Vacunación Gripe 2

El kirchnerismo y una campaña electoral de disparates

alberto fernández y cristina kirchner en el búnker del frente de todos
Alberto Fernández y Cristina Kirchner
Acceso a la Justicia

El Gobierno transita el final de la campaña electoral como un auténtico calvario. Y se le nota. Desde las PASO para acá su recorrido se parece a una agonía, que es el peor de los estados. Siempre es mejor una definición, cualquiera sea. Sus candidatos lo saben y lo demuestran sin decirlo, no se equivoca quien piense que Tolosa Paz, Gollán, Santoro y aún los de menos exposición desean el final de lo que se ha convertido para ellos en una pesadilla.

victoria tolosa paz en la entrevista con jorge fontevecchia 1205696
Victoria Tolosa Paz

La sucesión de fallidos en su discurso público no debe tener antecedentes. Fue notorio como cada uno de sus candidatos y voceros se entusiasmó con convertirse en el referente de la campaña para silenciarse luego de alguna definición papelonesca. Desde el 12 de septiembre, para no ir más atrás, hasta hoy los ejemplos se amontonan uno detrás de otro. La carrera la inició Daniel Gollan el 23 de septiembre.

Asistencia Pública
daniel gollán
Daniel Gollán

No necesitó mucho tiempo para embarrarla. Habían pasado menos de dos semanas de las Primarias cuando lanzó: “Con un poco más de platita en el bolsillo la foto de Olivos no hubiese molestado tanto”. Enseguida tomó la posta Juan Manzur, que asumió con bríos la jefatura de Gabinete. Tardó unos pocos días en inmortalizar su: “Ojalá que Dios nos ayude, porque realmente nos hace falta”. Casi que no se le volvió a escuchar la tonada desde entonces.

Cumplimos
máximo kirchner 3
Máximo Kirchner – Miguel Arias. (Foto: NA)

Llegó más tarde el turno del experimentado en derrotas electorales Aníbal Fernández, que como ministro de Seguridad amenazó al humorista Nik. Aunque Aníbal Fernández parece imposible de callar, todos entendieron que no era el indicado para recuperar los votos perdidos.

Planta Asfáltica
eajpoctawbarpjl7x4pp7fiva4
Aníbal Fernández y el dibujante Nik (Foto: NA)

El collar de perlas lo completó Alberto Fernández con su carta a la gobernadora de Río Negro, negándole colaboración luego de los atentados de los pseudo mapuches.

“No es función del Gobierno brindar mayor seguridad a la región”, sorprendió a propios y extraños. Al mismo tiempo, la campaña reveló que Máximo Kirchner heredó millones de dólares y valiosas propiedades (su procedencia es otra discusión) de sus padres, pero no el carisma ni la capacidad oratoria de su madre, cualidades inmateriales que le serían de mayor utilidad en estos días.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
incendio en el bolson 20211020 1251414
Mapuches ahora atacaron el Club Andino, en El Bolsón

Sin brillo, eligió radicalizar su discurso hacia el ultra kirchnerismo y pareció hablarles sólo a los militantes de La Cámpora, con consignas contra el FMI. A esa cadena de despropósitos intentó corregir la campaña construida por el especialista catalán Antoni Gutiérrez Rubí, que se apoya en repetir “Sí” a lo que nadie le diría no. ¿Quién puede decir no a “tener la casa propia”? ¿O a “que los dirigentes lleguen a acuerdos”?

El problema con la fórmula, y seguramente Gutiérrez Rubí lo sabe, es que su indisimulable desconexión con la realidad hace visible el artificio y debilita la potencia de la consigna. En ese marco, Cristina Kirchner prefirió preservarse en la distancia y el mutismo, pero fue entonces que la noticia de su doble pensión de más de dos millones de pesos mensuales no fue el mejor mensaje electoral.

En ese sentido, y a pesar de que, sin la contundencia de la imagen de Alberto Fernández de festejo en Olivos durante la cuarentena inútil y eterna del año pasado, marca otro hito en la confirmación de la idea de gobernantes que disfrutan de privilegios frente a una ciudadanía empobrecida. Si se mira con detenimiento, y luego de la sucesión de disparates, es lo que intenta el oficialismo.

Dejanos tu Comentario