Vacunación Dengue

24 de marzo: El difícil aprendizaje que nos dejaron los guerrilleros

Aunque parezca difícil de comprender a la distancia, las organizaciones guerrilleras, que fueron muertas por los militares, habían celebrado el golpe.

24 de Marzo de 1976
Foto: PanAm Post
Vacunación Dengue

Transcurría aquel 24 de marzo de 1976 y las Fuerzas Armadas en Argentina tomaban el poder derrocando a la viuda de Perón. Sin embargo, a pesar de lo que cuenta todavía hoy el relato kirchnerista y de izquierda, que pretende hacer de este día un luto nacional, la mayoría de los ciudadanos respiró con alivio.

Golpe-de-Estado-24-de-Marzo-de-1976
Golpe de Estado 24 de Marzo de 1976

Dejemos una cosa en claro: este comentario no es ni para justificar el golpe, ni para cargar las tintas contra una sociedad que reaccionó como pudo, en medio de la violencia política que sacudía al país hace unos años. Y es que, de lo que se trata, es solamente, de hacernos cargo de la historia argentina”.

Asistencia Pública

Ahora, en la coyuntura actual, el grave error de cálculo de las agrupaciones guerrilleras ERP y Montoneros puede dejarnos una importante lección para tener en cuenta, ante el desastre del Frente de Todos en el Gobierno que terminó el pasado 10 de diciembre. La guerrilla ya venía luchando contra los grupos paraestatales del peronismo desde hacía dos años.

Cumplimos
Montoneros

Es más, para cuando llegaron Videla y compañía, el poder de fuego de los violentos que soñaban con una dictadura socialista en Argentina ya venía algo golpeado. Claro que los ataques individuales y de pequeñas células seguían sembrando el terror. Los guerrilleros de ERP y Montoneros sufrieron en carne propia el error del Ché Guevara en Bolivia de unos años atrás.

Planta Asfáltica

Justamente, en el preciso momento en el cual los mismísimos campesinos de ese país le dieron la espalda a la propuesta socialista que ya imperaba en Cuba. Cuando se oficializó el golpe anunciado, la guerrilla supo que se venían días difíciles en el corto plazo, pero era optimista en el mediano y largo.

El-Che-Guevara

Resulta que ellos llegaron a la conclusión de que “el pueblo”, al ver un gobierno militar enemigo del proletariado en ejercicio, iba a empatizar finalmente con la causa erpiana y montonera. Creyeron que, finalmente, las grandes masas argentinas iban a “entender” la causa socialista y popular, rebelándose en contra de una dictadura formal.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Lo único que hicieron los argentinos en su mayoría, en lugar de despertar aquella presunta conciencia de clase, fue hacer la vista gorda cuando los guerrilleros que quedaron en el país comenzaron a desaparecer. En lugar de ir en contra del Proceso de Reorganización Nacional, normalizaron la frase “algo habrán hecho”.

Como para justificar el terrorismo de Estado que duró hasta finales de la década del setenta. Argentina, que suele repetir sus errores, durante el año 2021 coqueteó con una idea que, salvando las distancias, pudo terminar siendo un peligro cuando por entonces se multiplicaron los rumores de una posible ruptura entre Alberto y Cristina Fernández.

cristina-kirchner-y-alberto-fernandez-1293498

Mejor dicho, rumores de la capitulación total y absoluta del presidente ante su vice. No fueron pocos los periodistas de buenas fuentes que aseguraron en esas horas que el mismo jefe de Estado le “ofreció” la renuncia a la jefa política, en el marco de una fuerte y violenta discusión, con voladura de platos incluida.

La analogía con los setenta tiene que ver con que no solamente los kirchneristas se emocionaron con un escenario de un Alberto renunciado. Muchos de los críticos más duros del peronismo hasta se ilusionaron con este panorama. ¿La tesis? La misma que la de ERP y Montoneros, pero ahora desde la derecha:

Si renuncia Alberto, el país no tolerará ni un solo día un cristinismo formal, por lo que el kirchnerismo se caería a pedazos antes de 2023, teniendo que convocar a elecciones anticipadas. Claro que una rebelión popular fue una posibilidad ante el que fue el peor gobierno desde 1983, pero el recuerdo del error de cálculos de la guerrilla al menos debería dejarnos una lección.

Y la lección más importante que deberíamos aprender los argentinos es la de la importancia de la prudencia. La misma que hay que tener en este 2024 con la nueva administración de Javier Milei que tiene que lidiar con la herencia del peor gobierno desde el retorno de la democracia en el año 1983.

Aunque pocos lo recuerden hoy, para marzo del 76, faltaban siete meses para las elecciones, que ya habían sido convocadas.

Obligar al peronismo a que se haga cargo de sus errores, es otra de las lecciones que tenemos pendiente todos los argentinos y no podemos permitir que vuelvan a suceder…“Nunca Más”.

Dejanos tu Comentario