La Mañana con Vos

Es tiempo de gritar “BASTA”

alberto fernández 32

Opinión. “Lo que nos dejó la semana

Viviendas Belgrano
Viviendas Belgrano Expo

Durante el transcurso de la semana que ya no volverá, está claro que, mientras tanto desde el oficialismo como desde la oposición practican el macabro juego de distraer a la sufrida población argentina, por medio de la confección y presentación de las listas de postulantes a las elecciones, una serie de acontecimientos lamentables fueron las protagonistas de una semana en la que, una vez más, la clase política continuó sin estar a la altura de las circunstancias.

En ese sentido, si bien es cierto que salió a relucir la verdad de las vacunas rusas por medio de la filtración del mail de una funcionaria nacional, el problema con la Sputnik V empezó en realidad bastante antes de la epístola de Cecilia Nicolini. El contrato, que llevó al Presidente a ilusionarse con recibir 25 millones de dosis durante el verano pasado, arrastraba ya una falla de origen que la industria de los laboratorios no desconocía.

CEF Medical
CEF Medical

Y es que Rusia tiene una histórica capacidad científica, pero no tanto industrial para ese rubro, y ha sido siempre más una potencia de investigación que un líder farmacéutico. Para peor, la Argentina apostó a ese proyecto en simultáneo con otro que también tuvo demoras, el de AstraZeneca, que trajo Hugo Sigman, el empresario que está muy ligado al gobernador de Tucumán, Juan Manzur.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
manzur y sigman
Juan Manzur – Hugo Sigman

La realidad es que el país quedó entonces expuesto a prometer lo que todavía no existe. Es en realidad una propensión argentina que trasciende al COVID-19. Se ejerce por ejemplo desde el Ministerio de Trabajo, donde últimamente solo se convalidan paritarias desde un piso del 45% de aumento. Para los empresarios es un problema. El caso más cabal de estas tensiones acaba de darse en el sector de la salud.

Y es que pasó desapercibido el hecho de que el viernes, en plena pandemia, clínicas, sanatorios y hospitales privados postergaron cirugías, consultas y estudios de diagnóstico por un paro de 12 horas liderado por Héctor Daer. El líder del sindicato de la sanidad había empezado reclamando 33% hace dos meses, pero, después, ante el 45% que Moyano conseguía para Camioneros, se sintió obligado a subir.

bquzkiiszzak3b4os6phys6miu
La asesora presidencial Cecilia Nicolini y la ministra de Salud Carla Vizzotti están a cargo de la negociación por las vacunas (Foto: Télam).

En ese sentido, se lo explicó él mismo personalmente a Alberto Fernández. Como los empresarios dependen de aumentos a las prepagas que el Gobierno no está dispuesto a elevar en más del 29,5%, el resultado es peor de todos: una medida de fuerza en medio de los contagios y las muertes. Sin embargo, la Argentina vive una campaña eterna en la que reparte cada vez menos riqueza y más ilusiones.

Te puede interesar:  Manzur habló del rumbo económico y la flexibilización de actividades

En definitiva, lo que queda claro con el mail de Nicolini es el amateurismo burocrático de la funcionaria y la liviandad con la que el Gobierno nacional encaró la negociación más importante que tiene entre manos, junto con la que Martín Guzmán sobrelleva con el Fondo Monetario Internacional. Pero más grave que todo eso es el espíritu que sobrevuela la comunicación con los rusos.

Allí se les reprocha la demora en entregar las vacunas cuando se privilegió la variante Sputnik por sobre cualquier negociación con los laboratorios estadounidenses. Justamente lo que hubiera mejorado enormemente la provisión del remedio contra el COVID-19 y evitado cientos, tal vez miles, de muertes de argentinos sin vacunar. Era evidente que la ideología, además de la ineficacia, monopoliza la dinámica del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

La ideología, esas ideas y emociones colectivas que definen a muchos seres humanos, también se puede transformar en un camino incierto si se cede al impulso de anteponerla al interés de las mayorías. La historia está plagada de tragedias precipitadas en nombre de las ideologías. La Argentina acaba de cruzar la barrera de las cien mil muertes y se aproxima al récord de los cinco millones de contagiados de COVID-19.

Es por eso que, teniendo en cuenta que la sociedad argentina convive con la amenaza de la variante Delta golpeando la puerta, es hora de dejar cualquier ideología afuera de las decisiones oficiales, que sólo deben ocuparse en estas horas de evitar como sea el triunfo de la peste. En ese marco, el Presidente Alberto Fernández está completamente perdido o al menos esa es la sensación que genera en buena parte de la sociedad.

Y es que por momentos la confusión es tal que hasta hace pensar que todo es adrede. Al margen de lo que ocurra en realidad, lo cierto es que las medidas, acciones y actitudes que denota a diario el Jefe de Estado están tan alejadas de la realidad que preocupa y mucho. Para colmo, la oposición es rápida en denunciar las contradicciones entre realidad y relato, pero hasta ahora no muestra mayores empeños en oponer al relato kirchnerista su propio orden simbólico.

