Operativo Dengue

Productores denuncian el “abandono total” de la red caminera de Tucumán

El mal estado de los caminos productivos de Tucumán sigue siendo una demanda constante de los agricultores.

Caminos
Aprestamiento Escuelas

Productores agropecuarios de Tucumán dejaron en claro que si hay algo que complica el avance de la generación de riquezas en ese sector es el pésimo estado de los caminos en el interior de la provincia. 

Ante este panorama, decidieron exponer con claridad el problema, centrándose en las rutas identificadas con los números 324, 329 y 334, en el sur de Tucumán, sumidas en estado de “abandono total” desde hace, por lo menos, ocho o 10 años.
La Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor) difundió un material audiovisual en el que se muestra un notable descuido de los caminos mencionados. En septiembre, habían exhibido una situación similar en las rutas 321, 327 y 302.

Negocios

El problema principal es la dificultad que se presenta al transitar por las redes viales. Los pozos e irregularidades en el suelo hace que los transportistas elijan “un mejor acceso” y cambien de ruta, lo que genera que el productor tenga que “ir acoplando mercadería, mejorar la entrega e inclusive pagar costos más altos a la hora de pedir un camión”, explicó Roberto Palomo, vicepresidente de Apronor.

Además, dijo que el transporte queda “hecho pedazos” y que “no se llega a tiempo con las cosas”. En resumen, sintetizó: “Es mucho más costoso producir sin infraestructura que con una en buenas condiciones”.

“Son rutas provinciales; no nos quisimos dedicar a las redes secundarias y terciarias porque en algunos lugares prácticamente no existe.
 (Los caminos) tienen una gran importancia económica”, señaló Gonzalo Blasco, presidente de Apronor.

Mencionó que la 329, que va desde Concepción hasta Monteagudo, y la 334, que corre desde Taco Ralo hasta La Cocha, son corredores productivos por los que se transportan zarzamoras y berries, citrus, caña, granos y ganadería caprina.

“Son dos corredores que conectan todas esas producciones con las rutas 157 y 57, que van camino hacia los puertos y son destinados a exportación. En el caso del mercado interno, te lleva a los grandes centros de la Argentina, como Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires; esa es la importancia económica grandísima de las rutas”, detalló Blasco.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Además, agregó que en la Ruta 334 también se manejan importantes cantidades de ganado vacuno. “Es la peor porque se conjugan un montón de factores; no solamente el mal estado de las rutas, sino que en muchos casos está tapada con slame y Vialidad empezó a poner ripio arriba con el asfalto abajo”, enunció.

También existe un problema desde lo hídrico, mencionó. “Hay dos cuencas; la del río San Francisco y la del arroyo El Sueño y La Posta, que hay que manejar el agua que empieza a escurrir y canalizarla”, contó Blasco.

En cuanto a las pérdidas económicas, el productor agropecuario advirtió que “es muy difícil cuantificarlas” pero que sí se está considerando llevar a cabo un estudio en el que se impacten las verdaderas cifras. “Hay que ponerlo en números para que tenga un mejor impacto”, reconoció.

Según advirtió Blasco, la problemática con las rutas habría empeorado “especialmente en los últimos ocho a 10 años”.

“Los dos períodos de (gobernación de JuanManzur, en el que el síntoma es el mismo en toda la provincia, con respecto a la infraestructura: el abandono”, sentenció Blasco. Y siguió: “Tucumán está sufriendo una regresión única en el mundo. Somos el único país donde pasamos del asfalto al ripio y a la tierra”.

El ingeniero agrónomo remarcó que espera que la situación se revierta a partir de la nueva gestión gubernamental, a cargo de Osvaldo Jaldo.

En tanto, Palomo agregó que no se trata de cuestiones políticas, como se había interpretado anteriormente.

“Hubo una interpretación del ex ministro de Producción, Álvaro Simón Padrós, diciendo que nosotros teníamos una intencionalidad política, que éramos opositores al gobierno mostrando esas cosas. Es tan falaz, que a este material lo teníamos listo antes de las elecciones y decidimos mostrarlo después”, apuntó el vicepresidente agropecuario.

También, Palomo advirtió que la relación con el Gobierno “se fue tensando” debido a la falta de respuesta a los pedidos. En este sentido, la viralización de los videos sería “un punto intermedio”. “Va a llegar un día en que los productores van a hacer arrancar los tractores y van a decir ‘vamos a hacer un reclamo a Casa de Gobierno’ y nos van a poner a nosotros como dirigentes arriba del primer tractor”, sostuvo.

El vicepresidente de Apronor indicó que están “esperando ser convocados” por las autoridades provinciales. “Hubo contactos telefónicos, intentos de alguna reunión que con el tema electoral se postergaron”, contó.

Palomo aseguró que están “dispuestos a retomar el diálogo” y apuntó a que no sólo se trata de problemas en la producción, sino que también trae inconvenientes para la sociedad. “Se habló en las últimas semanas de si tomamos una u otra opción en la elección de presidente, sobre los derechos que podíamos perder. Pero nadie habla de los derechos que perdió esta gente”, empatizó.

Y detalló: “Los chicos perdieron el derecho de poder cumplir con todos los días de clase porque cuando se inundan tienen que cruzar el río caminando o peligrando que la corriente los lleve; han perdido el derecho de tener asistencia médica cuando tienen urgencias porque no pueden llegar a los centros de salud; han perdido el derecho de ir a comprar mercadería. Nadie habla de esa pérdida de derechos”.

En este sentido, Cecilia Gómez Ojeda, periodista agropecuaria, comentó que a través de Apronor tuvieron la posibilidad de recorrer distintas provincias y de comparar el estado de los caminos con los de Tucumán. “Es increíble. Hay un abandono de muchos años en la provincia. En otros lados vemos que las rutas están impecables, que los mismos pueblos lo están”, señaló.

A su vez, coincidió con Palomo en que el problema también influye en lo social. “Conversamos con una vecina que tiene que padecer el cruce del río San Francisco, que tiene 300 metros. Tiene que cruzar sin badén, sin nada, porque no hay puente”, detalló.

“No podemos ir para atrás, tenemos que ir para adelante. Somos una provincia que supo ser el faro del norte y muchos tucumanos de bien queremos volver a eso”, añoró Blasco.

Dejanos tu Comentario