Boleto Gratuito

Garbarino: sueldos impagos, depresión por las deudas y varios suicidios

garbarino no paga
Descacharreo

Desesperante. En esa sola palabra se puede sintetizar la situación que atraviesa el personal de la empresa Garbarino, que sufrió desde la falta de pagos de salario y la pérdida de los puestos de trabajo hasta el incumplimiento de las indemnizaciones. En el medio, tienen que soportar el suicidio de compañeros, que no pueden enfrentar las deudas y cayeron en una depresión profunda. Para seguir visualizando el conflicto, el colectivo Trabajadores de Garbarino convocó a una marcha para el miércoles 1 de marzo, donde esperan la participación de otras organizaciones gremiales y sociales.

Domingo Fernández, referente de los cesanteados, relató a iProfesional que “la concentración se realizará el próximo miércoles a las 11 al local del Belgrano, ubicado en Cabildo y Juramento, en la ciudad de Buenos Aires” y remarcó que “pasamos de ser más de 5.000 trabajadores y trabajadoras a unos 150, en la que solo quedan 4 locales con mercadería que no se repone, porque los proveedores también cortaron la línea de créditos”.

Boleto

Los vendedores sostienen que los productos que están a la venta “son los que estaban en exposición; inclusive hay un local que armó lo que se llama una Barata, que son oportunidades porque presentan alguna falla, pero en realidad se trata de electrodomésticos que son incomprables”. Tres de los locales se encuentran en Capital Federal y solo uno quedó en la provincia de Buenos Aires, más concretamente en Sarandí, donde trabajan apenas tres empleados.

Fernández señaló que “todavía hay unos 800 empleados y empleadas que figuran como activos que hace más de dos años que no cobran sus salarios” y aseguró que “el personal que hoy cumple tareas, hace dos meses que no cobra el salario y tampoco les pagaron el aguinaldo”. En esa línea, remarcó: “En el caso de los que fuimos despedidos tampoco se nos liquidó la indemnización”.

Negocios

El colectivo Trabajadores de Garbarino está conformado por unos 300 cesanteados que protestarán “para encontrar una solución que no está en nuestra manos”, señalaron y añadieron que “el Gobierno aportó poco y nada, la empresa mucho menos y la Justicia sigue sus tiempos sin importarle que hay hombres y mujeres que atrás tienen una familia que alimentar”.

Más allá de la cuestión salarial y laboral, la protesta también se llevará a cabo para denunciar la situación de muchos exempleados, que sufren problemas de salud por la falta de pago de los salarios e indemnizaciones caídos. En los últimos meses, fallecieron por distintas causas ocho trabajadores, que estaban todavía como activos, pero no tenían dónde prestar servicios, ya que en su gran mayoría son del interior del país, donde no hay actividad porque todas las sucursales fueron cerradas. De hecho, el año pasado continuaron operando algunos locales en los shoppings, que bajaron las persianas porque no pagaban el alquiler.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Más allá de la marcha, los despedidos solicitaron una nueva audiencia con el juez Fernando D’alesandro que entiende en la quiebra de la empresa, para intentar conocer cómo avanzan los planes presuntamente presentados por el dueño de Garbarino, Carlos Rosales, para pagar las deudas, a partir de un inversionista o la venta de activos. Fuentes gremiales indicaron que “estos son argumentos de Rosales para ganar tiempo, pero el cuento del inversionista ya lo hizo varias veces y los activos tendrían que venir de otras empresas del grupo que encabeza, aunque otros de sus negocios también están complicados como la compañía de seguros o radio Continental”.
Basta de la impunidad de Carlos Rosales: el reclamo de cesanteados de Garbarino

La consigna de la marcha del miércoles es “Basta de la impunidad de Carlos Rosales y Garbarino”. Otro de los referentes de los trabajadores es Gabriel Yapura, quien apuntó: “También vamos a realizar esta manifestación por los fallecidos en este tiempo, que de forma directa o indirecta se vieron afectados por la situación generada por Garbarino, ya sea por la falta de pago como por las cesantías en sí”.

Indicó que “hay muchos compañeros y compañeras con años de antigüedad, que la están pasando muy mal, tanto laboralmente como psicológicamente” y recordó que “hay al menos ocho fallecidos por distintas situaciones, incluyendo el suicidio de Cristian Loyola y la muerte por un accidente cerebrovascular de Cristian Rodríguez, todos ocurridos este verano”.

“Se trata de una situación de abandono, con sueldos e indemnización adeudados luego de años de trabajo” dijo Yapura y anunció: “Vamos a seguir en la lucha, denunciando las cosas que está haciendo Garbarino, que lo que no quiere es pagar lo que les debe a los trabajadores”.

Asimismo, denunció que en las últimas semanas, la empresa envió telegramas a unos 300 empleados. El delegado sostuvo que “son trabajadores y trabajadoras que estaban en nómina, por lo cual se seguía generando deuda dentro de la causa por la quiebra de la firma, por eso esta decisión, según interpretamos”.

Explicó que las cesantías se dieron bajo la justificación del artículo 241; es decir, por “abandono de trabajo”, pero estos empleados, “no tienen lugar donde ir a trabajar, por lo cual es una argumentación falaz”.

Cuando se produjeron las dos nuevas muertes de exempleados, realizaron una presentación ante el juez Fernando D’alesandro. Yapura recalcó: “Recordamos al magistrado las pérdidas de los ocho compañeros debido al no pago de la empresa por parte de Carlos Rosales”, y reiteró el pedido de audiencia: “Queremos saber cuál es el plan que adelantó que en la última reunión Carlos Rosales, para pagar las deudas, vendiendo supuestamente las dos empresas que tiene en Tierra del Fuego”.

Dejanos tu Comentario