Inicio Justicia

La Justicia concedió salidas a la condenada por el crimen de “Betty” Argañaraz

Se trata de Susana Acosta, condenada a unos 20 años de prisión por la desaparición y el homicidio de la docente tucumana.

susana acosta
Susana Acosta

La Justicia autorizó en el día de ayer una serie de salidas transitorias para Susana Acosta, condenada a unos 20 años de prisión por la desaparición y el homicidio de Beatriz “Betty” Argañaraz, ocurridos en julio de 2006. La mujer ha cumplido 15 años y casi 10 meses del total del castigo.

Viviendas Belgrano

“Le están dando un privilegio. Entiendo los tiempos procesales, pero tuvimos que esperar que se realizara el juicio y llegar en 2009 a una sentencia. En varias ocasiones, luego, pidieron las salidas extramuro. Finalmente, ayer se dio esa habilitación”, expresó la hermana de la víctima, Liliana Argañaraz.

En esa línea, cabe señalar que la familiar de quien se desempeñaba como docente aprovechó la ocasión para advertir que, en su momento, un informe psicológico había señalado en el pasado que Susana Acosta “no reconocía el delito, lo que había cometido y que no podía tener arrepentimiento”.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

“Desde el primer día de la desaparición de ‘Betty’ comenzamos a pedirles, a suplicarles a ellas dos que dijeran dónde habían dejado el cuerpo de mi hermana. Ayer (en la audiencia virtual), le volví a pedir mirando al monitor”, recordó. “Lo único que recibí de Susana Acosta fue una mueca y una sonrisa burlona”, añadió.

Liliana Argañaraz también dijo que sentía un lógico temor ante lo que serán las salidas transitorias. En ese sentido, incluso cuestionó las condiciones en las que se dará: “la tutora será una persona de 69 años que sufrió hace poco tiempo un ACV, lo que hace imposible que pueda cuidar a Acosta”.

Te puede interesar:  Consejo de la Magistratura: 25 años sin dar con una buena ley
Artículo anteriorZarlenga cumplirá arresto domiciliario en un country de Yerba Buena
Artículo siguienteCristina y Alberto escalan peligrosamente en su enfrentamiento absoluto