Inicio Portada JURI DEBO al final tuvo que dar la CARA

JURI DEBO al final tuvo que dar la CARA

La aparición de Fernando Juri Debo luego de la exposición periodística de Tucumán Despierta

Defensor del Pueblo, Fernando Juri Debo

Hay que pegarle al chancho para que el dueño aparezca, reza el conocido refrán popular. En ese marco, se entiende que, finalmente, el titular de la Defensoría del Pueblo, Fernando Juri Debo, saliera ayer a explicar que el ente que conduce pedirá por la suspensión de los aumentos en la luz y el agua. Sin embargo, hay un hecho que merece la pena ser destacado para que la reaparición pública del Defensor del Pueblo pueda entenderse.

Desde este medio, se hizo hincapié desde el primer día en que el ente regulador de los servicios públicos, el ERSEPT, anunciara un inminente aumento de la tarifa de la luz y del agua en todo el territorio provincial. Desde entonces, en Tucumán Despierta se trazó una hoja de ruta periodística que apuntó a concientizar a la sociedad de lo espurio, arbitrario e ilegítimo que representaba el incremento en el valor de estos servicios.

Por otro lado, se apuntó a que desde el Estado, el organismo correspondiente enfrentara los intereses privados de una compañía deficiente en su prestación como los es la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT). Fueron varios los días de silencio de parte de Juri Debo, mientras desde este medio se hacía hincapié, por medio de diversas notas y entrevistas periodísticas, en la necesidad de defender los intereses de la totalidad de los ciudadanos.

Te puede interesar:  Córdoba: El fuego avanza hacia la zona de la aerosilla de Los Cocos

Y es que el periodismo es una suerte de cuarto poder en el que se apoya el sistema Republicano incomodando a los diversos actores que intervienen en la vida pública de un lugar. En ese sentido, se expuso la opinión del titular de la Comisión de Energía de la Legislatura de Tucumán, Eduardo Cobos, quien manifestó que el ERSEPT estaba siendo funcional a los intereses de las compañías privadas en lugar de funcionar como intermediario.

Sin embargo, nadie en el oficialismo provincial podría explicar el ruidoso silencio de parte del Defensor del Pueblo Fernando Juri Debo en torno de un asunto delicado como representaba el enorme aumento del 25% en lo que hace al servicio de agua por parte de la SAT. Y es que el contexto de pandemia y empobrecimiento a causa de la cuarentena hacían a todas luces inmoral lo permitido por el ERSEPT, a la vez que tampoco había una reacción por parte de la Defensoría del Pueblo.

Mientras los demás medios de comunicación de la provincia poco y nada se referían al asunto del incremento de las tarifas, desde Tucumán Despierta se realizó una extensa nota en la que se daba cuenta de la violación de varios artículos de la ley que creó al ente regulador de servicios públicos, el cual, hasta desoyó el decreto presidencial que congeló las tarifas hasta fin de año. Pero no fue hasta que apuntamos a la Defensoría del Pueblo que todo cambió.

Luego de que Juri Debo quedara expuesto por el trabajo periodístico de este medio, es que decidió dar la cara. En ese sentido, hasta utilizó argumentos mencionados en Tucumán Despierta a la hora de admitir que el aumento pretendido era ilegítimo e inoportuno por la coyuntura que atraviesa la sociedad. De esta manera, quedó consagrado nuevamente el periodismo que hacemos desde este medio, como un servicio elemental para la comunidad.