Boleto Gratuito

Golpe Institucional: El perdedor de Germán Alfaro avanza contra la gestión de Rossana Chahla

Dirigentes que responden al ex intendente se encontrarían infiltrados en la nueva administración esperando la orden para pasar a la siguiente fase del golpe que comenzó el pasado lunes.

Chahla - Alfaro
Rossana Chahla - Germán Alfaro
Descacharreo

Germán Alfaro estaría dispuesto a realizar un golpe institucional a la gestión de Rossana Chahla. Dirigentes que responden al ex intendente se encontrarían infiltrados en la nueva administración esperando la orden para pasar a la siguiente fase del golpe que comenzó el pasado lunes. En ese sentido, durante la jornada de ayer comenzó a vislumbrarse esta posibilidad.

Mariano Arancibia fue candidato a intendente de Lules por Juntos por el Cambio con el apoyo de Germán Alfaro, pero su doble candidatura le permitió ser electo y jurar como concejal. Su compromiso con el pueblo luleño no le impidió trasladarse hasta San Miguel de Tucumán para sumarse a la protesta por los despidos de “ñoquis” de la Municipalidad capitalina.

Negocios
Alfaro-y-Arancibia
Mariano Arancibia – Germán Alfaro

“Mariano Arancibia, candidato a Intendente y actual Concejal de JxC de Lules. Además, Presidente de la Cámara de Comercio de esa localidad. No es una marcha de trabajadores. Saquen sus conclusiones. Quieren el caos para no perder sus beneficios”, sentenció el periodista Roque Galeano (El Avispero) en Twitter, tras viralizarse una imagen de Arancibia en la protesta ante los 551 despidos de trabajadores designados irregularmente en la Municipalidad capitalina.

Hay denuncias de que en la Municipalidad hay hasta 5.725 empleados que tendrían residencia fuera de la Capital tucumana, y que la nómina incluye a candidatos, punteros y dirigentes del alfarismo en el interior tucumano. Por ello, no debiera sorprender que Arancibia se traslade desde Lules para apoyar la marcha.

Lo que sí llamó la atención fue que su padre, el ingeniero Daniel Esteban Arancibia acaba de ser designado como el flamante interventor del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento(Sepapys) por el radical José Ricardo Ascárate, nuevo Secretario de Energía y Servicios Públicos de Tucumán. Esto confirmaría lo que a todas luces para ser tan solo el comienzo de algo más grande y grave.

Y es que, además de tener dirigentes políticos infiltrados, también contaría con su tradicional blindaje mediático que formaría parte de un plan de desestabilización pergeñado por el propio Germán Alfaro varias semanas antes de dejar el poder a su sucesora Rossana Chahla. De esta forma, la “operación pudrirla” tendría también una pata mediática.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Esto se debe al hecho de que el macrista aspiracional de Germán Alfaro visitó los estudios del centenario diario -que nada dijo de  su gestión de dos períodos sin rendir cuenta alguna- después de dejar la Capital sumida en el caos y con miles de ñoquis. Acusó de “falta de empatía” a Rossana Chahla por dar de baja los nombramientos irregulares que él hizo dos meses antes de dejar su cargo y aseguró que el municipio necesita más personal.

“Por eso vine acá a este programa, para mostrar el municipio que dejé”. Con estas palabras Germán Alfaro justificó nuevamente su presencia en los estudios de La Gaceta, lugar que aprovechó para salir a acusar a Rossana Chahla de no tener “empatía y sensibilidad” por haber dado de baja los nombramientos irregulares que se realizaron en los últimos 60 días de su gestión al frente de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán.

Y es que cuestionó la época en la que la actual Jefa Municipal tomó la decisión de dar de baja a estas personas, pero no así las razones de esta medida: “Si hay algo criticable es la oportunidad, más en el contexto social en el que estamos. Echar a la gente antes de navidad y fin de año es no tener un poquito de empatía, sensibilidad. Hay mucha gente que ha tomado créditos, que se ha endeudado y programó su vida en base a esos ingresos”.

“Y no estamos hablando de ingresos superiores. El sueldo o salario de la municipalidad son 200, 230 mil pesos que deja de percibir los sueldos”, se quejó sobre los bajos salarios del municipio. “Y después el hecho de que quieren endilgarme que hay 1.777 ñoquis. No hay capacidad física para meter en el municipio en seis meses esa cantidad de gente”, se defendió sobre el personal que nombró entre junio y octubre, tras su derrota en las elecciones provinciales.

En ese sentido, comenzó a enumerar las obras que llevó a cabo y para la que se necesitaba más personal. Toda esta situación, según Alfaro, se debe a la larga transición que existió entre los comicios provinciales y la asunción de las autoridades. “Estos son los problemas de las largas transiciones, donde hay un electo y uno que tiene obligaciones que cumplir”.

“¿Por qué no se reunió con Rossana Chahla?”, le preguntaron, a lo que respondió: “Deberías preguntarle a ella. Yo la invité y no quiso, por eso vine acá, a este programa, para mostrar el municipio que dejé”, aclaró. “Creo que somos la primera institución pública que abrió los libros, lo que traje no fue escrito por mí, sino le dejé a Stanich toda la documentación oficial del ministerio de economía, lo que ingresa de coparticipación provincial y nacional”.

“De planilla salarial tenía $1435 millones, que era un 27% de todos los ingresos. Te quedaba un 72% de libre disponibilidad porque poner en funcionamiento el municipio cuesta mucha plata”, detalló. Y agregó: “He dejado el municipio con 6.700 empleados, estoy por debajo de la media que necesita un municipio que tiene 750 mil vecinos. El municipio necesita más, pero tenes que ver cómo pagar”.

“No deje deuda bancaria, cheques diferidos. Mejor de la forma que dejamos el municipio, no podría haber sido. Es importante cuando uno inicia una gestión mirar hacia adelante, porque si te detenés vas a perder tiempo”, aconsejó a la intendenta Chahla haciendo referencia a las auditorías que encargó sobre la pasada gestión alfarista.

Por último, y como si no hubiera sido lo suficientemente hipócrita hasta aquí, Germán Alfaro aseguró que entre el personal que fue dado de baja por haber pasado a planta permanente de manera irregular “hay gente con discapacidad, autistas, con problemas de motricidad y con certificado en su legajo; con tratamiento oncológico, embarazadas…”.

“Se enredaron mucho tratando de buscar no sé qué. Yo les dije a estas personas que ya no estoy en la municipalidad. Yo no deje ñoquis y si lo hay que los corran. Ahora que digan que hay 1700 ñoquis. A esta gente que titularice es la gente que ocupa lugares en las reparticiones que se abrieron”, afirmó. “El municipio sí necesita más empleados, pero no se trata de sacar uno por otro. Hubiera querido trabajar siempre con más personal pero no se podía porque había que cuidar el presupuesto. A mí no me ayudaba nadie”, cerró.

De esta manera, Germán Alfaro dejó en claro que el ruido que su intentona golpista estaba ocasionando en el mundo político lo llevó a tener que aclarar en sus medios amigos excusas para alentar el golpismo contra la nueva gestión en el Municipio que tuvo secuestrado por casi una década, la década perdida para la ciudadanía capitalina. Sin embargo, en vez de aclarar, oscureció un panorama en el cual la única luz que se avizora es la de la chispa del golpismo institucional.

Dejanos tu Comentario