Inicio Policiales Sabrina Pasarín sumaría otra causa en su contra

Sabrina Pasarín sumaría otra causa en su contra

La Justicia reabriría la investigación por la muerte de una chica de 14 años en un accidente, ocurrido en septiembre de 2011. “Ahora estamos fuertes, dispuestos a llegar hasta el final porque no tenemos miedo”, dijo Inés Nieto, hermana de la víctima.

PRIMER HECHO. Nieto murió en septiembre de 2011, luego de una caída de la moto (foto) que conducía Pasarín, quien tenía 14 años.

“Es muy doloroso revivir todo lo que le pasó a mi hermana. ¿Pero sabés cuál es la diferencia? Que ahora estamos fuertes, dispuestos a llegar hasta el final, porque no tenemos miedo”, dijo Inés Nieto, la hermana de Lucía Fabiana Nieto, la joven de 14 años que falleció en un accidente protagonizado por Sabrina Pasarín. Esas fueron sus primeras palabras luego de que se confirmara que la Justicia reabriría la causa de la tragedia que se mantuvo impune durante casi ocho años.

Nieto murió en septiembre de 2011, tres días antes de cumplir 15 años. Falleció luego de una caída de la moto que conducía Pasarín, que en esos momentos tenía 14 y que el jueves 20 último protagonizó un accidente fatal en la esquina de San Martín y José Colombres. Allí perdió la vida Rodrigo Carrizo, de 31 años. A las 24 horas de ese percance, la familia de la adolescente recurría a las redes sociales para hacer público el modo en que había fallecido su hermana y cómo se hizo para que ese caso quedara en la nada.

Nieto contó que, semanas después del fallecimiento de Lucía, un abogado les había dado un mensaje intimidatorio. “Habló con mi papá y le recomendó que dejara todo como estaba. Que se estaba metiendo con gente poderosa y que podría llegar a perder otro hijo por culpa de ellos. Entonces él dio por terminado el asunto. Murió tiempo después por la pena que le había generado todo esto”, le dijo la mujer a LA GACETA. “Después nos enteramos de que Sabrina era hija de Mario Pasarín, un hombre al que lo vinculaban con el tráfico de la droga. Luego, cuando lo detuvieron llevando cocaína empezamos a atar cabos”, dijo Inés, al referirse al hombre que será enjuiciado por estar acusado de liderar una organización narco.

Desde el primer momento comenzaron a descubrirse varias situaciones extrañas. El fiscal Arnoldo Suasnábar investigó la causa durante dos años hasta que la archivó. Pero antes de hacerlo, ofició en varias oportunidades a la Policía patra que entregara todas las actuaciones que se habían hecho, entre las que se encontraba el dosaje alcohólico de Sabrina. Tampoco, por la tarea que realizaron los uniformados, pudo conseguir un testigo que contara lo que había sucedido. Y por último, los efectivos dijeron en varias oportunidades que no habían podido ubicar a la familia cada vez que la Justicia los citaba a declarar para saber si podían aportar indicios para esclarecer el percance.

La familia se enteró por LA GACETA de todas estas supuestas irregularidades y desmintieron lo que se le había informado al fiscal. Dijeron que ellos no sólo tenían un listado de testigos, sino que varios de ellos les habían comentado que Pasarín había estado tomado bebidas alcohólicas. Además, expresaron que nunca se cambiaron de domicilio, por lo que era imposible que no hayan podido ubicarlos para notificarlos.

Días después se descubrió otro caso protagonizado por la familia Pasarín. Silvia Carina Populín, madre de la joven detenida y esposa del supuesto narco, en mayo de 2007 protagonizó un accidente en la Diagonal a Tafí Viejo. Las pericias indicaban que habría estado alcoholizada en el momento en que embestía el auto que conducía Carlos Alberto Acosta. La causa prescribió por diferentes irregularidades que se habrían cometido en la fiscalía que conducía Carlos Albaca, fiscal que será enjuiciado por la mala actuación que tuvo en la investigación de la desaparición, el crimen y el encubrimiento de Paulina Lebbos. Pese a que pasaron más de 12 años del hecho, la víctima sigue pleiteando en el fuero civil un juicio por daños y perjuicios.

La reacción

“Con todo lo que nos fuimos enterando, no podíamos quedarnos de brazos cruzados. Buscamos un abogado y decidimos ir con todo”, contó Nieto, que ahora es asistida legalmente por Jorge Lobo Aragón. “Teníamos una esperanza de que esto no quede en la nada, pero ahora vamos a ir por todo”, agregó.

El representante legal de la familia se presentó ayer en Tribunales para hacer un planteo, pero recibió una noticia inesperada. Suasnábar le confirmó que ya había solicitado que la causa sea sacada del archivo para analizarla. “La última palabra la tiene un juez de Instrucción, pero independientemente de lo que se resuelva, solicitaremos que se reabra la causa en contra de la joven”, comentó el profesional.

Lobo Aragón manifestó que la familia, después de que se armara el revuelo, encontró una nota firmada por el padre y por el abogado en el que asumían el rol de querellante. “Si se confirma esa posibilidad, la causa nunca podría haber sido archivada. Tenemos en nuestras manos la posibilidad de confirmar o descartar todas las supuestas irregularidades que se produjeron”, explicó.

Sabrina nunca podrá ser enjuiciada penalmente por el caso, ya que cuando ocurrió el hecho era inimputable. “Pero si logramos reabrir la causa penal, podremos acompañarla con una acción civil. Demandaríamos al padre y a ella también, porque ya es mayor de edad”, agregó el letrado.

La situación procesal de Pasarín no se modificaría si se decide reabrir la causa, sino que se le sumará una nueva causa en su contra. Actualmente, se encuentra detenida en la seccional 1ª, acusada de homicidio culposo agravado. La defensa solicitó el arresto domiciliario para que ella pueda cuidar a su hija de cuatro años. Aunque la última palabra la tiene un juez de instrucción, la fiscala Adriana Giannonihabría decidido oponerse a que se le otorgue ese beneficio y en las próximas horas pediría que se le dicte prisión preventiva por el hecho.

“Lo que más busca la familia Nieto es acabar con este manto de impunidad que pareció proteger a esta familia durante mucho tiempo. Creemos que esta es una manera de que la Justicia se haga valer en la provincia”, concluyó Lobo Aragón.