación de la Carta Magna: con 17 bancas (más de un tercio de los 49 escaños) conjura que el gobernador logre los dos tercios para declarar la necesidad de la enmienda.

Esto significa que incluso Osvaldo Jaldo podría perder incluso 10 parlamentarios, es decir, una decena de apoyos y aun así cumple su objetivo. Sin embargo, el titular de la Cámara legislativa necesita ineludiblemente del apoyo de Manzur para llegar a ser gobernador, tal y como lo aseguró en el 2019. Por lo tanto, lo sucedido ayer deje evidenciado a las claras que no hubo ni vencedores ni vencidos en el peronismo.

Te puede interesar:  En las escuelas públicas de Tucumán no habrá clases este lunes

Lo que sí es seguro, es que el quiebre en el peronismo podría llegar a hacerle perder la posibilidad de seguir en el poder más allá del 2023. De esta forma, le estaría dando la posibilidad a la oposición de que se unan, aunque más no sea por espanto, y amenacen las posibilidades electorales del oficialismo. Del peronismo dependerá que la unión haga la fuerza o corren peligro todos de perder el poder.

Artículo anteriorDetienen a un peruano con 8 kilos de cocaína en viaje hacia Buenos Aires
Artículo siguienteEL PLAN DE CRISTINA AVANZA SIN SOBRESALTOS