Inicio Economía Por la crisis, se desploma el consumo de electricidad

Por la crisis, se desploma el consumo de electricidad

La consumición domiciliaria cayó un 9%, según indicó el gerente de Operaciones de EDET. Las altas tarifas y las boletas abultadas obligaron a los usuarios a modificar su comportamiento.

MISTICISMO. En Florida y en Delfín Gallo, los vecinos ponen botellas de agua sobre el medidor porque creen que reduce el consumo de luz. la gaceta / foto de alvaro medina

A la fuerza, los tucumanos comenzaron a hacer un uso mucho más racional de la electricidad. Sin embargo, esto no es como resultado de una campaña de educación o concientización al respecto. El motivo es claro: se vieron obligados a reducir el uso de los electrodomésticos. Las abultadas boletas que recibieron en los últimos bimestres por las subas de tarifas hicieron que muchos clientes optaran por apagar los equipos antes que cargar más a sus castigados y flacos bolsillos.

El gerente de Operaciones de la Empresa de Distribución Eléctrica de Tucumán (EDET), Daniel Nicoloff, informó que la consecuencia más evidente de la decisión que tomaron gran parte de los clientes es que se produjo una caída del 9% en el consumo de energía. “Ha bajado sustancialmente, fundamentalmente en el ámbito residencial”, remarcó el directivo de la empresa de electricidad que cuenta con 520.000 usuarios.

Nicoloff explicó que el hecho de que hasta el momento no se haya producido una ola de frío continua les impide medir la magnitud o saber si se trata de una situación estacional. “De todos modos, en los últimos seis meses venimos con una reducción importante; no estamos creciendo en consumo de energía, pero sí estamos manteniendo o creciendo en lo que hace a la demanda de potencia”, dijo el ingeniero.

Te puede interesar:  Revelan un diálogo reservado entre Alberto Fernández y Rodríguez Larreta

Situación nacional

A nivel país, la demanda general de energía eléctrica durante mayo cayó 2,2%, en relación con igual mes de 2018, descenso impulsado por los usuarios comerciales e industriales, mientras que los usuarios residenciales evidenciaron un leve ascenso, según lo reflejó el informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).

Así, es el mes de mayo con el consumo más bajo en términos nominales desde 2013 y, a su vez, sigue la tendencia recesiva de los últimos cuatro meses de 2018 y de los primeros cinco del presente año, que representa una fuerte caída en el consumo, de 6,2%.

En el informe de la Fundelec, se detalla también la situación de cada la región. El NOA, comprendido por las provincias de Tucumán, Salta, Jujuy, La Rioja, Catamarca y Santiago del Estero, fue el sector del país que más contrajo su consumo con un descenso del 10,8%. El NEA (Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones) registró un decrecimiento de -8,3%, mientras que el Litoral (Entre Ríos y Santa Fe) bajó un -2,5% y la Patagonia (Chubut y Santa Cruz) el -2,2% con respecto al año anterior.

Mora y financiación

Durante el mes de marzo, vecinos autoconvocados -principalmente en el sur de la provincia- protestaron en una decena de ciudades para exigir la revisión de los montos facturados en el bimestre anterior, luego de que el Gobierno de la Nación autorizara una suba del 32%. El impacto se incrementó debido a que unas 160.000 familias tucumanas se quedaron al inicio del año sin el beneficio de la tarifa social de la Nación, lo que provocó una suba de hasta el 80% en sus facturas.

Te puede interesar:  Comunicado de prensa de los Trabajadores de la Salud

Nicoloff consideró que esas protestas fueron un impacto de características de reacción por haber recibido las primeras facturas con las subas. Además, reconoció que se incrementó el número de usuarios que abonan la factura fuera de término o que piden refinanciar su deuda. “Esa curva de aprendizaje que han tenido los clientes, desde los saltos relevantes de tarifas, han hecho que el uso de los artefactos sea más racional. Sentimos que los clientes han alcanzado el estándar que les es razonable para ello pero, no nos está generando un impacto tan grande como el que pensábamos que nos podía generar. La morosidad sí creció”, afirmó.

-¿En qué orden?

-Hablamos de morosidad desde el punto de vista del vencimiento de la factura. Eso está en el orden del 15%.

-¿Y la gente está apelando mucho a la financiación?

-Sí, bastante. Estamos siendo bastante flexibles de manera tal que las personas puedan ser capaces de atender el pago de las facturas.

-¿Eso sólo a nivel domiciliario?

-Está pasando a nivel comercial también.

El gerente de Operaciones de EDET manifestó que están trabajando en grandes proyectos de manera conjunta con el Gobierno de la Provincia. Quizá el plan principal está centrado en realizar una revisión de la matriz de los 160.000 clientes que contaban con una tarifa diferenciada por la situación de vulnerabilidad que atraviesan. “Se está haciendo un reempadronamiento para ver si se puede aplicar una tarifa social”, aclaró. Además, indicó que se está desarrollando un plan -promovido por el Poder Ejecutivo- para promover la instalación de un complejo solar en la zona de Amaicha del Valle.

Te puede interesar:  “Me ofrecieron iniciar juicio político al juez Pedicone y dije que no”

Según explicó Nicoloff, actualmente la localidad de Amaicha del Valle no forma parte del sistema eléctrico nacional. “Entonces, es una isla que tiene generación a combustible”, ejemplificó. Y desarrolló: “hay un generador permanentemente abasteciendo a toda la localidad. Se está avanzando en un proyecto de ir eliminando ese proyecto por uno de generación renovable”.