Operativo Dengue

El primer encuentro público entre Milei y el Papa Francisco: un saludo y un abrazo fuera de protocolo

Al finalizar la ceremonia de canonización de Mama Antula como la primera santa argentina, el Sumo Pontifice se acercó hasta el lugar donde se encontraba el Presidente y se abrazaron. Antes del acto, tuvieron un breve contacto en la Basílica de San Pedro

El papá Francisco y Javier Milei
El presidente Javier Milei y el Papa Francisco (Reuters)
Aprestamiento Escuelas

Javier Milei y Francisco se encontraron en la ceremonia de canonización de “Mama Antula”, que tuvo como escenario la Basílica de San Pedro. Luego de un breve contacto en la previa del acto, el primer saludo formal y público ocurrió una vez finalizado el evento, cuando el Sumo Pontífice se acercó hasta el presidente argentino, intercambiaron unas palabras y se fundieron en un abrazo, un gesto que sorprendió al mandatario según señalaron desde su entorno a Infobae.

Mañana será momento de la audiencia oficial entre ambos en el Palacio Apostólico.

Milei y Francisco se enfrentaron durante la campaña electoral y estas reuniones funcionarían como un punto de inflexión tras el pedido de disculpas del jefe de Estado y la invitación a la audiencia realizada por el Santo Padre.

Milei llegó al Vaticano acompañado por la canciller Diana Mondino, la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, el ministro del Interior, Guillermo Francos, y la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, vestida según marca del protocolo. Junto a la comitiva oficial se sumará una delegación de empresarios argentinos encabezada por Daniel Funes de Rioja, titular de la UIA.

SE PA RA

Milei y la comitiva de funcionarios argentinos junto al Papa Francisco (REUTERS/Remo Casilli)Milei y la comitiva de funcionarios argentinos junto al Papa Francisco (REUTERS/Remo Casilli)

En cuanto ingresó al lugar de la ceremonia, Milei remarcó a Infobae que el encuentro con el Papa Francisco representa “un momento importante para la historia argentina”.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Además del Presidente, el Sumo Pontífice también saludó a Karina Milei, a la canciller Diana Mondino, y a Guillermo Francos, a quien Jorge Bergoglio tuvo como alumno.

Minutos antes de la ceremonia de canonización, Milei mantuvo un encuentro reservado, y por fuera del protocolo oficial, donde se saludó con Francisco. El mismo se produjo antes de las 9 de la mañana (5 horas en Argentina). Luego, el mandatario aprovechó el tiempo de espera para hacerse selfies y dialogar con los argentinos que se encontraban en la primera fila de la Santa Sede.

Al iniciar el ritual eucarístico, el Presidente estuvo sentado en la primera fila y a un costado del Papa Francisco. Como parte del protocolo, Francisco afirmó: “Declaramos y definimos santa la beata María Antonia de Paz y Figueroa y la inscribimos en el catálogo de los santos”.

Al margen de la ceremonia de canonización de “Mama Antula”, conocida en su tiempo como María Antonia de San José de Paz y Figueroa, la clave política en la Basílica de San Pedro estuvo centrada en el primer contacto oficial entre Milei y Francisco. El jefe de Estado y el Papa se cruzaron en la campaña electoral y después -cada uno a su estilo- abrió un sendero para desembocar en una tregua institucional.

El presidente Javier Milei durante la ceremonia en la Basílica de San Pedro (REUTERS/Remo Casilli)El presidente Javier Milei durante la ceremonia en la Basílica de San Pedro (REUTERS/Remo Casilli)

El presidente Javier Milei, rodeado por su hermana Karina, secreteria general de la Presidencia, y por Guillermo Francos, ministro de Interior (REUTERS/Remo Casilli)El presidente Javier Milei, rodeado por su hermana Karina, secreteria general de la Presidencia, y por Guillermo Francos, ministro de Interior (REUTERS/Remo Casilli)

Ayer, en Roma,adelantaron a este enviado especial que la audiencia oficial entre Milei y Francisco transcurriría sin mayores sobresaltos, mientras que el Presidente promovió un gesto diplomático adicional para el Papa durante su visita a Jerusalén.

Jorge Macri y Gerardo Zamora junto a sus esposas María Belén Ludueña y Claudia Ledesma Abdala, presidenta provisional del Senador, en la Basílica de San PedroJorge Macri y Gerardo Zamora junto a sus esposas María Belén Ludueña y Claudia Ledesma Abdala, presidenta provisional del Senador, en la Basílica de San Pedro

En este contexto de señales políticas convergentes, Milei y su hermana Karina -con muchísimo peso propio en el Gobierno- encendieron velas en el Santo Sepulcro, adonde se cree que resucitó Jesucristo al tercer día de su muerte. El presidente había cancelado su visita a la ciudad antigua de Jerusalén, pero pidió ir al Santo Sepulcro antes de abandonar Israel rumbo al Vaticano.

Tanto en Santa Marta como en la delegación oficial mantuvieron en reserva la agenda de asuntos de Estado que abordarán el Presidente y el Papa, pero hay un tema oficial que Milei propondrá durante la audiencia en el Palacio Pontificio: la invitación formal a Francisco para que visite la Argentina.

Milei y su comitiva aguardan con expectativa qué contestará el Santo Padre. Francisco extraña caminar por las calles de Buenos Aires, y en Argentina hay millones de creyentes que esperan una misa del Papa que llegó al Vaticano desde el fin del mundo.

Milei y Francisco, un abrazo luego de las críticas cruzadas entre ambos (Reuters)Milei y Francisco, un abrazo luego de las críticas cruzadas entre ambos (Reuters)

El Papa Francisco saluda a la canciller Diana MondinoEl Papa Francisco saluda a la canciller Diana Mondino

Karina Milei también saludó al Papa Francisco (Reuters) Karina Milei también saludó al Papa Francisco (Reuters)

El lunes, a la 9, (cuatro horas antes en la Argentina), Milei y su delegación oficial arribarán al Patio San Damaso, adonde serán recibidos por una guardia de honor. Desde allí, el presidente será conducido hasta la presencia de Francisco, que tiene todos los detalles de la actualidad política y económica del país.

El tiempo de la audiencia será clave para entender si funcionó la tregua política y si se abrió un capítulo de relación personal entre el Papa y Milei. Cuando llegó por primera vez al Vaticano para reunirse con Francisco -en Buenos Aires, lo llamaba Jorge Bergoglio-, Mauricio Macri se encontró con un ambiente frío y distante, y la audiencia duró solo 22 minutos.

Dejanos tu Comentario