Vacunación Gripe 2

En tres décadas se triplicó la planta permanente de la Provincia

La evolución de las cifras, desde Ramón Ortega, en 1991, hasta Juan Manzur, en la actualidad.

FOTO ARCHIVO/LA GACETA
Acceso a la Justicia

Entre 2015 y 2020, períodos que incluyen el último año de gobierno de José Alperovich y la gestión del actual mandatario, Juan Luis Manzur, la planta de empleados permanentes de la Provincia creció en más de 14.400 agentes, pasando de 76.385 trabajadores a 90.794. En términos porcentuales, el aumento registrado en el plantel estatal provincial desde que Manzur recibió el Poder Ejecutivo hasta lo previsto para el año que recién comienza alcanza el 18,8%.

[su_posts template=”templates/default-loop.php” id=”20748″ posts_per_page=”1″ post_type=”post” taxonomy=”” tax_term=”” tax_operator=”” author=”” meta_key=”” offset=”0″ order=”DESC” orderby=”date” post_parent=”” post_status=”publish” ignore_sticky_posts=”no”]

Asistencia Pública

Las cifras se desprenden de las leyes de Presupuesto sancionadas para dichos ejercicios. Sólo incluyen los cargos de planta de la Administración Pública de la Provincia. No están contabilizados, por ejemplo, los empleados transitorios, los contratos de locación de servicios y otras figuras implementadas en el Estado provincia. Tampoco hay datos públicos relativos a municipios y comunas rurales.

Cumplimos

LA GACETA efectuó una comparación en los números fijados en los presupuestos anuales aprobados entre 1991 y 2020. A lo largo de 30 ejercicios, sólo en cinco oportunidades hubo una reducción de un período al otro. Es decir que, por lo general, el Estado provincial sumó agentes a sus filas.

Planta Asfáltica

En la convertibilidad

Hace tres décadas, cuando se produjo la transición de la intervención federal a cargo de Julio César Aráoz al Gobierno del justicialista Ramón Bautista Ortega, la planta era de 36.635 cargos. A nivel nacional el contexto estaba marcado por el fin de la circulación de los australes y la implementación del régimen de convertibilidad, dispuesto por el entonces presidente Carlos Menem, por el cual $1 pasaría a “valer” un dólar.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Ortega le entregó el poder a Antonio Domingo Bussi en 1995, con 39.593 agentes estatales en la planta permanente, según la Ley de Presupuesto de ese ejercicio.

En 1999, en lugar del fundador de Fuerza Republicana asumió el peronista Julio Miranda, quien comenzó la gestión con 44.385 empleados. El radical Fernando de la Rúa, a través de la “Alianza”, había llegado a la Casa Rosada en coincidencia con el dirigente sindical. El jefe del Ejecutivo nacional renunció en 2001, en medio de una profunda crisis social y económica, y luego de una serie de breves interinatos, el justicialista Eduardo Duhalde se hizo cargo del Gobierno federal y avanzó con el proceso de transición de la convertibilidad a la “pesificación” de la economía.

En 2003, mientras la Presidencia quedaba en manos de Néstor Kirchner, Miranda le cedía las llaves de la Administración Provincial a su sucesor, José Alperovich, con una planta estatal de 43.486 personas. El actual senador nacional -en uso de licencia- permaneció 12 años al frente de la Casa de Gobierno. En el ínterin vio el traspaso de mando de Kirchner a su esposa, la hoy vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Alperovich cerró su tercera gestión consecutiva en 2015, con 76.385 cargos en la planta permanente de la Provincia. En el último tramo fue cuando se produjo el más alto incremento en la cifra de trabajadores del Estado con esa modalidad de relación laboral.

Uno de los “saltos” más importantes se produjo de 2014 a 2015, cuando se sumaron casi 8.500 cargos, según lo evidencian los números de la evolución presupuestaria.

El argumento oficial en ese entonces indicaba que se trataba de empleados transitorios a quienes, por su antigüedad, les correspondía gozar de la estabilidad que otorga la planta permanente. El impacto financiero del cambio de figura, aseguraban en la Casa de Gobierno, era prácticamente nulo.

Además, en el Ejecutivo sostenían que el aumento de trabajadores estaba en línea con el fortalecimiento de los servicios a cargo del Estado, como la educación, la salud y la seguridad. “Hicimos 400 escuelas, incorporamos 70.000 chicos más a la educación pública, y hubo que poner más maestros; inauguramos cuatro hospitales, ampliamos los servicios en los CAPS, y hubo que poner más enfermeros, más médicos; de siete ambulancias (que había en 2003) tenemos más de 120 ambulancias. Cuando uno da más servicios (ocurre esto)… se incorporan más policías, más docentes, más médicos”, enumeró el entonces gobernador, en una rueda de prensa, tres semanas antes del fin de su gestión.

La etapa inicial de Manzur como jefe del Ejecutivo, que coincidió con la Presidencia de Mauricio Macri (Cambiemos), también tuvo un aumento en la planta permanente. El Presupuesto General de la Provincia 2020, para el segundo mandato gubernamental de Manzur -esta vez, con el peronista Alberto Fernández en la Nación-, prevé 90.794 cargos, según la ley 9.213.

Durante el manzurismo, los incrementos más marcados en las filas estatales se registraron entre 2015 y 2016 (4.767 agentes); y entre 2017 y 2018 (3.635).

En 2019, a partir de un proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo y modificado por los legisladores, se sancionó la aprobación de la titularización de docentes del Sistema Educativo Provincial. Según el anuncio de la Casa de Gobierno, estaba previsto que la medida les diera estabilidad a entre 8.000 y 10.000 trabajadores de la educación de distintos niveles.

Dejanos tu Comentario