La Mañana con Vos

EL PLAN DE CRISTINA AVANZA SIN SOBRESALTOS

Marcela Losardo no quiso hacer el “trabajo sucio” de la pelea de Cristina Kirchner con la Justicia

losardo
Marcela Losardo

Al justificar el hecho de que la ministra de Justicia no seguirá en su cargo, Alberto Fernández  habría mentido,  ya que Marcela Losardo no está agobiada por tener que aclarar sus contactos con el fiscal Carlos Stornelli. Está agobiada por la política de desgaste a la que la sometió el cristinismo desde casi el arranque del Gobierno. De esta manera, se confirmó lo que anunciamos desde Tucumán Despierta ayer, pero el presidente lo explicó con argumentos que se chocan contra la realidad.

Viviendas Belgrano

Y es que, en realidad, la erosión provino del cristinismo. El apoyo al fiscal de los Cuadernos de las Coimas, Carlos Stornelli, es previo al nombramiento de Fernández como candidato a presidente del Frente de Todos. Todo cambió después del discurso del presidente del 1° de marzo en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso. Fue por las palabras del presidente Fernández, según las cuales, la Justicia “parece vivir en los márgenes de la democracia”.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir

Marcela Losardo comprendió ese día que no quedó lugar en el Gobierno para los matices sobre cómo defender a la vicepresidenta por los ocho procesamientos que tiene. Una cosa es hacerlo desde el derecho y otra desde la política sucia. Desde que asumió, mostró un perfil moderado respecto de la relación con la Justicia y, también dejó en claro, que no quiere hacer el “trabajo sucio” que implica la nueva etapa que quiere Cristina de su confrontación con la Justicia.

CEF Medical
CEF Medical
Te puede interesar:  Vacuna de Moderna: qué opinan los especialistas argentinos sobre su uso en menores

Hace dos semanas mostró lo máximo que podía hacer con un hilo de tuits en que criticaba al fiscal Stornelli y, por primera vez, hacía suyo sin mucho entusiasmo, el relato del lawfare. Pero el presidente pidió en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso una inédita “comisión bicameral de control cruzado” de la Justicia, a pedido de Cristina. Al día siguiente, explicó que sería “inconstitucional” si la comisión sirviera para sancionar o echar jueces.

CEF Medical
Este es su Pollo

Estas funciones, contó con tono didáctico y nada político, corresponden al Consejo de la Magistratura para los jueces y del Congreso para los miembros de la Corte. Ahí mostró sus límites y vació de contenido a la comisión que fomentan Oscar Parrilli y Graciana Peñafort. En cambio, otros “talibanes” de Cristina, como Leopoldo Moreau, anunciaron que harán una denuncia de “un plan sistemático” de persecución contra Cristina.

El desgate del cristinismo empezó con imponer al ex número dos de la AFI como su segundo, el control del Servicio Penitenciario Federal y la humillación de no ser consultada por el bloque de senadores cuando le cambiaron el sentido al proyecto de reforma judicial que había enviado al Congreso. En la elección del sucesor de Losardo, Alberto mostrará también su grado de independencia de Cristina.

Te puede interesar:  El oficialismo presentó una lista loteada para contener a todos los sectores de la coalición

Habrá que ver, con la elección del futuro ministro de Justicia, el margen de negociación que le queda al presidente dentro del Frente de Todos. Y es que ha quedado demostrado que es Cristina Kirchner quien manda y saca y pone ministros a como dé lugar sin importar absolutamente nada. Mientras tanto, la embestida que se estaría preparando en contra de la Justicia sería a todo o nada para el kirchnerismo.

Artículo anteriorENOJADOS Y DISTANTES HASTA QUE LA “NECESIDAD” LOS UNA NUEVAMENTE
Artículo siguienteCronograma de pagos:¿Quiénes cobran este martes 9 de marzo?