Boleto Gratuito

Florece Rossana Chahla mientras Germán Alfaro tala su futuro político

La postulación de la diputada nacional contrasta con la ambición del intendente capitalino en lo que hace al cuidado del arbolado en San Miguel de Tucumán.

chahla alfaro
Rossana Chahla - Germán Alfaro
Descacharreo

“Nuestras acciones van definiendo nuestra identidad” decía Aristóteles en la antigüedad y en el presente esa frase tiene más vigencia que nunca en lo que hace al presente de dos figuras políticas que pugnan por el gobierno de una de las ciudades más importantes de la Argentina: San Miguel de Tucumán. Se trata del intendente capitalino, Germán Alfaro y la candidata a sucederlo, Rossana Chahla.

En ese marco, cabe mencionar que la postulación de la diputada nacional contrasta con la ambición del mandatario capitalino en lo que hace al cuidado del arbolado en la ciudad. Y es que la postura de cada uno en torno a los árboles en San Miguel de Tucumán compone la metáfora perfecta de quienes aspiran a hacerse con el manejo de un distrito que sufre por la falta de espacios verdes, así como su mantenimiento.

Negocios

Y es que mientras en la jornada del domingo por la mañana Rossana Chahla plantó dos árboles en Lamadrid al 1000 de la Capital, zona del Hospital Padilla, es decir, dos lapachos rosados que fueron plantados junto al ingeniero agrónomo Guillermo Olivera, ayer lunes Germán Alfaro decidió hacer todo lo contrario. Esto se debe a que mandó a talar árboles en una zona cercana a la avenida Roca.

rossana chahla
Rossana Chahla

Para colmo, se trata de la cuadra donde vive Germán Alfaro. Esto se debe a la ignorancia sobre este tema de parte del intendente capitalino debido a que desconoce que jamás será suficiente la cantidad de árboles en una ciudad densamente poblada dentro de una provincia que cuenta con una de las temperaturas más altas en verano. Es decir, a falta de árboles, Alfaro empeora la situación talando los que de por sí son insuficientes.

Desde Tucumán Despierta se viene haciendo hincapié en la falta de políticas públicas que tiendan a la conservación de los árboles de parte del alfarismo, lo cual constituye una materia pendiente de parte de una administración que se muestra insensible en este ámbito para contrarrestar los peligros y las consecuencias dañosas para los vecinos, a los cuales Alfaro les deforesta los árboles y la vida digna en la ciudad.

La realidad indica que es una lástima el maltrato al medioambiente que está generando Germán Alfaro, la belleza por la que siempre se caracterizó nuestra ciudad es por ser el jardín de la República, con una plaza principal que oxigenaba y embellecía nuestro micro centro con una gran población de árboles que generaban muchas sombras para poder caminar por nuestras calles calientes, sobre todo en verano.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

De más está decir que es crucial la importancia de la población de árboles para una ciudad como la de San Miguel de Tucumán, donde pueden ser grandes aliados contra el calor y la contaminación. Es por ello que el domingo Rossana Chahla plantó dos lapachos con el fin de seguir plantando pulmones verdes en beneficio de todos los vecinos, es decir, todo lo opuesto a lo que hace Germán Alfaro.

Y es que el egoísmo del intendente no lo deja ver que los árboles son grandes seres que nos dan todo, hasta el oxígeno, y nos piden muy poco, solo que los cuidemos. No en vano Rossana Chahla expresó el mismo día en que forestaba la zona donde se ubica el hospital Padilla que “todo lo vinculado a la arborización es muy importante para el ser humano”. Pero Germán Alfaro se empecina en lo contrario.

Esto se debe a que el intendente prefiere avanzar a contramano del medioambiente, destruyéndolo por medio de la implementación de políticas predatorias del ecosistema. Alfaro en 8 años destruyó nuestra ciudad, realizando una tala indiscriminada, hasta en la puerta de su casa asesina arboles sanos con total impunidad. Lo cierto es que a diario florece la candidatura de Rossana Chahla mientras Alfaro tala su futuro político con cada árbol que le quita a la ciudad.

Dejanos tu Comentario