Vacunación Dengue

Huracán no tuvo piedad con Atlético Tucumán y lo venció 4-0

El equipo de Sava fue una sombra y se despidió de la Copa de la Liga dejando una pálida imagen.

Atlético - Huracan
FOTO DE MATIAS NAPOLI ESCALERO (ESPECIAL PARA LA GACETA)
Vacunación Dengue

“¡Qué noche, Teté!, solía decirle Roberto Giordano a la conductora Coustarot durante sus renombrados desfiles de modas en Punta del Este. Parafraseando, ¡qué noche de terror, Atlético! en Parque de los Patricios. Huracán lo goleó por 4-0 a Atlético Tucumán y lo dejó medio groggy justo en la antesala de las mini vacaciones forzadas por quedar fuera de los playoffs de la Copa de la Liga.

Todo lo que podía salir mal en los primeros 45 minutos, salió. Gol tempranero, crasos errores individuales, falta de funcionamiento colectivo y hasta viento en contra. Para colmo, se enfrentó a una versión del conjunto de Frank Kudelka muy mejorada a partir de aquella victoria sobre River hace un par de semanas.

Asistencia Pública

Lluvia, ráfagas, alerta meteorológica en CABA: era una noche mucho más propicia para disfrutar de un maratón de series cómodamente sentado en el living de la casa que para ir a la cancha para ver en vivo un partido en el que había poco y nada en juego.

Cumplimos

Y sin embargo, sentenciada la goleada, los pocos hinchas del “globo” que desafiaron el mal tiempo terminaron empapados pero felicitándose por su fidelidad. Mientras, los simpatizantes del “decano” apagaban descorazonados la tevé por la pésima despedida del torneo que tuvo su equipo.

Planta Asfáltica

Esta vez nada le funcionó al equipo de Facundo Sava. El técnico repitió equipo por quinta vez consecutiva, pero el  “decano” fue una sombra en el Tomás Adolfo Ducó y encajó una goleada tal como había sucedido en las dos primeras presentaciones del “Colorado” en el banco tucumano.

A propósito: hubo silbidos copiosos para Sava cuando fue anunciado por los altoparlantes. En las redes, durante toda la jornada, los hinchas del “globito” cargaron las tintas contra el actual técnico del “deca”, a quien responsabilizan por el fallido inicio de Huracán en la Copa de la Liga (cuatro puntos sobre 18).

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

“Con más razón, hoy hay que ganar”, decía un posteo en relación al “Colorado”. Y parece que Lucas Carrizo los hubiera escuchado. Fue una delicia ese zurdazo al ángulo de José Devecchi, una obra de arte de tiro libre del lateral izquierdo, su especialidad.

Lo bueno: iban apenas tres minutos de juego. Lo malo: iban apenas tres minutos. A priori, le sobraba tiempo a Atlético para revertir la historia que había arrancado torcida. Pero también representaba un gran desafío para la visita sobreponerse a tamaño impacto, en medio de condiciones difíciles (el césped aguantó bastante bien el aguacero, pero la pelota salía disparada en cada pique).

Y el “decano” no pudo. El tropezón de Guillermo Acosta en una salida que derivó en el preciso zurdazo de Ignacio Pussetto al primer palo de Devecchi para el 2-0 preanunció la goleada que terminaría concretándose antes del entretiempo.

Y como cuando la mano viene torcida suele torcerse todavía un poco más, Atlético tuvo una triple ocasión ‘tipo flipper’ increíblemente malograda por Justo GianiMarcelo Estigarribia y Mateo Bajamich, con travesaño e intervenciones rivales incluidas.

Un rato después, Devecchi cometió un penal innecesario que Pussetto cambió por gol. El peor primer tiempo de la era Sava quedó corporizado.

Al “Colorado” no le quedaba otra que pegar un golpe sobre la mesa buscando una reacción. Y en el intervalo movió el tablero por triplicado. Con Nicolás CastroJoaquín Pereyra Mateo Coronel en cancha, el equipo mejoró algo su cara. En particular, el exArgentinos puso en aprietos al arquero Hernán Galíndez más de una vez.

Huracán sintió el cambio de energía de su rival. Y el conjunto de Kudelka se entregó al proyecto de ampliar su ya de por sí amplia ventaja jugando de contra. Y Atlético se quedó en los umbrales, ni siquiera logró el merecido descuento, el gol del supuesto honor deportivo, algo más mancillado todavía con ese cabezazo de pique al suelo de Carrizo que llegó a la red ante la falta de respuesta de Devecchi.

Al “decano” solo le queda esperar que Independiente Rivadavia no venza el lunes a Vélez para evitar el descrédito de cerrar el torneo en el sótano de la tabla de su zona.

Dejanos tu Comentario