Inicio Política Nacional

Alberto Fernández vio todo el alegato de Cristina Kirchner en la Casa Rosada y coincidió con el mensaje

Lo siguió desde su despacho; luego almorzó con varios de sus “leales”; el rol del jefe de Gabinete y la “esperanza” sobre el fallo en las siguientes instancias

cristina kirchner
Cristina Kirchner, la vicepresidenta ejerce su propia defensa en la Causa Vialidad

Alberto Fernández vio hoy el alegato de Cristina Kirchner en su despacho del primer piso de la Casa Rosada, acompañado solo por Julio Vitobello, secretario general de la PresidenciaHabía llegado apenas segundos antes a Balcarce 50 desde Olivos, donde había estado reunido con la ministra de Salud, Carla Vizzotti. Lo siguió completo y más de una hora después almorzó con otros tres leales: el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández; el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos y el titular de la AFI, Agustín Rossi.

Viviendas Belgrano

“Estuvo jurídicamente de acuerdo en todo. Lo vio muy correcto”, dijeron cerca de Fernández esta tarde a LA NACION en referencia al alegato de Kirchner. E hicieron alusión a un punto que consideraron central de la exposición de Kirchner: el rol del jefe de Gabinete. “Es lo mismo que Alberto dijo cuando declaró como testigo: si hay una asociación ilícita no puede ser que no estén acusados los jefes de Gabinete. Es una figura central en ese sentido”, recalcaban hoy.

Te puede interesar:  El Frente de Todos en su peor momento: sólo el 24% votaría al oficialismo

Fernández declaró como testigo el 15 de febrero de este año, en Comodoro Py. Ese día habló casi más de tres horas y hasta se cruzó con el fiscal Diego Luciani. Fue citado como testigo por haber sido jefe de Gabinete durante parte del período sobre el cual se juzga el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz en favor de Lázaro Báez. Fernández fue jefe de Gabinete en el primer gobierno de Néstor Kirchner, entre 2003 y 2007, y el primer año de gestión de Cristina Kirchner. Renunció poco después de la crisis del campo, por la resolución 125, en julio de ese año y desde entonces permaneció alejado y fue un gran crítico del kichnerismo hasta 2019.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Cerca de Fernández aludían a que la exposición de Kirchner de hoy tuvo un perfil “más técnico y jurídico” que la que hizo a el 23 de agosto pasado, un día después de que Luciani pidiera una pena de 12 años de cárcel para ella y la exmandataria solicitara declarar nuevamente ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2. Entonces, como el tribunal se lo negó por entender que no era el momento procesal indicado para hacerlo, Cristina Kirchner hizo un alegato público a través de sus redes sociales. “Eso fue mucho más político y esto de hoy, más jurídico y técnico”, distinguían hoy n la Casa Rosada.

Te puede interesar:  Además de los neumáticos, hay conflictos gremiales en peajes, empresas lácteas y el sector marítimo

Allí también creen que si bien la defensa de Kirchner, encabezada por Carlos Beraldi, y la propia vicepresidenta, lograron “derribar todas las mentiras de la justicia”. Y, a la par de que consideran que “siempre hasta el final se debe mantener una esperanza de que se haga justicia”, coinciden con ella en que “la sentencia ya está escrita”. Para eso creen que los jueces, Rodrigo Giménez Uriburu, Andrés Basso y Jorge Gorini, “se agarrarán de todas las mentiras de Luciani para escribir algo” y confían en que luego la Cámara de Casación y la Corte “revertirán eso”.

Alberto Fernández espera que las siguientes instancias judiciales favorezcan el planteo de la vicepresidenta

“Luciani logró lo que nadie había podido hasta ahora: unir a Alberto y Cristina”, repetían desde hace un mes en el oficialismo, cuando se conoció el pedido de pena de 12 años de prisión. El punto parece por estas horas más fuerte que nunca.

Te puede interesar:  Axel Kicillof cierra la campaña presidencial de Lula en La Plata: “Vinimos para darle nuestro apoyo para que vuelva a ser presidente”

Tal es la unidad que se busca mostrar desde el oficialismo que en las últimas horas aseguraban que no temen a un “pase de factura” por parte de la sociedad al entender que se está llevando una agenda judicial, cuando la realidad política del país marca que la principal preocupación de la gente es la economía. “Los problemas de la agenda se están intentando solucionar y no es que una cosa excluye a la otra”, aclaran.

FuenteLa Nacion
Artículo anteriorMercados: Wall Street profundizó las caídas y las acciones argentinas registraron bajas de hasta un 9 por ciento
Artículo siguienteUn periodista K se autodenunció ante la Justicia para que investiguen sus vínculos con la “banda de los copitos”