Te puede interesar:  Alberto Fernández buscó el apoyo de los gobernadores y acordó “medidas de shock” para fomentar el consumo

Es decir, su propia construcción de sentido. Por ejemplo, la enunciación de un proyecto que abra una perspectiva de futuro a partir de las aspiraciones de igualdad y libertad de toda democracia que se precie. Mientras sus líderes no asuman estratégicamente el desafío de la batalla cultural, seguirán jugando en desventaja y con la cancha inclinada, como bien indica la conocida metáfora futbolera.

Por otra parte, durante la semana se conoció la decisión del juez de ejecución penal Ricardo Basílico de darle la libertad condicional de Amado Boudou, después de que le redujeran 11 meses la condena. Lo cierto es que ahora Boudou obtiene la libertad condicional con estímulos educativos que son una burla, después de haber tenido una pena corta y en prisión domiciliaria pese a estar firme.

amado boudou
Amado Boudou

Y es que se trata de la Justicia a imagen y semejanza del kirchnerismo, con indultos encubiertos e impunidad de hecho. La realidad es que transformaron al Congreso en partícipe necesario de un delito con la expropiación de Ciccone. Sin embargo, Amado Boudou sale en libertad condicional y eso se convierte en una nueva estafa a la Justicia. De esta manera, el Frente de Todos lanzó su campaña con la liberación del delincuente confeso.

Mientras sucedía esto, además, la clase política deja a la sociedad desprotegida con la pandemia. En ese sentido, la decisión de liberar las escuelas para que vuelva la totalidad del alumnado, convertirá a los establecimientos educativos en verdaderas bombas de tiempo. La irresponsable decisión de instalar la presencialidad plena, es decir, todos los chicos, todos los días ya desde el mismo lunes traerá aparejadas consecuencias graves.

vuelta a clases

Es por eso que los establecimientos privados decidieron continuar, por ahora, el esquema de clases dual y por burbujas que se venía sosteniendo hasta el 8 de julio. Y es que manifestaron la imposibilidad de poner en práctica en forma inmediata la decisión del Ministerio, máxime sin disponer del protocolo sanitario que recién ayer se dio a conocer. La realidad es que resulta de muy difícil cumplimiento para la gran mayoría de las instituciones educativas.

En definitiva, no se puede sostener clases normales todos los días con todos los chicos. Esta contradicción no se puede resolver ni con imaginación pedagógica ni con buena voluntad. Es por ello que seguirán con el mismo esquema de burbujas y clases de manera dual que se venía dando hasta antes de las vacaciones. Es por ello que cabe preguntarse: ¿Por qué entonces se decidió reabrir las escuelas? Incluso, hasta los boliches volverán a funcionar como si nada pasara.

Te puede interesar:  Empate sin goles para San Martín y Belgrano en la Ciudadela

La respuesta pasa por el hecho de que los dirigentes políticos tienen la clara intención de poder explotar el aparato en los actos políticos, más el hecho de poder acarrear gente el día de las votaciones. La realidad es que a la clase política le importa poco la vida de sus ciudadanos, a los que no ve más que como clientes, a los que les debe vender espejitos de colores para lograr salirse con la suya.

Y es que, justamente, se trata de un vil engaño de parte de los dirigentes hacerle creer a la sociedad que la guerra contra la pandemia se ha ganado o que está en vías de lograrse. Es decir, ¿Qué estadísticas demuestran que el COVID-19 ya no es un problema para que el Estado haya decidido avanzar con esta irresponsabilidad? La realidad es que todo indica que lo que en verdad se escondería detrás de estas medidas claramente es la campaña política.

Esto significa que, si se mueren personas, no importa con tal de mantener el poder. Es por ello que es necesario dejar en claro que la clase política será la responsable de las consecuencias futuras en materia de contagios y muertes. Eliminar las restricciones mientras una proporción significativa de la población aún no está completamente vacunada permitiría la propagación del virus, con un alza de contagios, hospitalizaciones y poniendo en riesgo más vidas.

Es irresponsable y peligroso que el Gobierno haya decidido seguir adelante con planes para levantar las restricciones restantes sobre el COVID-19. Es prematuro hablar de una relajación masiva o de libertad cuando la curva del brote puede volverá presentar un fuerte ascenso. Este virus peligroso no ha desaparecido, sus variantes vuelven y amenazan a los que ya han sido vacunados, por lo que los dirigentes deben tomar esto seriamente o asumir las consecuencias.

Artículo anteriorCristina Kirchner aseguró que el giro especial del FMI no se utilizará para la pandemia
Artículo siguienteEl peligroso discurso que se va instalando