Boleto Gratuito

Falta mano de obra y complica a economías regionales

En el interior del país están viendo serios problemas para conseguir mano de obra para la cosecha de aceitunas, tabaco y frutos rojos. ¿Negocio en crisis?

cosecha de tabaco
Falta la mano de obra y complica a economías regionales
Descacharreo

El beneficio que las economías regionales recibieron en diciembre del año pasado cuando el Gobierno decidió quitarles de cuajo las retenciones a las exportaciones se disipó como un vaporcito frente a una macroeconomía que les recorta rentabilidad a través de alta inflación, brecha cambiaria, incremento del costo de la logística y problemas estructurales vinculados con el empleo.

Cuando se abre el foco sobre las economías regionales el panorama que surge está atravesado por esta columna vertebral de sinsabores a la que ninguna escapa. Luego, en la sintonía fina, aparece el caso por caso, las producciones con sus características propias, los vericuetos del mercado interno y la aventura de construir un perfil exportador.

En la mirada global, Fernando Marengo, economista jefe de Arriazu Macroanalistas, remarca ante Apertura que “en la Argentina siempre que se habla de competitividad, de cómo les va a las economías regionales, se piensa en el tipo de cambio. Si devaluando se lograra competitividad, seríamos el país más competitivo del mundo“.

Según Marengo, la única manera de hacer crecer y consolidar las actividades regionales pasa por llevar adelante las tan mentadas reformas estructurales. “Tenemos costos y contingencias laborales que invitan a la reforma laboral y la reducción de la conflictividad; costos financieros; problemas de logística vinculados a la falta de infraestructura como caminos y puertos; y una alta presión tributaria, donde se destaca el pago de Ingresos Brutos“.

Boleto

Las economías regionales tienen una dinámica propia. Cumplen un rol clave en el mercado doméstico y algunas han logrado hacer pie en la plaza internacional, aunque su performance exportadora esté muy a la sombra en el total de las ventas argentinas al exterior.

De acuerdo a los datos del 2021 del Origen Provincial de las Exportaciones, elaborado por el Indec, la región pampeana con sus cultivos extensivos y fuerte ganadería marcha a la cabeza con el 77,7 por ciento del total exportado. Allá lejos, la Patagonia representa el 7,7 por ciento; el NOA, 5,7 por ciento; Cuyo, 4,7 por ciento; y el NEA, 1,6 por ciento.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

El problema que tienen muchas economías, sobre todo los productores de las frutas de carozo y pepita, y también la banana, es que viven una situación complicada donde han ido perdiendo competitividad y acceso a la tecnología. Es difícil que se vuelvan a insertar en el circuito productivo“, asegura Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina, dirigente con un origen estrechamente vinculado a las producciones regionales.

Según explica, la brecha en el tipo de cambio es otro factor que atenta contra la rentabilidad. “Cuando se trata de productos con inserción internacional, al tener esta dualidad cambiaria no impacta positivamente como debería impactar. Y a quienes operan en el mercado local también los afecta porque tuvimos subas de insumos de más del cien por ciento en dólares“.

El punto crítico está dado en que el productor que exporta termina por cobrar un dólar a precio oficial, con una brecha que ronda el 80 por ciento con respecto al que se mueve en el segmento paralelo, y que fija precios en insumos como los agroquímicos y los repuestos.

En este contexto y pese a todo hay un modelo de negocios viable que apuntala el crecimiento, y otro de mera subsistencia. “La división está dada entre quien es netamente productor y aquel que es productor, industrial, empacador y exportador“, dice Achetoni. “Este es el esquema que está funcionando. El productor neto termina siendo preso de los precios y los pagos que se realizan. Es el que está desapareciendo y queda mucha tierra en estado de abandono“.

CENIZAS

Los productores del Noreste Argentino (NEA) han pasado a pérdidas buena parte de su inversión a partir de la fuerte sequía de los últimos años y del incendio que arrasó más de 1 millón hectáreas en Corrientes, pero que también afectó el sur de Misiones y la economía de las provincias vecinas.

Dejanos tu Comentario