Vacunación Gripe 2

Máximo Kirchner fue desaprobado por Cristina

La vice demostró que es ella, y no La Cámpora la que decide y manda.

cristina y máximo kirchner 1
Cristina y Máximo Kirchner
Acceso a la Justicia

La semana voraz que transcurrió, dejó expuesta la impericia de la vicepresidenta, pero también las restricciones que tiene La Cámpora dentro del esquema del Frente de Todos. En algún momento se alimentó en el imaginario que, en ciertas ocasiones, la incidencia de esta agrupación creada tempranamente por Néstor Kirchner para suplir la falencia de cuadros dirigenciales, era determinante sobre Cristina.

En esa misma construcción dogmática se ha buscado magnificar la figura de Máximo Kirchner, en lo formal el jefe de La Cámpora, presentándolo como un “estadista” o un “líder político” con “amplitud, coherencia y visión estratégica”. Pero de inmediato, surgen dudas cuando un dirigente político y peronista es blindado de tal manera que sólo ofrece discursos esporádicos y guionados y a quien le está prácticamente vedado el contacto con periodistas.

Asistencia Pública

Sobre todos con aquéllos que no son militantes K y que podrían auscultarlo y determinar su verdadero peso específico a nivel político. Tal vez, un intento de recrear la existencia de un legado de Cristina. Lo cierto es que Máximo Kirchner ha sido varias veces desautorizado en estos días de crisis por su madre, por tejer maniobras políticas de las que ella no estaba de acuerdo, o al tanto. La primera, volver a impulsar a Sergio Massa para que ocupara un Super Ministerio.

Cumplimos

La Cámpora acompañó al titular de la Cámara de Diputados hasta el último minuto en que se conoció que la reemplazante de Martín Guzmán era Silvina Batakis. “No puede ser, mañana tiene que haber más cambios, Batakis sola no dura una semana”, fueron algunas de las reacciones en la agrupación al enterarse que Massa se quedaba afuera porque Cristina había decidido, con Alberto, nombrar a Batakis.

Planta Asfáltica

Nada de eso ocurrió, pero no sólo el tigrense se quedó sin nada. También Máximo K. En paralelo, el ex jefe de bloque del FdT también empezó a tender puentes con el Movimiento Evita pese a que Cristina cuestionara el manejo de los planes por parte de las organizaciones sociales, apuntándole así al espacio que manejan Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, columna vertebral del albertismo.

Máximo pretende que en la provincia haya una mesa política homogénea, donde estén todos, porque es fundamental para que el kirchnerismo logre retener el distrito bonaerense en 2023. El viernes pasado, Cristina K volvió a insistir en la idea de reducir la cantidad de planes sociales que hoy llegan a 1.300.000. Recordó que en su gestión bajaron a unos 220.000 después de los más de 2 millones que habían recibido tras la gestión de Duhalde. Otro palo para el Evita.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

La vicepresidenta no quiere por ahora ningún arreglo con el Movimiento Evita y eso alentó al Chino Navarro a asegurar, semanas atrás que, si no los dejan competir en unas PASO en la provincia de Buenos Aires, podrían presentar candidatos por afuera del Frente de Todos. Quizás lo que Cristina Kirchner pretende es negociar más adelante, pero no cree que ahora sea el momento. En definitiva, un nuevo revés para Máximo Kirchner.

Dejanos tu Comentario