Obras en Capital
Rossana Chala-Cabecera
Inicio Política Nacional

Germán Alfaro fue rechazado por Horacio Rodríguez Larreta y Juntos por el Cambio

Tucumán Despierta te cuenta el trasfondo de una decisión que se cocinó en Buenos Aires en favor de Roberto Sánchez cuando el intendente capitalino buscaba el “dedazo” de Horacio Rodríguez Larreta para quedarse con la candidatura a gobernador provincial.

alfaro larreta
Entrega de Escrituras

Durante la mañana y la siesta de ayer lunes, Germán Alfaro mantuvo reuniones en Buenos Aires con referentes del espacio de Horacio Rodríguez Larreta, con quienes analizó la situación de la alianza en Tucumán y las dificultades para llegar a un entendimiento. Tras esos encuentros y llamados cruzados de operadores macristas con el entorno de Roberto Sánchez, llegaron a un acuerdo que terminó de confirmarse ayer a la noche.

Ocurre que se aguardaron que el secretario de Planificación Federal del Gobierno porteño Eduardo Macchiavelli convocara a un Zoom del que participaron todas las partes. De las negociaciones, que comenzaron el fin de semana y se intensificaron ayer, participaron además Guillermo “Willy” Hoerth, cercano a Gerardo Morales; Augusto Rodríguez Larreta, hermano del jefe de Gobierno porteño; y el ex senador José Cano, entre otros.

300x250 Rossana Chahla

Lo cierto es que Germán Alfaro recibió el rechazo del alcalde porteño cuando en realidad lo que esperaba era nada menos que la “bendición” final de parte del principal candidato a presidente de Juntos por el Cambio. Y es que la clave de esta reacción de parte de Horacio Rodríguez Larreta se debe, por un lado, a la notable diferencia que las encuestas marcaron en favor de Roberto Sánchez.

Sangenis - Jaldo

Mientras que, por otro lado, fue determinante por lo negativo del pasado de Germán Alfaro. Y es que el nefasto y oportunista cálculo del intendente pasaba por el hecho de que creía que, por estar nuevamente en Juntos por el Cambio, haría olvidar que está vinculado al poder desde 1995 por medio del peronismo. Y es que en ese año fue concejal electo por el PJ y formó parte toda su trayectoria del Partido Justicialista que ahora desconoce.

Luego, ya entrado el flamante siglo XXI, Germán Alfaro se convirtió en legislador, y fue el primero que se jactaba de apoyar nada menos que a José Alperovich como gobernador. Cómo olvidar que, en el otoño del año 2008, decidió votar a favor del kirchnerismo, es decir, en contra del campo. De esta forma, el intendente capitalino se mostraba a favor de expropiar a los productores rurales de sus ingresos genuinos.

Y lo hizo desde su servil función al lado del alperovichismo/kirchnerismo, sólo por cuestiones personales espurias en materia de “hacer carrera”. Luego de esto, el matrimonio municipal decidió redoblar la apuesta y seguir vinculado al oficialismo de entonces, tanto a nivel provincial como a nivel nacional. Es por ello que, para las elecciones del 2011, ambos fueron las caras visibles del Frente para la Victoria.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Justamente, en ese año, Cristina Kirchner lograba ser reelegida con el 54% de los votos e inauguró su “vamos por todo”, algo que por entonces les sacaba una sonrisa del rostro al matrimonio municipal. Y es que ese mismo año, muy sonrientes ambos, acompañaron al por entonces gobernador de Tucumán, José Alperovich y al intendente de la ciudad, Domingo Amaya, quienes consiguieron sus respectivas reelecciones.

Mientras que, en la boleta del peronismo, Alfaro era electo como primer candidato a concejal capitalino. Claramente, por entonces ninguno de los dos renegaba de ser peronista y de ser de los principales dirigentes del espacio que manejaba a su antojo José Alperovich y en pleno apogeo del kirchnerismo. Pero cuando éste entró en desgracia y vio que perdía en las elecciones legislativas de las votaciones siguientes, Alfaro traicionó al oficialismo de entonces.

Y quitó el apoyo que hasta entonces le había otorgado. Cuando el ahora intendente capitalino vio que perdían, decidió saltar la grieta para acomodarse del lado de Juntos por el Cambio, como si su pasado hubiera quedado en el olvido. Fue entonces que advino el tiempo de hacer como el camaleón y cambiar de color según la ocasión. Fue así que llegado el caso, como ocurrió en el año 2015, decidió que lo más conveniente para sus planes era pintarse de amarillo.

Pero cuando le llegó el turno a Juntos por el Cambio de renovar el crédito con la sociedad en las elecciones presidenciales del 2019, las urnas le aplicaron una derrota inapelable al macrismo. En definitiva, cabe preguntarse entonces una vez más por qué desde el PRO nacional y provincial apoyarían a Germán Alfaro, cuando no se trata más que de un kirchnerista devenido a PRO por una cuestión de estricta conveniencia.

De esta forma, Germán Alfaro recibió el rechazo más grande de toda su historia y su posibilidad de llegar a la Casa de Gobierno quedaron definitivamente truncas y sólo podrá conformarse con retener la intendencia de San Miguel de Tucumán a modo de premio consuelo. Lo irónico del caso es que Alfaro jugó su última carta en Buenos Aires creyendo que sería el “elegido” y terminó llevándose el fiasco de su vida tras la decisión de JxC de que diera un paso al costado.

Dejanos tu Comentario