Inicio Sociedad DIA MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA

DIA MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA

[starbox id=sebaluna]

En 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas la iniciativa de los países miembros de la Unesco, proclama el 3 de mayo como Día Mundial de la Libertad de Prensa, con la idea de “fomentar la libertad de prensa en el mundo al reconocer que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática”. La fecha recuerda la instauración de la Declaración de Windhoek sobre libertad de ejercicio del periodismo.

En este día, donde se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, hay que destacar esta garantía constitucional, que permite que se conozcan hechos que de otra manera serian desconocidos para el pueblo.

La censura, el fantasma que continuamente ataca a este derecho, es algo que no se puede evitar, hemos pasado por momentos muy duros donde hablar de ciertos acontecimientos podía costar la vida, del periodista que firmara la nota y el cierre del diario utilizado para publicar.

En un análisis más profundo de la actualidad, la pregunta es ¿si la Censura desapareció con la democracia o sólo mutó en su manera de actuar?

Difícilmente logremos entender esta situación, pero la realidad pareciera sugerir que nos encontramos ante una mutación de la censura.

Si entendemos que la censura es una mordaza que se cierne sobre la prensa actual, y si llegamos a asimilar la propaganda oficial que usa el gobierno de turno para torcer el brazo de la prensa o dirigirla en la dirección que ellos quieren que vaya, estaríamos hablando de una censura encubierta.

Esta situación nos lleva a pensar que el cambio de los instrumentos usados para amordazar a la Libertad de Prensa, están plenamente vigentes a pesar de que la democracia se haya instalado en este país hace más de 35 años.

El control de la prensa es un elemento muy importante para cualquier gobierno, que pretende que sus actos reales no se conozcan y de esa manera mantener al pueblo lo mas desinformado posible y así poder manipularlo.

Pero éste sólo sería un elemento si no hablamos de otro, también importante, el poco profesionalismo de aquellos que manejan o tienen un medio de comunicación masivo, ya que conocen de estos actos y lo siguen en total complacencia, permitiendo que se los dirija, no de la sala de redacción sino desde el poder del estado de turno, mea culpa también…

Ojalá que esta democracia que mucho trabajo costó en esta argentina golpeada por los hechos de la historia, sepa guiar a los medios de prensa por el camino adecuado hacia el desarrollo de ciudadanos independientes.